Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Leer entre duendes

Entrevistas  · 

Leer entre duendes


Por Gerard Corriols.

A menudo se relacionan y se limitan los espacios para la lectura al hogar, la biblioteca, la escuela, la cafetería o el transporte público. Pero también hay bastantes lectores que prefieren disfrutar de la lectura en entornos abiertos, como los parques o las playas, los bosques, los prados, los cauces de ríos o cualquiera de los mágicos y misteriosos lugares que nos ofrece la naturaleza.

Existen estudios que vinculan el bienestar personal con el contacto con la naturaleza: uno de ellos es el que ha llevado a cabo durante varias décadas el Laboratorio del Paisaje y la Salud de la Universidad de Illinois en Estados Unidos. Han concluido que el contacto con el medio natural es un componente esencial para una buena salud y un factor influyente en el comportamiento humano.

Los escenarios donde suceden gran parte de las leyendas fantásticas nos brindan la posibilidad de refugiarnos del trasiego estresante de la cotidianidad que tanto afecta a niños y adultos cuando estamos demasiado tiempo alejados de lo que somos: naturaleza, un espacio idóneo para la reflexión, la evasión, así como para la práctica de diversas actividades de aventura, incluyendo, como no, la aventura de leer.

Tanto en la playa, en la montaña, en parques, bosques o ríos, solemos encontrar situaciones de tranquilidad ideales para la lectura, amenizados por el acompañamiento ambiental de mensajes agradables que surgen del viento, del rumor de las hojas, del canto de los pájaros, de las olas, así como de los pitidos o de las canciones que nos dedican las hadas y los duendes escondidos bajo las setas. Envueltos por arbustos, protegidos por los árboles o por las rocas; estirados sobre la arena de la playa o el césped de un prado descubriendo que la naturaleza también es nuestro hogar, que es confortable, y que se convierte en un espacio idóneo para una lectura placentera (mientras las ninfas juegan con el agua y saltan de flor en flor muy cerca de nosotros).

Y es que, para el descubrimiento de ciertos libros, sobre todo de aquellas historias que transcurren en parajes naturales, ¿qué hay mejor que leerlas y vivirlas en el propio contexto donde se desarrollan? Dejemos que el azul del cielo, los rayos del sol y el amplio cúmulo de las tonalidades del verde conecten con los niños, despertando la imaginación y haciéndolos activar todos los sentidos.

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: lectura y relajación

Comentar post