Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

La experiencia de Ade en las Jornadas de Ilustratour

Noticias  · 

La experiencia de Ade en las Jornadas de Ilustratour

Después de vivir in situ el Ilustratour de este año, las jornadas de ilustración de las que ya os hemos hablado desde boolino que se realizan en Valladolid todos los veranos, tengo toda una caja llena de ideas y dibujos que me gustaría describiros. La idea es haceros llegar, aunque sea un poco, todo lo que allí se vio, se oyó, se vivió y se sintió. Son muchas pero intentaré describiros todos esos momentos.

Os comento que tengo una caja porque el Ilustratour de este año llevaba por nombre “De mudanzas”, así que todo eran cajas y más cajas, llenas de ilusiones que nos llegaron a todos. Como desde boolino intentamos daros herramientas para fomentar la lectura en familia, para fomentar la creatividad y la imaginación, me decanto por empezar a explicaros lo que se vivió en Ilustratour familiar.

Este nuevo espacio creado para que todas las familias, niños y adultos, disfrutaran de la ilustración y de los libros ilustrados. Para ello se creó un festival repleto de actividades como exposiciones, talleres, cuentacuentos, títeres, encuentros con la lectura, firmas “preciosas” de los autores, conciertos, teatros… vamos, un no parar, donde todos desde los más pequeños hasta los más mayores se lo pasaron a lo grande.

Si empezamos realmente por el principio, la diversión ya estaba en la elección de la actividad. Os explico, en el programa de papel nos encontrábamos con un recortable de origami, como el que os enseño en la imagen. Así que el primer taller nos lo hacíamos nosotros y luego a elegir un número y un color. Os aseguro que la idea gustó, aunque lo de elegir las actividades era difícil, más que nada porque hubiese ido a todas, cosa imposible sino tenías el poder de clonarte.

Me duele no poder explicarlas todas, pero ni pude clonarme (ya hubiese querido) ni tengo espacio para ello porque fueron muchas y todas muy creativas. Violeta Monreal nos dejo alucinados con sus creaciones de papel, donde participaban todos. Javier Sáez Castán (Los tres erizos, Ekaré o Soñario, Océano Travesía) realizó el taller para ilustrar dormido titulado Lea, sueñey sobre todo, sea feliz. Con Ester García (Por qué los gatos no llevan sombrero, Thule) hicimos un montón de gatos con sombreros de todas las maneras posibles. Con Raquel Díaz Reguera creamos besos y más besos para antes de merendar (Un beso antes de desayunar, Lóguez) o princesas nada aburridas de color casi rosa (¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?, Thule). Y luego tenemos los cuentos que nos narraron Pep Bruno (La siesta de los enormes, OQO, o Los caminos de los árboles, La Fragatina) o Margarita del Mazo (Hamelin, La Fragatina; No me comas, OQO).

Escuchándoles te das cuenta de que la narración oral es una tradición y siempre estará ahí, es diversión, emoción, humor… es compartir una historia y hacerla vivir y sentir a todos los que escuchan. Solamente puedo darles las gracias a los dos porque me lo hicieron pasar genial. Si tenéis la oportunidad de escucharles no os los perdáis.

Talleres de creación de libros como el de Montse Gisbert a través de Tándem edicions, otros para crear pop-ups con Paloma Corral… Un taller súper divertido para aprender a conducir, sí, estáis leyendo bien, conducir… todo en manos del autor del libro Conducir es fácil (A buen paso), Fernando Pérez Hernando. Solo había que coger el volante y dibujar, digo el lápiz y los colores y dibujar. Arianna Squilloni, responsable de la editorial A buen paso y autora del libro En casa de mis abuelos de la editorial Ekaré dio una guía práctica para todos los públicos sobre el arte de leer cuentos. Seguro que muchos padres tomaron buena nota de lo que allí se contó. Con la simpática ilustradora Mónica Gutiérrez Serna (82 ojos y un deseo, Thule) continuamos dibujando, así como con Javier Zábala (El gato con botas y Hamlet, Nórdica) y su taller de dibujos y manchas. Otras editoriales como Sieteleguas o 27 letritas también nos ofrecieron talleres de creación de cuentos.

Y, por último, la gran sorpresa, Hervé Tullet, autor de Un libro y otros tantos más. Tullet supo hacer que todos los presentes se integraran en la actividad, que interactuaran, que dibujaran en la pared, que dibujaran en el suelo y que sólo con garabatos, o flores, o simples trazos, se creara una maravilla de murales que luego decoraban la sede de Ilustratour familiar, el LAVA de Valladolid. Os dejo algunas imágenes pero os recomiendo el blog De cuentos y de galletas de Nohemí, donde tenéis más información y vídeos.

Si podéis asistir el año que viene, yo no me lo pienso perder.

por Ade Cabo

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: ilustratour, ilustrar, valladolid, ilustratour familiar, lectura infantil, fomento de la lectura infantil, cuentos infantiles, libros infantiles

Comentar post

Ade

Un gran experiencia! recomendable el Ilustratour familiar, merece la pena, aún haciendo muchos kilometros. Una gran fin de semana en familia!

Nohemí

Qué estupendo artículo, y muchas gracias por citarme!! Lo acabo de descubrir y me ha hecho muchísima ilusión, me alegro de que te hayan gustado mis fotos, la próxima vez tenemos que conocernos y hacernos una juntas!!