Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Einar Turkowski o cómo regresar al pasado

Cuentos infantiles  · 

Einar Turkowski o cómo regresar al pasado

Por Héctor Mellinas

Casas que se elevan, zorros guardianes y hombres-faro son los protagonistas de estos relatos a lápiz de Einar Turkowski, una joya de la ilustración.

Estamos (demasiado) acostumbrados a dicotomizar la ilustración: o bien los dibujos son grandes obras canónicas del arte universal o obedecen a un criterio de comercialización de un producto infantil puesto que lo visual destaca mucho más que lo escrito. Es más, un servidor, escribiendo prefiere escribir la palabra “ilustraciones” en lugar de “dibujos” por lo que, para un lector adulto, connota.

Sin embargo, Einar Turkowski dibuja. Y asegura sin tapujos que lo suyo son los dibujos hechos a lápiz que cuentan por ellos mismos. En Cuando las casas regresaron flotando (Ediciones del Zorro Rojo, 2012) cada ilustración es una historia con entidad propia; una sugerencia que ofrece el artista. Esa es la grandísima virtud de Turkowski, no ofrecer nada más allá de un apunte, una fotografía en movimiento que permite al observador de proyectar sobre el papel su propia visión del concepto ofrecido por el ilustrador.

Turkowski compone libros de imágenes, álbumes de ilustraciones en ningún caso infantiles, que despiertan en el espectador una sonrisa. Y es que sonríe porque comprende aquello que el autor ha querido plasmar. Los conceptos antitéticos de los que parte Turkowski para ilustrar el álbum generan un dibujo que ofrece la imagen perfecta en la combinación de los contrastes. La ironía le llega solamente a un lector adulto, vivido y sensible, que gracias a la ilustración es libre de volver a dejar volar la imaginación sin necesidad de querer comprender la imagen.

El lenguaje poético de la ilustración permite abrir un nuevo camino literario como se demuestra en el último dibujo, magnífico y a doble página (como todos los del libro de imágenes) titulado Pasado – Futuro.

globos-turkowski

Josep Maria Espinàs, importante columnista catalán, reflejó así esta misma sensación: “Ya me disculparan, pero se me encoje el corazón cada vez que veo cómo se escapa un globo. El niño se queda mirando al aire, no entiende nada. Me siento solidado con él: es una crueldad. […] Quizás los globos de colores son instrumentos educativos, sirven para que los niños empiecen a entender que las ilusiones se pueden perder, que no las podemos mantener siempre atadas”. Es curioso cómo las fronteras internacionales desaparecen cuando hablamos de cómo una persona madura. Ante la huida de un globo, todos reaccionamos del mismo modo. Es la manera de expresarnos la que nos convierte en únicos y, solamente a algunos, en artistas. Y Einar Turkowski lo es.

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: ilustración, turkowski, lápiz, infancia

Comentar post