Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

boolino entrevista a Pablo Albo

Entrevistas  · 

boolino entrevista a Pablo Albo

"Por experiencia sé que un cuento, si es bueno, cuando te descuidas puede arrearte un zarpazo. Leer mucho, escuchar mucho, escribir mucho y contar mucho es acabar lleno de cicatrices. Lo recomiendo."

Pablo Albo es cuentista de profesión. Antes de llegar a ello, nació en Alicante en 1971. Fue al colegio como todos los niños de su barrio. En séptimo de EGB (recuerdan) ganó el concurso de relatos de su clase. Le dieron un balón de goma y un juego magnético. Le supo a poco, pero dio las gracias y se le quedó dentro el gusanillo de las letras. 

No dejó de escribir historias y en 1994 empezó a contarlas de viva voz. Por aquel entonces ya había terminado BUP y COU (recuerdan) y estudiaba Trabajo Social en la Universidad de Alicante. Nunca llegó a ejercer, aunque sí a diplomarse. Ya antes de acabar se sintió tentado por la farándula y simultaneó los estudios con los de Animación Sociocultural.

Llevado por el irrefrenable impulso de la juventud fundó, junto a dos amigos, Félix Albo (a quien ya entrevistamos en boolino) y Antonio Mira, el grupo Albo que tantas satisfacciones le proporcionó en los diez años y pico que estuvo vivo.

Ahora sigue en solitario, dedicado al oficio de contar historias usando solo palabras y gestos. Ha participado en casi todos los festivales de narración oral y ha contado cuentos en casi todas las provincias de este país y en algún otro, como Cuba, Suiza, Italia, Grecia, Australia, Brasil o México.fotopablo21G

Tiene publicados treinta y un libros infantiles. Ha participado en cinco libros de cuentos para adultos. Ha sido traducido al inglés, al alemán, al francés, al italiano y al portugués. Ha recibido los premios Ciudad de Alicante 2003, Lazarillo 2008,Villa d'Ibi 2008, Leer es vivir 2009 y tres de sus libros han aparecido en The White Ravens, la lista de los 250 mejores del mundo que realiza cada año la Internationale Jugendbibliothek (Biblioteca Internacional de la Juventud), con sede en Munich.

Libros de Pablo Albo en boolinoAlas y olasBolsilloLejosDiógenesBajo mi cama una estrellaPara hacer un pastel de manzanaMelenaRedondoComo pollo sin cabezaInés AzulLa luna ladronaEl TragaldabasUn gato en el árbolEl último cantoLa sopa quemaEsqueleto ladrónPelusa asesinaAndrés cabeza abajoGigante poco a pocoPara una vez que me abrazan.

Hola Pablo, en tu página web nos dice que eres un "domador de palabras", ¿a qué te refieres? 

Me refiero a que las palabras tienen peligro. Yo me acerco a ellas con precaución y algo de miedo, la verdad. Eso las hace muy excitantes. 

No me gustan las palabras blanditas, azucaradas, facilonas, de esas que dicen lo que quieres oír (o los otros quieren que digan).

Por experiencia sé que un cuento, si es bueno, cuando te descuidas puede arrearte un zarpazo. Leer mucho, escuchar mucho, escribir mucho y contar mucho es acabar lleno de cicatrices. Lo recomiendo.

¿Qué te llevó a convertirte en escritor de libros infantiles? 

La inconsciencia. Fue la inconsciencia. No sabía lo que hacía, pido disculpas. Yo iba para triste y... mira. En algo tenía que entretenerme. Se me cruzó Pablo Auladell con sus dibujos y Félix Albo con la manía de contar historias de viva voz y, oye, que me gustó. Cuando me di cuenta estaba todo el rato pensando en cosas que no existían, recordando cosas que no me habían pasado... No sé si es sano del todo.

Desde 1994 viajas contando tus historias, dentro y fuera de España, ¿qué quieres transmitir o provocar con ellas?

Yo busco lo que los pescadores de Los Doce Puentes: pasar un ratico bueno. 

Disfrutar con una historia, dejarse llevar por un montón de palabras, no hay pretensión más elevada. A veces me veo como si fuera un escultor ante una pella de palabras. Mi intención es artística (otra cosa son los resultados, claro).

Luego llegan “los de los valores” y lo estropean todo. Los únicos valores que busco son literarios. 

Si te lías en pretender transmitir algo lo estropeas todo. Me gusta que las historias digan lo que ellas quieren decir, no lo que el autor quiere decir. 

Cuando abro un libro y escucho al autor que me quiere convencer de algo lo quemo (el libro, no el autor). Sí, amigos, quemo libros.

Los libros cuyo principal objetivo son transmitir algo no valen para nada. No valen ni para transmitir lo que pretenden (y ni siquiera queman bien). 

¿Recuerdas algún libro que marcara tu infancia?

Me acuerdo que La historia interminable me llegó mucho. También El museo de los sueños de J.M. Gisbert y El hombrecito vestido de gris de Fernando Alonso (antes de meterse a piloto)

Cuéntanos un poco más de tu trabajo, ¿cómo es tu proceso creativo? ¿Cómo surgen esas historias con tanto humor en unas ocasiones y emoción en otras? 

 Ah, sí, esa me la sé.

Lo mismo que se cosecha el trigo para hacer pan, yo voy por la vida recogiendo ideas: grano a grano.

Las almaceno entre las hojas de los cuadernos blancos a rayas. A veces las lanzo al aire para librarlas de la paja y que quede solo la simiente. Cuando toca, las muelo, las deshago, las troceo, las descompongo. Les añado levadura y las dejo reposar para que esponje, no sea que se me quede hecha un mazacote incomestible (a veces pasa). 

Un día la meto al horno y cruzo los dedos para que salga suculenta.

Para un cuento de, digamos diez páginas se necesitan unas dos toneladas de ideas a granel. Y no sirven las harinas precocinadas, que luego la hogaza repite.

Empezaste tu trayectoria con dos compañeros, Antonio Mira y Félix Albo, con el grupo Albo. ¿Qué te aportó este proyecto de narración oral?

Jajaja, lo que nos reímos. Sobre todo nos reímos mucho. ¡Qué tiempo tan feliz que nunca olvidaré! Aprendí tanto, compartimos tantas cosas... No sabría decirte en concreto.

¿Piensas que la tradición de narrar, de contar cuentos siempre permanecerá viva?

Claro, siempre. Mira si lleva años. Y cuanto más tecnificados estamos más necesidad tenemos de desconectar (jajaja, me ha salido un juego de palabras)

Nada puede sustituir al contacto humano y los cuentos contados son eso, contacto.

LIBROSlejos00

Autor: Pablo Albo // Ilustradora: Aitana Carrasco // ISBN: 9788498453188

Desde boolino estamos convencidos de que tenemos que conseguir que las niñas y los niños lean más, para que se diviertan y, además, cuando sean adolescentes y adultos sigan haciéndolo, y hayan desarrollado más sus capacidades cognitivas. ¿Qué recomiendas a los padres que quieren que sus hijos sean buenos lectores?

Que no quieran que sus hijos sean buenos lectores. Seguro que sus hijos se dan cuenta (y no digamos sus hijas) y se harán malos lectores, para fastidiar.

Mejor no pretendan nada. Cuando utilizas la literatura para algo, ella se siente utilizada (mira, otro juego de palabras) y tiene efectos perniciosos.

Disfrutar de la lectura, eso sí. Disfrutar. Sin pretensiones. Dejar que los libros nos hablen, jueguen con nosotros, nos sorprendan, nos sobresalten, nos estimulen... pero a su manera.

Actualmente contamos con otros nuevos formatos o soportes en los que poder leer. ¿Crees que son compatibles las diferentes opciones de lectura? O, por el contrario, ¿crees que en diez años el papel se extinguirá?

A mí me gustan los libros en papel. Mientras existamos los dinosaurios que nos criamos con ellos habrá quien los compre.

No sé si desaparecerán los libros o no. Tampoco me preocupa demasiado. Los libros son los portadores de la literatura. La literatura no puede desaparecer mientras haya personas. La literatura, junto al resto de las artes nos hace humanos. Si desaparece seguirá habiendo descendientes del homo sapiens, pero las personas ya no habitarán la tierra (ahora creo que parezco un científico loco)

Lo que sí me preocupa que desaparezca es la narración. Los padres de hoy leen libros pero les cuesta más contar historias . Eso sí que me preocupa. Creen que no saben. En mis talleres realmente lo que trabajamos es que se dejen de tonterías y se den cuenta de que saben. Lo da la paternidad.

Y para finalizar, abusando de la oportunidad brindada, nos atrevemos a pedirte que nos recomiendes algunos libros para conseguir despertar en nuestros pequeños el amor por la lectura.

Uy, eso es pedir mucho. 

Yo solo puedo deciros que me encantan los libros de Juan Farias

Muchísimas gracias por tu tiempo y atención, y desde boolino te ofrecemos un espacio para compartir inquietudes y conocimientos con nuestros seguidores cuando quieras.

Links de interés:

www.pabloalbo.com

http://www.facebook.com/pablo.albo

registrate banner post esp

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: pablo albo, boolino entrevista, literatura infantil, libros infantiles, el tragaldabas, pelusa asesina, esqueleto ladrón, lejos, para hacer un pastel de manzana, para una vez que me abrazan, cuentacuentos, narración oral

Comentar post