Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

boolino entrevista a Isabela Méndez

Entrevistas  · 

boolino entrevista a Isabela Méndez

Por Cayetana Sanz (TRIVIUM Gestió Cultural) 

"El cuento es un arte vivo que se sustenta en la respiración y el pulso de quien narra y de quien escucha, en un delicioso y delicado equilibrio."

Escritora, poeta, ilustradora y narradora oral para público adulto y niños. Pero por encima de todo, actriz.  El teatro y la música se cuelan en todas sus sesiones y al servicio de las palabras Isabela desata un universo poético en quienes la escuchan, con independencia de la edad que tengan. En esta entrevista vamos a conocer un poquito más acerca de ella y de sus sesiones infantiles.

 

 

Isabela, en todos tus escritos y cuentos late la poesía y el canto. ¿Cómo los reciben los niños?

Yo creo que los niños viven en un universo poético. Por lo general reciben la poesía con cariño. Y en el caso de mis sesiones infantiles, me gusta que la poesía, que ya propone una melodía, se convierta en canto. Para los pequeños es muy llamativo, porque la melodía de alguna manera alude a lo orgánico y así la aventura resulta mucho más lúdica.PortadaWeb1

¿Es acaso un juego?

Es la dimensión lúdica de lo poético. Los niños viven la poesía como un juego, la reciben por lo general, con asombro y con alegría. Si los niños son extrovertidos suelen engancharse, es fácil que te acompañen con las palmas si la canción es rítmica. Y es un formato lindo, ideal para darle también otros matices a la narración, y que no esté únicamente fundamentada en el habla. En todo caso, yo creo que los niños viven en ese universo poético en el que le hablan a las cosas: dialogan con una flor, son capaces de tener conversaciones muy serias con un árbol, de dejarse distraer por una mariposa, de jugar con amigos imaginarios, de hacer asociaciones que no necesariamente desde el punto de vista de un adulto y de un razonamiento intelectual tienen sentido pero que para ellos sí lo tiene. Y la poesía juega mucho con asociar elementos que en lo cotidiano no van juntos. Eso para los niños es lo natural. 

¿Necesita la poesía para niños un tratamiento especial?

La poesía para niños ha de estar de alguna manera dirigida a ellos. O porque el contenido sea fácil de digerir, que tenga que ver con su imaginario, o porque tú hagas un juego rítmico. En este caso el canto ayuda a que el terreno esté preparado para brindar entonces algo que no necesariamente es fácil de desgranar por ellos, pero que al engancharse a la música, les llega por otra parte.

Tus sesiones se fundamentan en tus propios textos, puesto que tu eres la autora de tu repertorio. ¿Qué tres palabras definirían una sesión de cuentos de Isabela Méndez?

Sí es verdad que la gran mayoría de los cuentos que narro son míos, pero también tengo cuentos de tradición oral y algunas versiones de clásicos. A mí me gusta más que me definan los que me ven o los que me sienten, si es que se trata de definir, porque  ciertamente mi visión es diferente, lo que yo siento no es necesariamente lo que se recibe. Si me tocara definir en palabras cortas, yo diría que una sesión mía se fundamenta en el humor, en buscar transmitir valores positivos, de inclusión y en lo teatral.

Flores-humanasTe importa la inclusión…

Me importa la integración de la gente en la sociedad, me importa que se mezclen los grupos, y que se mezclen desde lo más sensible, somos seres humanos. También quiero resaltar que creo que la narración oral es ideal para incluir a gente con discapacidad visual. En este tipo de espectáculos una gran parte del peso lo tiene la palabra y aunque el gesto acompaña, no es imprescindible para disfrutar del cuento.

Háblame de lo teatral en tus sesiones infantiles.

Si bien sé que hay muchos narradores que no recurren a esa herramienta, en mi caso sería casi imposible. He realizado algún ejercicio de no hacer teatral el cuento, pero yo provengo de la escena, fui formada en el teatro, y creo que si yo tengo eso en mi caja de herramientas sería un tanto absurdo no utilizarlo. Sobre todo porque con los niños el tema de caracterizar voces, personajes, acentos, suele ser muy llamativo y ayuda a aportar dinamismo a las historias.

Me gusta romper el hielo, transmitir matices, invitar a diferentes personajes a que pasen por mi piel, siempre al servicio del cuento.  Suele ser un puente para generar la interacción, la sensibilización, la risa. Me gusta saber que el otro también participa en el cuento, me gustan las retahílas, me gusta esa sensación de incitar al niño a que vuele.

También en los cuentos hay otra manera de hacer poesía, hablo de la poesía visual, a través de elementos físicos. Y aunque yo no soy para nada una experta en el tema, tengo la certeza de que a veces inyectan una enorme riqueza. Es cierto que este tipo de recursos se aleja de la narración purista, que se concentra en lo verbal, en la palabra hablada. Pero yo estoy a favor de la fusión de lenguajes, creo que las artes están ligadas y que para ciertos artistas, poner murallas entre ellas, coarta el acto de creación.  

Los títeres, los dibujos, una caja, un sombrero o cualquier elemento usado con tino, puede enriquecer la narración. Yo utilizo eventualmente algún títere o dibujo en mis sesiones, pero siempre con bastante recato, porque el manejo de objetos es un campo que respeto mucho, que admiro, y en el que no he ahondado demasiado. Suelo utilizar también algún instrumento musical, por ejemplo: maraquitas en la poesía rimada, que para los niños siempre es más juguetona que la poesía en prosa.

¿Cómo calibras que los niños están respondiendo?

Hay dos elementos fundamentales y que además pueden resultar contradictorios: el silencio, laCaptura de pantalla 2013-03-27 a las 10.40.20 escucha y la intervención. Tu puedes percibir si la cosa va funcionando en parte por el grado de silencio, sobre todo si en las sesiones hay niños muy pequeños. Y el otro indicio claro de que está funcionando es precisamente lo contrario, que intervengan, pero que intervengan no caóticamente, si no en el ritmo de la narración y que tú puedas seguir hilando la historia. Que intervengan cuando tú preguntas, que sigan con las palmas el ritmo de la canción, o que de pronto tengan una imagen muy clara de lo que estás diciendo en el cuento y se atrevan a decirlo en ese preciso momento.

¿Cuál es el requisito fundamental para una sesión de cuentacuentos de niños ideal?

Que el espacio sea acústicamente adecuado, que no haya distracciones ni acústicas ni visuales para los pequeños, que sea un lugar protegido del ruido y del paso de la gente, ya que los niños suelen distraerse con facilidad. Que los padres o representantes tengan consciencia sobre lo indispensable que resulta apostar por la escucha. El cuento no funciona como la televisión, necesita del respeto y la complicidad de quienes comparten ese momento. Es un arte vivo y se sustenta en la respiración y el pulso del que narra y el que escucha, en un delicioso y delicado equilibrio. Quizás el requisito fundamental es niños con ganas de escuchar historias. ¡Eso gesta cualquier milagro!

Puedes encontrar a Isabela en su blog: “Del Vientre de un Tintero”

http://isabelamendez.com/blog/

 RHM 5-1 230 x 50 patrocinio blog Salamandra 5-3 230 X 50 0213  junie

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: boolino, entrevista, isabela méndez, narración oral, cuentacuentos, poesía, poesía infantil

Comentar post