Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Entrevista a Crowdreading, nuevo sistema de lectura de ebooks

Entrevistas  · 

Entrevista a Crowdreading, nuevo sistema de lectura de ebooks

Por Mariona Bosch

Entrevistamos a Javier del Puerto, creador de Crowdreading, un sistema de lectura digital dónde cada lector puede marcar sus caminos de lectura en cada libro, en cada historia. Su propósito es "romper el libro" para que cada lector pueda construir su propio itinerario.

-Cuéntanos cómo nació tu proyecto, ¿Con qué objetivo creaste crowdreading? ¿Para qué finalidad está pensada una herramienta así?

Crowdreading nace de la convicción personal de que cada uno leemos de un modo diferente y sólo el formato digital puede reflejar esta realidad. Actualmente, diría que todos los sistemas de lectura digital permiten subrayar el texto y compartirlo, pero Crowdreading va más allá, generando dinámicamente mapas de calor que revelan la orografía de lectura del libro. Una posible metáfora son las líneas del deseo, o desire lines, que en urbanismo denominan los caminitos creados por viandantes que cruzan el césped por donde les place, obviando aceras y vallas. En Crowdreading estas líneas del deseo son las lecturas de cada uno.

El propósito es romper el libro, abrir nuevas entradas y salidas que permitan a quien se enfrenta por primera vez con El Quijote, por ejemplo, pulsar en el mapa de calor el cuadradito de tonalidad más intensa y leer la parte que más lectores han marcado (por la razón que sea), o bien seguir una desire line creada por otro lector de su interés.

desire lines

El fin último es sacar a la luz vetas maravillosas de novelas que, por el motivo que sea, en su versión completa ahuyentan a potenciales lectores que (estoy seguro) una vez las prueben, querrán más. Moby Dick, por ejemplo, es considerada “the great American unread novel”, o El Quijote… yo me libré por ser de ciencias, pero conozco quién lo odia por haber tenido que leerlo en el instituto. Son dos ejemplos de novelones repletos de tesoros que muchos lectores se pierden. ¿Y no es una lástima?


 -¿En qué consiste la lectura colectiva de crowdreading?

Consiste en posibilitar lecturas concurrentes, simultáneas o no, en las que los lectores cincelan leyendo -esto es, con el acto de leer (y marcar su lectura)- nuevas formas en el libro, nuevas lecturas, y las comentan, discuten o celebran en paralelo. Sólo el acto colectivo de lectura aporta sentido a Crowdreading; cuantos más lectores haya, más matices, mayor riqueza y -literalmente- más tonalidades de color tendrá el mapa de calor del libro.

El resultado de esta lectura colectiva puede originar una nueva lectura colectiva, con sus comentarios, debates, etc.


 -¿Cómo se pueden animar los libros mediante el crowdreading?

Se pueden animar sacando al “escaparate” las sorpresas escondidas en la trastienda. Hoy los libros compiten con muchas golosinas más fáciles de consumir (por la pasividad implícita), por lo que a veces se recurre a las citas, o citas-con-tipografía-atractiva-y-fondo-molón tipo Pinterest para sacar a la superficie estos “ganchos”. La idea en Crowdreading es poder ir más lejos y crear lecturas más largas que una cita, más articuladas, con un mayor contexto, además de poder comentarlas a lo largo del texto. Por otra parte, el mapa de calor es una aproximación visual al contenido del libro que puede servir también como punto de entrada.


 -¿Los libros que tienes disponibles en la web, tienen un criterio de selección, sigues una línea editorial o se trata de clásicos libres de derechos?

Actualmente se trata de libros pertenecientes al dominio público, precisamente porque son el ejemplo perfecto de novelas extraordinarias que no se leen, o no se leen completas, o no se leen tanto como obras peores de consumo masivo.


 -¿Cómo funciona la web de Crowdreading, tienes que registrarte para iniciar una lectura y luego dispones de un usuario y un itinerario propio? ¿Quiénes son los usuarios?

Puedes entrar, elegir un libro y comenzar a leer en tres clics, sin necesidad de registrarte. Si quisieras crear tus desire lines, recuperar tu punto de lectura o escribir un comentario sí haría falta. Los usuarios, al menos por ahora, son lectores que buscan leer ya, esto es, sin tener que descargar, rellenar formularios o pelearse con formatos.


 -¿En qué consiste el mapa de calor de la lectura de página, cómo lo estás desarrollando?

Actualmente consiste en un simple algoritmo que divide el mapa en sectores correspondientes a capítulos y párrafos en el texto y les asigna una tonalidad de color en función del número de lecturas marcadas por lecturas totales. Las posibles variaciones son muchísimas.

Más interesantes aún, sin embargo, son las posibilidades a la hora de registrar las desire lines. Por ejemplo, el método existente ahora en la plataforma es muy sencillo y requiere la acción del lector, pero aplicaciones y dispositivos como Kindle registran absolutamente todos tus pasos por el libro: tiempo de lectura, páginas leídas, tiempo dedicado a cada página, punto en el que has abandonado la lectura, etc, todos los cuales son parámetros que podrían modular distintas representaciones del libro y que aportan información muy específica. Ocurre que no la están utilizando para darle mucho al lector, salvo indicarte que 46.732 personas han subrayado este mismo párrafo de Paulo Coelho, y empresas como JellyBooks (“The Google Analytics for ebooks”), que explotan comercialmente esta información, lo hacen sólo para autores y editores.

mapa calor

La idea en Crowdreading es devolver esta información al lector y utilizarla para crear nuevas lecturas dentro del libro mismo donde se han originado, y multiplicar su resonancia, enriquecer los matices… Aislar un hilo argumental, por ejemplo, puede dar más relevancia a un personaje o una trama que inmersa en la obra


 -¿Por qué decidiste apostar por el sector editorial para aplicar una idea tecnológica? ¿Sois un equipo de trabajo, en qué disciplinas y perfiles profesionales te apoyas? ¿Has necesitado hacer pedagogía en el sector para explicar la tecnología?

Los libros han sido y son mi vida y el sector editorial es la industria detrás del libro, pero mi apuesta se dirige al libro. El libro digital, en concreto. Igual que siempre me ha apasionado también la música sin preocuparme qué discográfica sacaba los cd’s de Jeff Buckley o Red Hot Chilli Peppers, tardé muchas estanterías en darme cuenta de que todos aquellos libros de colorines (mis Bukowski, Burroughs, Nabokov…) eran de Anagrama, por ejemplo.

La principal ventaja de ser ajeno al mundo editorial es la confianza del ignorante, además de poder mirar hacia delante sin añorar tiempos pasados. Me sigue gustando el papel, pero sin fetichismos; nada del olor, ni del tacto de las páginas me hace querer leer menos en formato digital.

El equipo de Crowdreading consta de la empresa que desarrolla la web y un servidor de ustedes. Mi perfil profesional es el típico del que abandona la carrera de filosofía al cuarto año y se mete a estudiar informática para acabar trabajando nueve años en China. Luego cursé (satisfactoriamente) la penúltima edición del máster en edición digital de la UAH que se impartió en Barcelona hace dos años. Desde entonces me he dedicado al libro digital y Crowdreading con el entusiasmo de un crío. También sé hacer pan y tocar la guitarra (no a la vez).

jdp

La tecnología detrás de Crowdreading en realidad es muy sencilla y fácil de entender; se trata de una web adaptativa (funciona en cualquier dispositivo) que presenta el texto en formato básico, sin replicar páginas ni texturas. El libro es el texto. Las desire lines son subrayados, pero más largos (puedes marcar capítulos enteros con un sólo clic). Al agregar las desire lines se genera un mapa donde las partes que se superponen más tienen un color más intenso.

La verdad es que todo aquel a quien se lo he explicado lo ha entendido enseguida, venga del sector editorial, tecnológico o el que sea. Y es cierto que al principio temí que fuera difícil trasladar la idea de lo que es Crowdreading, pero enseguida comprobé que no. Fenomenal.


 -Recientemente participaste en Kosmópolis, ¿cuéntanos cómo crees que los nuevos influencers o creadores de opinión contribuyen a la dinamización del mercado editorial?

Creo que contribuyen de modo fundamental. Ya no leemos los periódicos ni vemos la tele como antes y los antiguos canales de promoción están siendo sustituidos por otros nuevos, así como los agentes, pero lo que más ha cambiado es que en la esfera digital, la venta es un subproducto. Quieres comprar en un clic y tenerlo ya, pero tu preciado tiempo lo dedicas a quien te aporta valor de algún tipo, te enseña, te divierte, te entretiene o te habla directamente.

Hay muchos ejemplos, pero mis favoritos son los “youtubers”. Chavales que devoran libros y se plantan delante de una cámara para contar sus críticas, o para conversar con otros youtubers, o para jugar a apilar libros… Te partes de risa con ellos. En el canal de Crowdreading en Facebook he subido varios de esos vídeos porque son geniales.


 -¿Cuáles son los próximos pasos de Crowdreading? ¿Estás trabajando en alguna nueva funcionalidad?

El siguiente paso importante será la autopublicación. El propio autor podrá subir su texto para su lectura colectiva y verá a medida que surjan lecturas nuevas por dónde lleva el lector su libro, y podrá debatir con ellos ahí mismo si quiere. También podrás subir textos de terceros que quieras leer o que sean leídos colectivamente. Eso sí, sólo si son de dominio público, o soltaré a los monos alados.

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: ebook, lectura, tecnología

Comentar post

edu

qué interesante!