Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Cómo elegir un libro

Educación  · 

Cómo elegir un libro

Por Ade Cabo

Este artículo está dedicado a todos los padres y madres que quieren que sus hijos lean... y a todos los libreros que les ayudan con su experiencia a que eso sea una realidad.

Si, por tiempo o lugar, no tenéis oportunidad de ir a una librería especializada en libros infantiles y juveniles donde el librero puede aconsejaros de manera muy individualizada, podéis seguir estas ideas a ver si os sirven de guía o ayuda.

En primer lugar, lo que nosotros hacemos es pensar en la persona o personita a la que vamos a regalar el libro, ¿es movido? ¿es tranquilo? ¿le gusta jugar? ¿ríe? ¿duerme bien? y en segundo lugar, en su edad. A partir de aquí hay otros criterios que también son importantes tener en cuenta.

Para niños de 0 a 2 años

Si el lector es un bebé de 0 a 1 año, acertaréis con un libro de tela, de baño, con mordedor… La idea es que el bebé se familiarice con el libro, con un formato libro.

Como nos explica Gemma Lluch: “En una primera etapa, hasta los seis meses, el primer libro de los niños es el rostro, el cuerpo, la voz de sus padres, la musicalidad de la lengua materna que les da la entrada en una cultura. Aunque no entiendan el ritmo de las palabras, sí que les gusta el ritmo, la música o el reconocimiento de la voz y de las sensaciones agradables que les proporcionan la cadencia de las palabras. A partir de los seis meses, los bebés se sientan, enfocan su mirada y atención, señalan qué les interesa;[…]dejan de ser bebés[…]encuentran la correspondencia entre las imágenes que ven y las palabras que las describen.”

A partir de un año podéis regalar los libros de cartón, en pequeño formato para que el niño pueda cogerlo sin problema, con texturas o formas, libros con sonidos. La temática por lo general no importa, aunque los animales y el mundo que les rodea predominan entre los pequeños libros.

Los libros con rimas, nanas, canciones de cuna, retahílas y canciones populares también suelen gustar a los pequeños. Aquí, además, hacemos partícipe a la familia que puede cantar y ver el libro con ellos. 

Para niños de 3 a 6 años

Entre tres y seis años, ya son personas con un cierto vocabulario y con un gran deseo por aprender cosas nuevas. “Disfrutan de los juegos con letras y números y empiezan en aprendizaje de la escritura. Identifican las buenas historias y eligen sus lecturas.” Por eso, podemos regalar algún libro con un argumento y estructura literaria, siempre pensando que un adulto estará junto al niño.

Los libros con pestañas o pop-up sencillos les sorprenden. El álbum ilustrado empieza a ser un regalo ideal, siempre pensando que tiene que tener una historia que le guste al niño que ya es un pre-lector. Los libros de abecedarios sirven para empezar a identificar las letras y puedan empezar a intentar leer ellos solos. 

Para niños de 7 a 8 años

A partir de seis años, su curiosidad es mayor, la fantasía y la realidad son dos cosas próximas para ellos. “Experimentan temores por situaciones difíciles e inesperadas y por lo sobrenatural, que les aterra y les atrae a la vez. Comprenden la estructura cronológica de las historias.”

Los álbumes ilustrados siguen siendo una buena opción pero con un poco más de texto. Por otro lado, como empiezan a leer, se puede pensar en un formato más novela infantil donde ellos empiecen a leer solos “para adentro”. Empiezan a leer sus primeras novelas. Los libros de adivinanzas, trabalenguas o refranes también son un buen regalo.

8-9 años en adelante

A partir de ocho años, ya les podemos dar la oportunidad de ser lectores individuales, de regalarles novelas infantiles con temas que les gusten: misterio, brujas, detectives, princesas, etc.  No podemos olvidar los cómics, siempre es una buena opción de regalo y además ahora los tenemos para diferentes niveles lectores.

Un libro de conocimiento interesante también es una buena opción para un niño curioso al que le puedan motivar en ciertos aspectos de la ciencia o la historia, por ejemplo.

Con once y más

La cosa puede ser más complicada, ya entran factores más de gustos, tiempo disponible, capacidad, etc.;  pero lo más fácil y volviendo al principio, es pensar en el niño, en lo que le gusta. Son lectores autónomos, independientes que eligen sus textos más en el argumento que en la imagen.

Fuente: LLUCH, G. Cómo seleccionar libros para niños y jóvenes. Gijón: Trea, 2010.


registrate banner post esp

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: escoger un libro, literatura infantil, fomento de la lectura, libros infantiles

Comentar post