Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

boolino entrevista a Marta Luna

Entrevistas  · 

boolino entrevista a Marta Luna

"Ante tanta banalidad, rapidez, superficialidad... que nos rodea practicar una actividad como la lectura nos permite desarrollar capacidad reflexiva, capacidad de mirar nuestro interior..."

Marta Luna es maestra por la Escuela Normal de Magisterio de Barcelona, profesora de catalán por el ICE de la UAB, titulada en Pedagogía del Ocio y Animación Sociocultural y ha participado, además, en numerosos cursos de reciclaje profesional, congresos y simposios.

Ha dedicado su vida profesional a la pedagogía y a la literatura. Tiene una amplia experiencia en la enseñanza, en todos los niveles educativos. Conoce bien el mundo editorial, ha sido editora de material para la enseñanza y de literatura infantil. En la actualidad se dedica a la formación de profesorado y es colaboradora habitual del ICE de la UB y del de la UAB. Es asesora pedagógica de Barcelona Multimedia y profesora de la Escuela de Escritura del Ateneu Barcelonès. Participa en el proyecto pedagógico Patrimonia'm del Museo de Historia de la Ciudad de Barcelona, en calidad de coordinadora pedagógica.

Ha publicado ensayos sobre didáctica del lenguaje, materiales destinados al aprendizaje de la lengua y libros destinados al público infantil. Por uno de estos libros recibió el premio Serra d'Or en 2002, conjuntamente con Picanyol y Toni Matas. Ha sido miembro del jurado de numerosos premios literarios. Colabora habitualmente con la revista Atril, como crítica.

¿Cómo te defines profesionalmente? ¿Y como lectora?martaluna

Profesionalmente puedo decir que me he pasado la vida en un aula. He dado clase en todos los niveles de educación reglada, he trabajado con adultos, hago formación de profesorado, doy clases de escritura en el Ateneu Barcelonès... toda la vida.

Soy lectora habitual y fascinada por la lectura, pero debería hablar de épocas, momentos y circunstancias. Por ejemplo: leo mucha literatura infantil porque me gusta, porque me interesa, porque la profesión me obliga, también leo lo que todavía está a medias en la Escuela de Escritura... y eso hace que en vacaciones tenga verdadera necesidad de lectura adulta. Me gusta seguir los autores en lengua catalana contemporáneos, que ves que empiezan a resultar interesantes, me gusta leer y releer autores europeos casi para comprobar que siguen interesándome. Pienso en Stefan Zweig, Michel Tournier, algunos clásicos...

Leo prensa a diario, suplementos literarios, libros sobre comunicación y lenguaje... Y ahora, quizá porque cada día soy un poco más grande, me gusta leer filosofía, ensayo...

Has estado buena parte de tu vida rodeada de libros, ¿a quién le debes tu amor por ellos?

Primero de todo a mi familia. Viví mis primeros once años en una casa en la que había muchos adultos. Todos leían, cosas diversas, niveles diversos, pero todos leían. Era un hecho natural. No había ni tiempo ni dinero para muchas cosas, pero nunca me faltaron libros para leer.

De manera muy especial, mi padre me hizo coger amor al lenguaje: los juegos de palabras, los diálogos absurdos, los oxímoron, la memorización de poemas y canciones forman parte de mis recuerdos con él, mientras hacíamos el trayecto diario en metro.

¿Cuáles fueron tus primeros pasos como lectora? ¿Qué lecturas fueron más decisivas en tu infancia?

Cuando yo era pequeña, podríamos decir que no había literatura infantil. Todo se limitaba a la colección "Cadete", los libritos "Pulga", los clásicos "Araluce" y alguna colección destinada a las niñas -ahora no recuerdo el nombre- donde podíamos encontrar historias lacrimógenas y moralistas. Tuve la sensación de tener en las manos algo que me interesaba cuando leí Mujercitas. Yo quería ser Jo. Yo quería pasar el día arriba de un manzano leyendo como ella. Yo quería ser escritora como ella. Fue mi primer "personaje".

¿Cómo comienza tu relación con el mundo de la lectura y la investigación de la LIJ?

De una manera bastante casual, casual significa que no hubo una intención de entrar, sino que me lo fui encontrando. Hasta principios de los ochenta yo era maestra de escuela primaria. Quería comunicar a mis alumnos mi pasión por la lectura. Organicé la biblioteca de la escuela, hicimos instaurar unos sistemas de préstamo de libros, yo leía en voz alta a la clase... El sentido de responsabilidad de esta tarea me llevó a leer yo antes todo lo que después daba a los alumnos. Así entré en contacto con los primeros libros de La Galera, las traducciones en castellano de Juventud y Noguer, los autores europeos que nos empezaban a llegar. Cuando dejé la escuela ya tenía inoculado el virus de la literatura infantil y el azar, sólo el azar, me llevó a trabajar en una editorial escolar que también editaba literatura infantil. Fue el punto definitivo.

¿La tarea que se hace desde las universidades está suficientemente reconocida por la sociedad?

Pienso que no está reconocida porque, de forma general, no se sabe que se hacen estudios sobre literatura infantil. Es más, yo creo que hay poca gente que piense que la literatura infantil haya de ser objeto de estudio.

201306071320 0001

Autora: Marta Luna // ISBN: 9788424658083

Cuéntanos por qué es importante la promoción de la lectura en la primera infancia.

De entrada, porque como lectora niña que un día fui, pienso que ninguna criatura debería perderse este placer. Segunda, como maestra sé los beneficios que otorga, al aprendizaje en general, disponer de un buen bagaje lingüístico. Y, finalmente, ante tanta banalidad, rapidez, superficialidad... que nos rodea practicar una actividad como la lectura nos permite desarrollar capacidad reflexiva, capacidad de mirar nuestro interior...

En una de tus conferencias hablas de leer para vivir, explícanos por qué es importante leer actualmente.

A veces no tenemos suficiente presente que leer es una actividad intelectual compleja. Cuando leemos se ponen en marcha un montón de capacidades de nuestro intelecto como relacionar, categorizar, inferir... Algunas de estas capacidades se desarrollarían exactamente igual haciendo otra cosa, pero algunas son muy propias de la lectura. No leer equivale a desaprovecharlas o -peor aún- atrofiarlas. Vivimos en un mundo alfabetizado, las informaciones circulan por escrito, las relaciones sociales en Internet están escritas... ¿como lo harán las personas que no tengan un buen dominio de la lectura en todos los campos?

Como pedagoga, maestra y experta en literatura y en el fomento de la lectura, ¿qué te parece un proyecto como el de boolino, en el que intentamos ayudar a los padres a fomentar la lectura comprensiva en sus hijos y convertirlo en un hábito?

¿Qué he de opinar yo que he empezado por decir que mi bagaje familiar de inicio me dio la clave de lo que he sido capaz de hacer y lo poco o mucho que soy ahora?

Por razones diversas, hay muchos padres que ven la necesidad de ayudar a los hijos, de estar a su lado en esta y en muchas otras cosas, pero no saben cómo hacerlo. Cada vez se hace más necesaria la mediación y el apoyo de los especialistas. Esto es boolino.

En boolino estamos convencidos de que tenemos que conseguir que las niñas y los niños lean más, para que se diviertan y, además, cuando sean adolescentes y adultos sigan haciéndolo y hayan desarrollado más sus capacidades cognitivas. ¿Qué les recomiendas a los padres que quieren que sus hijos sean buenos lectores?

Fundamentalmente que les pongan libros al alcance. Si los pueden comprar, que los compren, y si no que los vayan a buscar a la biblioteca. Que les acompañen en la lectura, no que les hagan de maestros, sino que les acompañen, es decir, que pongan su regazo a disposición del hijo que quiere que le lean un cuento, o que necesita todavía que le ayuden porque no sabe o, sencillamente, que quieren compañía mientras leen.

Y, sobre todo, que no conviertan la lectura en una obligación sino en un hábito placentero adquirido que permite un rato de tranquilidad, de silencio, de concentración, de intimidad...

¿Qué les dirías a los padres que no están preocupados por si sus hijos leen o no y están más tranquilos mientras les dejan viendo la televisión o jugando con las consolas?

Como he oído decir a algunas maestras muy bregadas cuando intentan sensibilizar a los padres al respecto: Yo os lo digo por vosotros, yo tendré a tu hijo un solo curso y vosotros os lo quedaréis para toda la vida. Vosotros mismos...

Y es que los padres tienen responsabilidades que no pueden eludir. Las escuelas, los institutos, los centros recreativos, las bibliotecas... no hacen, no pueden hacer milagros. Trabajan con la materia prima que les llega y la calidad de esta materia prima depende de lo que pasa en casa. Todo lo que hacen los demás se coloca sobre esta base y si la base es débil o no hay... pasa lo que pasa.

¿Cómo imaginas el mundo del libro en unos años? ¿Y el del libro infantil para pre-lectores y primeros lectores?

Yo creo que la discusión, la dificultad, el debate del futuro... no está en cuál será el apoyo ni en qué y cómo se leerá. La cuestión es qué debemos hacer para aumentar los índices de lectura, y de rebote, los de éxito escolar, los de conocimiento de lenguas extranjeras, los de consumo cultural, los de capacidad de reflexión, discusión y análisis, etc.

Y, por último, y abusando de la oportunidad brindada, nos atrevemos a pedirte que nos recomiendes algunos libros para conseguir despertar en nuestros pequeños el amor por la lectura.

En estos aspectos soy muy clásica y voy a toque seguro: ElmerFrederickEl topo que quería saber..., y todos los cuentos populares, que por eso son populares, porque hace muchos años que funcionan.

Muchísimas gracias por tu tiempo y atención, desde boolino te ofrecemos un espacio para compartir inquietudes y conocimientos con nuestros seguidores cuando quieras.

Enlaces:

- Escola d'Escriptura

- Charla: "Llegir i escriure per viure" en la Escuela Can Manent (2.011)

Publicaciones:

- Luna, Marta y Duran, Teresa. Un i un i un… fan cent! Barcelona: La Galera, 2002.

RHM 230x50 1305 v03 Salamandra 5-3 230 X 50 0213  junie

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: entrevistas en boolino, marta luna, literatura infantil, pedagogía, educación, crianza

Comentar post