Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

¿Recuerdas el juego de los hilos?

Cuentos infantiles  · 

¿Recuerdas el juego de los hilos?

Ayer miércoles, en la mesa redonda de inauguración del Festival Petits!Grans!Llibres!, tuvimos el placer de escuchar a Elisenda Roca, a Antonio Naranjo y a Imma Marín en una reflexión sobre los desafíos educativos de los niños de hoy en día.

Imma Marín nos hizo recordar nuestra infancia jugando al juego de los hilos ¿lo recordáis? era aquel juego en el que se hacían diferentes figuras utilizando un hilo o cordel y las propias manos.

Investigando sobre sus orígenes hemos encontrado muchas experiencias y opiniones sobre los beneficios de este juego; pero sobre todo, queremos remarcar que jugar un solo minuto a los hilos, evocó en todos los que estuvimos presentes, una multitud de recuerdos, sonrisas y conversaciones sobre cuando fuimos niños.

 

Los juegos de cordel, también llamados figuras de cuerda (string games o string figures) son juegos muy antiguos que ya se jugaban tanto en la Grecia clásica como en la antigua Roma, donde se conocían por hamaca, aunque sus orígenes se remontan a tiempos inmemoriales, situándolos autores como Muldher K. en el lejano oriente. Heraklas fue el primero que escribió sobre los juegos de cordel en el siglo I, siendo el primer libro dedicado por completo a estos juegos “string figures and how to make them”, escrito en 1906 por Caroline Fumess Jayne.

Es asombrosa la similaridad del juego entre culturas, no obstante, la finalidad del juego es distinta según la evolución social de cada una de las diferentes comunidades. Algunas culturas juegan individualmente, otras en parejas; pero siempre se juega con el hilo anudado entre las manos como base sobre la que se inicia el juego. Un ejemplo curioso está en los niños de la Isla de Pascua, que llegan a realizar un centenar de figuras cuya importancia radica en que se acompañan de cantares que se conocen por patautau; por el contrario,  en otras culturas, este juego es indicador de buenos o malos augurios o simplemente se trata de un entretenimiento divertido y sin coste.

Durante la posguerra española estos juegos gozaron de gran popularidad sobre todo entre las niñas, ya que el material que se necesitaba (una cuerda o lazo fino) estaba al alcance de cualquiera. Los niños de hoy tienen infinidad de entretenimientos que han hecho olvidar las posibilidades educativas de este juego, el juego de los hilos promueve el desarrollo de la concentración, la imaginación y la coordinación; y en un segundo paso, la cooperación entre dos personas.

Estos juegos han llegado hasta nosotros gracias a la labor de antropólogos y estudiosos que se han encargado de recopilar estas figuras y describir sus instrucciones mediante una terminología específica, que se unificó en 1898 con términos que aún hoy se utilizan para describir los pasos para realizar las figuras, sin los cuales muchos juegos se perderían dada la complejidad de transmitirlos a través de las generaciones. Existe una institución, la International String Figure Association (ISFA), fundada en 1978 por Hiroshi Noguchi y Philip Noble, cuya principal meta es reunir, preservar y enseñar las figuras de hilos o cuerdas a las futuras generaciones, para que aprendan y disfruten de este antiguo juego. Según ellos, es una manera saludable, barata para relajar la tensión y olvidarse de los problemas. El único requisito es el entusiasmo y sentir pasión por hacer las figuras de cuerdas.

Hemos encontrado un estudio que habla de este juego dentro de los juegos de cuerda en relación a sus objetivos y beneficios:

1. Fomentar la habilidad manual de forma progresiva aceptando el nivel propio como base para una mejora.

2. Identificar los mecanismos de percepción, decisión y ejecución del control del movimiento así como la coordinación para mejorar.

3. Adaptar y aplicar las habilidades adquiridas a lo largo de la evolución del juego.

4. Valorar la importancia de la cooperación, confianza del compañero y superación de los miedos para practicarlo y divertirse.

Queremos compartir también un vídeo que enseña a hacer una figura muy popular en otros países pero menos en España, la Escalera de Jacob (Jacob’s Ladder)

 

¿Qué recuerdos os evoca a vosotros?

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: juego de los hilos, imma marin, petits grans llibres, antonio naranjo, elisenda roca, juego infantil

Comentar post

Toni

Practicarlo en vivo y en directo, un rato entre adultos, con la excusa de luego enseñárselo a los peques, fue una experiencia divértidisima...probadlo¡¡¡ Gracias a Imma Marín por compartirlo ayer con nosotros en Petits!Grans!Llibres!