Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Entrevista a Núria Ventura

Entrevistas  · 

Entrevista a Núria Ventura

Responsable de Serveis Bibliotecaris de la Gerència de Serveis de Biblioteques de la Diputación de Barcelona.

Núria es bibliotecaria, licenciada en Pedagogía. Postgrado en Gestión de Bibliotecas.

Hasta el año 1985, directora de una biblioteca pública y de una biblioteca infantil. Desde el año 1986 al 1995 Directora de la Xarxa de Biblioteques Populars de la Diputació de Barcelona y posteriormente en diferentes cargos de gestión bibliotecaria.

Secretaria de la Junta de la Associació de Bibliotecàries de Catalunya que más tarde se convertiría en el Col·legi Professional de Bibliotecaris- Documentalistes de Catalunya. Crítica de Literatura infantil en revistas y diarios: Avui, El País, Cuadernos en Pedagogía, etc.

Miembro de diversos jurados de literatura infantil y juvenil; Premio de la Generalitat de Catalunya al mejor libro infantil, Apel·les Mestres, Crítica Serra d’Or.

Publicaciones:

Setzevoltes: recull de contes per narrar. Con Teresa Duran. Ed. Graó. En castellano: Cuentacuentos. Siglo XXI Editores, entre otras.

 

Núria, ¿Cómo te defines profesionalmente? ¿Y como persona?

Una bibliotecaria afortunada por haber podido trabajar la profesión desde diferentes campos: al principio en primera línea, atendiendo público de cualquier edad, en una labor enriquecedora y creativa. Y más tarde, desde ya hace más de 25 años, en la gestión de la Xarxa de Biblioteques de la Diputación de Barcelona, contribuyendo desde diferentes responsabilidades al importante cambio experimentado por las bibliotecas públicas.

Como persona... creo que soy optimista, tenaz, poco ordenada, independiente, amiga de mis amigos, abierta a los cambios...

¿Habiendo hecho gran parte de tu vida envuelta de libros, a quien debes tu amor por las historias y por los libros?

Supongo que hay una parte innata, desde muy pequeña ya me encantaba leer y podía pasar horas en cualquier rincón devorando libros. Los libros hacían volar mi imaginación y como era hija única, encontraba el ellos viajes y aventuras que no veía en mi vida cotidiana.

¿Cuáles fueron tus primeros pasos como lectora?¿Qué lecturas fueron decisivas en tu infancia?

En casa encontré libros antiguos de mi madre en catalán, gracias a los cuales aprendí a leer en catalán. Recuerdo especialmente El gegant dels aires una novela de Folch i Torres, la primera novela juvenil que leí entera en catalán. También leí todas las pequeñas novelas de Enid Blyton (Series Aventuras y Misterios) que representaron una importante rotura con la literatura ñoña y moralizante de la época. Y Las Aventuras de Guillermo Brown que tenían en casas de unos tíos míos. Más adelante seguí con las novelas de la biblioteca de mi padre. Era un poco todo terreno.

De tu colección histórica de libros infantiles catalanes, ¿destacarías alguno que signifique algo especial para ti?¿O que haya supuesto mucho esfuerzo encontrarlo?

De hecho, no soy una coleccionista ad-hoc, empecé acumulando libros infantiles cuando hacía mi tesina sobre Bibliografía històrica del llibre infantil català 1939-1970. Después, buscando entre estanterías familiares y adquiriendo algunos libros en los Encants o en el Mercat de Sant Antoni, he incrementado la colección de libros antiguos. Pero querría moderarme porque tengo una amplia colección de libros infantiles de los años 70 a los 90 que vienen de cuando me dedicaba a hacer crítica de libros infantiles para medios de comunicación y que me ocupan una buena parte de las paredes de la casa (y vivo en un piso muy amplio del Eixample). En lo referente a escoger algo en concreto, la pequeña colección de libros de Lola Anglada (En Peret, La Margarida,...) de esta magnífica e injustamente olvidada ilustradora, como muchos dibujantes de la época, y también un libro muy bonito, de Blaise Cendrars: Petits contes negres pels infants dels blancs, con ilustraciones de R.C. Ricart (Ed.Proa 1929). También le tengo mucho cariño a Peter Pan y Wendy, en una edición de la Editorial Juventud de 1934, aunque está en castellano.

¿Cómo y cuándo se inicia tu relación con el mundo bibliotecario?

Estudié para bibliotecaria (una carrera femenina en esa época) un poco por eliminación, porque no me atraía dedicarme a la enseñanza y las ciencias no me interesaban. Al acabar la carrera tuve muchas dudas porque en aquella época cantaba con un grupo de canción infantil “Ara va de Bo” y evidentemente era mucho más divertido ir cantando por los pueblos que encerrarse en una biblioteca con pocos recursos. Pero obtuve una beca para trabajar en la Biblioteca infantil de Clamart, al lado de París, donde pude comprobar como podía ser una biblioteca moderna, activa, participativa y comprometida con el entorno. Y volví a Barcelona con ganas de implementar ese modelo u otros que supusieran un cambio para lo que hasta entonces eran las bibliotecas públicas de aquí.

¿Cuál es el papel de las bibliotecas en nuestra sociedad?¿Y el de los/as bibliotecarios/as?

Las bibliotecas dan muchas oportunidades a todo el mundo: adquirir conocimientos, ampliar horizontes, facilitar el ocio, familiarizarse con nuevas tecnologías, conocer mejor el entorno y la cultura propios, relacionarse con otras personas de cualquier edad o nivel...

Creo que no hay otro equipamiento tan interdisciplinar e intergeneracional como la biblioteca pública, un lugar donde tienen cabida desde el investigador o el científico, hasta el bebé a quien su madre o el padre le enseña un libro de imágenes, pasando por inmigrantes que encuentran la facilidad del acceso a Internet o los abuelos que van cada día a leer el diario.

El papel de los bibliotecarios no es fácil; pero lo considero apasionante: mediadores de la cultura, dinamizadores culturales, integradores sociales, siempre atentos a nuevos conocimientos y a cómo transmitirlos.

¿La sociedad reconoce suficientemente la labor que hacen las bibliotecas?

Creo que actualmente la gente conoce más el papel de las bibliotecas y la prueba es que, cuando los municipios hacen encuestas de valoración de sus servicios y equipamientos, las bibliotecas públicas siempre están en los primeros lugares. Otro tema sería si la gente es consciente de la labor de los bibliotecarios y bibliotecarias en la gestión y dinamización de las bibliotecas, porque es evidente que no es suficiente el construir un magnífico edificio y dotarlo de fondo, sino que el trabajo de los profesionales es esencial porque la biblioteca arraigue y se convierta en un servicio imprescindible.

En tiempos de crisis como el actual, ¿los usuarios de las bibliotecas aumentan?¿Y cómo os afecta en la gestión el disponer de menos recursos?

Hace unos años que los usuarios aumentan de manera consistente y las bibliotecas son un equipamiento muy importante para aquellos que no tienen trabajo o creen que han de mejorar su perfil profesional para seguir adelante. El hecho de tener menos recursos afecta al incremento del fondo (se compran menos documentos) y también a las plantillas de personal. Y eso se intenta paliar haciendo una selección muy detallada del fondo, organizando mejor el trabajo (esto quiere decir más carga de trabajo), usando cada vez más herramientas digitales (biblioteca digital, blogs, facebook, etc.)

En boolino estamos convencidos que hemos de conseguir que los niños y las niñas lean más para que se diviertan y, además, para que cuando sean adolescentes y adultos, sigan haciéndolo, y desarrollen más sus capacidades cognitivas. ¿Qué recomiendas a los padres que quieren que sus hijos sean buenos lectores?

Que lean con ellos, que empiecen desde muy pequeños explicándoles cuentos o mirando álbumes, porque es una de las actividades más agradables y enriquecedoras que se pueden hacer con los niños. Que los ayuden en sus primeros pasos cuando los niños empiezan a leer, igual que hacen cuando les ayudan a caminar. Que busquen un rato tranquilo (por ejemplo antes de ir a dormir) para hacer esta lectura conjunta. ¡Es un hábito que los niños no querrán romper nunca!

¿Qué les dirías a los niños o jóvenes a quien no les gusta leer (o eso dicen)?¿Cómo les animarías?¿Piensas que es algo perdido a ciertas edades?

Creo que quizás no han encontrado la lectura que les puede interesar. Muchos padres nunca hubieran pensado que sus hijos leerían libros tan gruesos como la saga de los de Harry Potter y menos desde los 8 o 9 años. Los hay que empiezan con cómicos, otros con revistas,... Una temporada en la que mi hija adolescente parecía poco interesada por la lectura, le leí Mi familia y otros animales y lo pasamos muy bien las dos, con las divertidas historias de la familia Durrel en Grecia.

¿Qué les dirías a los padres que no están preocupados por si sus hijos leen o no, y que están más tranquilos mientras les dejan ver la televisión o jugando con las consolas?

Pues que después no se quejen si les falta concentración en la escuela o tienen un lenguaje pobre a la hora de expresarse. Y evidentemente, esto repercute en los resultados escolares. Y que miren también qué programas ven sus hijos y donde se conectan. ¡Quizás no estarían tan tranquilos delante de ciertos contenidos y lenguajes!

¿Crees que se valora suficiente la literatura infantil y juvenil en todos los sectores?¿Y la tarea que se hace desde las bibliotecas para el fomento de la lectura?

La literatura infantil y juvenil siempre ha sido la hermana pequeña de la literatura, y es una buena prueba de ello la falta de espacios en los medios de comunicación. Cuando yo trabajaba  para los medios de comunicación de prensa escrita, siempre sufría por que si ocurría algo como la muerte de un escritor conocido, el artículo que saltaría de las páginas del diario o de la revista, sería el mío. Creo que quizás ha cambiado un poco; ¿pero cuántas veces se habla en la televisión de los autores de literatura infantil y juvenil? ¿Alguna televisión ha hecho algún reportaje sobre Maurice Sendak con motivo de su muerte? 

En cuanto a la labor que se hace desde las bibliotecas, creo que han aumentado su visibilidad, porque hay mucha actividad entorno al libro infantil (hora del cuento, talleres, presentación de libros,...) y los padres quedan muy satisfechos cuando llevan a sus hijos a estas actividades.

¿Crees que despertar la conciencia crítica y divertirse es conciliable cuando hablamos de literatura infantil y juvenil?

La diversión no está en absoluto reñida con tener espíritu crítico, además de que, desde el humor, se pueden hacer críticas del poder, de la injusticia... Pienso en, por ejemplo, los libros de Babette Cole, que son un buen ejemplo de ello.

En un mundo en que la tecnología está avanzando a una velocidad de vértigo, ¿cómo te imaginas el mundo del libro en unos años? ¿Y el del libro infantil para prelectores y primeros lectores? ¿Y el de las bibliotecas?

Veo que los niños se aferran con naturalidad a los teléfonos móviles, a los ordenadores, a las tablets y a todo lo que tenga una pantalla. Seguro que se incrementará la oferta de cuentos interactivos para niños desde las primeras edades. Pero no creo que esto elimine el soporte en papel, sino que pueden convivir de alguna manera. O eso es lo que espero...

Y para acabar, y abusando de la oportunidad brindada, nos atrevemos a pedirte que nos recomiendes algunos libros para conseguir despertar en nuestros pequeños el amor por la lectura.

Se hace difícil escoger solamente algunos; pero aquí os dejo algunos títulos de autores a los que aprecio de un modo especial:

El meu pare / Anthony Browne. Ed.  Fondo de Cultura Económica
Marecrits / Jutta Bauer. Ed. Lóguez
Carta per al Tigre / Janosh. Ed. Kalandraka
On és el llibre de la Clara? / Lisa Campbell Ernst. Ed. Joventut
Vamos a cazar un oso / Helen Oxenbury ; Michael Rosen. Ed. Ekaré
Madlenka / Peter Sís. Ed. Lumen
Allà on viuen els Monstres / Maurice Sendak. Ed. Kalandraka
Els amics de l’Elmer / David MacKee. Ed. Barcanova

Gracias por tu tiempo y atención, desde boolino te ofrecemos un espacio para compartir inquietudes y conocimientos con nuestros seguidores cuando quieras.

http://www.diba.cat/chilias/
http://bibliotecavirtual.diba.cat

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: Nuria ventura, fomento de la lectura infantil, bibliotecas

Comentar post

Teresa

Me siento muy identificada con cada una de las respuestas. Me gustaría compartir la alusión a Sendak. Recuerdo que cuando supe que había fallecido acudí a Internet y estuve pendiente de la televisión porque, estaba convencida de que la repercusión mediática sería importante, y me indigné mucho cuando me di cuenta de que no fue así. Como bibliotecaria, muchos días me siento frustrada cuando observo cómo las madres toman mi biblioteca como una guardería, incluso se enfadan cuando, literalmente, salgo a la plaza a buscarlas en las cafeterías para que entren a la biblioteca y compartan con sus hijos la lectura. No se cómo gestionar esas situaciones. Mis compañeras bibliotecarias sabrán de qué estoy hablando y cuánta razón tiene Nuria, al hablar de los diferentes papeles que desempeñamos. Me hubiese gustado preguntarle qué puedo hacer para que las familias entren en mi biblioteca concienciadas de dónde están. Últimamente mi biblioteca es casi una cafetería. ¿Os pasa lo mismo? Por último me encantan las recomendaciones. Me ha encantado leer esta entrevista.

maria del mar

muy buena entrevista! yo también desde pequeña comparto este gusto por la lectura y al hamerbe licenciado en Humanidades me he dado cuenta de la importancia de la magia enlos libros, sobretodo la gran magia que se esconde en los libros infantiles, de los que quiero surcar sus océanos a poder ser a lo largo de toda mi vida

Toni

Hablar...o leer con apasionados de la LIJ y el fomento de la lectura como Núria, es un placer. Gracias Núria.