Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

La hora del cuento: Una mano de color

La hora del cuento  · 

La hora del cuento: Una mano de color

¡Sábado, sabadete! Volvemos con una de las tiras cómicas de Cuento a la vista y lo hacemos de mano de Carlota, una dina muy grandota, por Tesi Negro. A Carlota no sólo le encanta comer manzanas, también es una artista en potencia.

Carlota, una dina muy grandota: Una mano de color, por Tesi Negro.

 

¡Próximamente más Carlota, una dina muy grandota en boolino!

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: la hora del cuento, carlota una dina muy grandota, una mano de color, comic, tira comica, comic infantil, cuentos para ninos

Comentar post

Mayra Alejandra

Yo comparto el cuento: Jacinto y Maria José Hermoso cuento que sin palabras y solo con un lenguaje visual consistente y cuidado, nutrido de numerosos detalles invitan a la re lectura de sus imágenes. Este Libro Álbum narra una historia desde diversos lenguajes que se complementan., no solo entre la palabra y la imagen. Jacinto y María José es un excelente ejemplo de la fuerza narrativa de la imagen, y de su capacidad para entregar múltiples historias utilizando el lenguaje visual. En él su autor nos habla a través de numerosos niveles de narración que se presentan en forma simple y divertida. Algunas de estas historias que se insinúan: una secuencia de hechos que narra una historia de aventuras. De hecho, el libro oculta un truco; si pudiéramos desarmarlo y colocar sus imágenes una junto a la otra tendríamos en nuestras manos un sólo cuadro, ya que las ilustraciones de fondo se continúan de una página a la otra. Tambien podemos leerlo como un libro que nos habla de los diferentes colores que se suceden en un día en un país caribeño. Si ponemos atención a los detalles nos encontraremos con que la historia se enriquece a través de las expresiones de sus personajes, sugiriendo narrativas paralelas a la principal, donde personajes cotidianos y de sutiles gestos hablan de sus emociones. Dipacho, su autor, es un excelente ejemplo de lo que el ilustrador como autor de su propia obra visual puede llegar a lograr si pone a disposición de los lectores el lenguaje visual que le da vida a sus imágenes.