Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

La Hora del Cuento: Un golpe de suerte

La hora del cuento  · 

La Hora del Cuento: Un golpe de suerte

Tras dar el gran salto, Solotú ha quedado en el suelo, ¿se habrá hecho daño? Parece que ni habla, ni se mueve... Compartimos el último capítulo antes de saber el desenlace final, el destino que espera a Solotú. Un cuento de María Bautista e ilustrado por Raquel Blázquez de Cuento a la vista

Un golpe de suerte, de María Bautista e ilustrado por Raquel Blázquez.

Si te has perdido entregas anteriores... 

Capítulo 1.- 5.000 libros de tapas rojas

Capítulo 2.- El perro verde

Capítulo 3.- El AlmacénDeLibrosQueNoLeeNadie

Capítulo 4.- Un plan para escapar

Capítulo 5.- El gran salto

- Solotú, Solotú, ¡dinos algo! ¿estás bien? – gritó asustado Cifi. 

Pero el pequeño libro de tapas rojas no habló, ni se movió, lo que preocupó enormemente a todos sus amigos. 

- Era demasiado arriesgado, demasiado. No deberíamos haber dejado que lo hiciera – se lamentó amargamente Fabul –. Todo es culpa nuestra, Cifi. 

- No digas eso Fabul. Tenía que intentarlo. Ha sido muy valiente.

Después del trágico acontecimiento todos los libros permanecieron en silencio el resto del día. Solo cuando alguno de ellos miraba hacia abajo y veía en el suelo al pobre Solotú se escuchaba un suspiro largo y triste. Pero a media tarde, justo antes de cerrar el almacén, ocurrió algo que cambió la suerte del pequeño Solotú. La dulce Marga, canturreando alguna bonita canción, apareció por el pasillo. Cuando vio en medio del pasillo aquel precioso libro de tapas rojas, gritó con sorpresa: 

- ¿Pero qué hace este libro aquí? tapas

Lo cogió con cuidado y lo miró con cariño. El libro no había sufrido demasiados daños, aunque las tapas se habían soltado ligeramente del resto de páginas. Marga pasó las hojas con curiosidad y descubrió que estaba ante un libro muy especial. Algunas páginas estaban al revés, lo mismo que las ilustraciones. 

- Pero fíjate, hay una niña con su cabeza rubia en el suelo: es como si caminara con las manos en vez de con los pies – exclamó divertida. 

Marga pensó en su sobrino Hugo. Le encantaban las cosas extrañas y era un lector incansable: seguro que disfrutaría mucho con ese libro. Así que decidió llevarse aquel libro a casa para arreglarlo y regalárselo a Hugo. 

- Es verdad que está prohibido llevarse libros, pero este, tal y como ha quedado después del golpe, no lo quieren para nada. ¿A quién puede molestarle que me lo lleve? – y lo guardó en el bolso mientras se dirigía a la puerta. 

Cuando los libros vieron que Solotú había acabado en el bolso de Marga se pusieron muy contentos: 

- ¡Lo ha conseguido! Va a salir fuera de aquí. – aplaudió alegre Fabul –. Eso sí que es un golpe de suerte… 

- Es increíble, es maravilloso, es estupendo, es extraordinario, es alucinante, es, es, es…no tengo palabras – enmudeció Cifi. 

- ¡Viva el valiente Solotú! ¡Viva el libro de tapas rojas y sus páginas al revés! 

- ¡¡¡Viva!!! 

Y mientras, en el bolso de Marga, Solotú recobraba poco a poco la conciencia. Al abrir los ojos solo vio oscuridad y sintió el movimiento de la mujer caminando deprisa. No tenía ni idea de donde estaba, pero, de repente, escuchó aquella voz tan familiar tarareando una vieja canción. ¡Estaba cerca de Marga! Aquello le tranquilizó mucho, aunque no recordaba nada de lo que había pasado. ¿Habría conseguido salir del AlmacénDeLibrosQueNoLeeNadie?

Continuará...

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: la hora del cuento, cuento a la vista, un golpe de suerte, cuentos para niños

Comentar post