Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Lecturas de 6 a 8 años

Educación  · 

Lecturas de 6 a 8 años

Por Elisa Yuste

Este período intermedio en el desarrollo de los hábitos lectores es idóneo para dar pasos firmes en la práctica de la lectura, que supone un logro muy importante: les permite descifrar textos escritos lo cual les confiere seguridad y cierta independencia.

Si los niños y niñas se han familiarizado con la lectura en sus primeros años de vida, llega el momento de ampliarles el abanico de géneros y el nivel de complejidad, eso sí, poco a poco; la lectura es un reto pero puede resultar insuperable, incluso frustrante, si no se mide bien el grado de dificultad.

El aprendizaje de una lengua es un proceso natural, nuestro cerebro está programado para él. Los bebés aprenden a hablar desde que nacen. En contraposición, el aprendizaje de la lectura no es natural, es algo que se ha de trabajar.

El aprendizaje de la lectura comienza con la conciencia fonémica, cuando los niños toman conciencia de que el habla está compuesta por sonidos individuales. Sin embargo, la conciencia fonémica por sí sola no es suficiente. Para que los niños aprendan a leer, deben ser capaces de reconocer que las marcas que se ven en el papel (las letras) representan los sonidos de una lengua.

Esto lleva a la conciencia alfabética, que más allá de la memorización del abecedario, significa que los niños son capaces de identificar qué sonidos (los fonemas) se corresponden con qué letras; y este es un proceso más difícil que la memorización de nombres de objetos, porque los sonidos no pueden dibujarse, lo que lo convierte en un proceso abstracto, que además se complica por el hecho de que no hay una correlación exacta entre las letras y los sonidos de una lengua.

Además, los niños deben ser capaces de asociar las palabras impresas con los sonidos. Esto es más complejo de lo que parece, porque una palabra es más que la suma de sus letras.

Tal y como hemos avanzado, a partir de los seis años llega el momento de ampliarles el abanico de géneros (fantasía y realismo, literatura popular y tradicional y literatura actual, cómic, no ficción, revistas…) y el nivel de complejidad.

Las propuestas con un lenguaje y una ilustración ricos, que apuestan por el argumento en lugar de la descripción, que mantienen la tensión y la intensidad en su desarrollo y tienen una trama no predecible, son una alternativa excelente. Entre ellas conviene tener presentes los distintos géneros (ficción: narrativa, poesía, teatro; no ficción: obras informativas, revistas) y formatos (impreso, digital).

Sigue siendo recomendable que la lectura esté presente en sus actividades cotidianas, así como que sea un acto compartido con el adulto, para evitar que pierda su componente afectivo (algo que sucede a menudo en estas edades en las que los niños y niñas empiezan a dar sus primeros pasos en la lectura) y por los enormes beneficios que supone para el niño o niña.

Diez minutos de lectura compartida en familia; comentar las lecturas, mientras se están realizando y tras su consecución, para hacer aclaraciones, valorar el nivel de compresión… es más efectivo que las clases extraescolares o de refuerzo para apoyar la educación de los niños.

Si cuando hablamos de selección de materiales de lectura para prelectores el requisito básico es que sea o resulte entretenido, para promover primeros encuentros positivos con la lectura; en esta franja de edad, además de este requisito, se puede pensar en ir empezando a crear un itinerario lector provechoso y en apoyar el aprendizaje formal de la lectura.

De nuevo, se ha de orientar el análisis y la selección de materiales de lectura, además de teniendo presentes parámetros e indicadores de calidad, sin perder de vista los gustos particulares de cada lector, y teniendo en cuenta el objetivo de la lectura: pasar un buen rato, aprender algo…

*Estas informaciones surgen del trabajo del equipo de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez con niños y jóvenes.

También te puede interesar:

Elisa Yuste  ·  Consultoría en cultura y lectura

Consultora y formadora en lectura, tendencias en edición digital y aplicaciones de la tecnología en entornos culturales y educativos. Miembro del equipo de Dosdoce.com. Colabora con Manuscritics.com, boolino.com y Leoteca.es.

Comentar post