Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Libros para gestionar emociones infantiles: Sí puedo, sí puedes, sí podemos

Entrevistas  · 

Libros para gestionar emociones infantiles: Sí puedo, sí puedes, sí podemos

Entrevistamos a Cristina Gutiérrez Lestón, creadora de la colección Sí puedo, sí puedes, sí podemos. Cuentos infantiles para gestionar las emociones, basados en experiencias reales

-¿Cómo nació la idea de crear la colección Sí puedo, Sí puedes, Sí podemos basada en historias reales? El ambiente que os rodea en La Granja Escuela de Santa Maria de Palautordera, con naturaleza y animales ¿es determinante?

Por La Granja pasan cada año más de 10.000 niños para realizar la tradicionales colonias escolares. Nosotros trabajamos con herramientas de la educación emocional debido a las carencias emocionales que vemos en los chavales, además de contar con caballos de doma natural, animales y naturaleza para los talleres y actividades que hacemos. Nunca como ahora, y llevamos 32 años trabajando, habíamos detectado tantos miedos en los niños, tanta baja autoestima, tanta inseguridad, tanta falta de confianza en ellos y tan poca tolerancia  a la frustración. Esta preocupación nos llevó a explicar lo que está pasando en las educación de hoy en día, y también que esas dificultades que vemos se pueden solucionar, ya que si nosotros lo conseguimos en 3 días, lo puede hacer todo el mundo. Después de publicar varios libros para padres y maestros (Entrénalo para la Vida y Palabras de niño, de Plataforma Editorial), no pedían que hiciéramos cuentos para los niños. Y puestos en la labor, pensamos en hacer una colección empezando por las tres habilidades que más necesitan entender y entrenar; gestionar los miedos, mejorar su autoestima y tolerar la frustración. Y no tuvimos que imaginar ni inventar nada, la realidad, lo que pasa cada día en La Granja ya es una historia que contar. Los nombres de los protagonistas, tanto niños como monitores son absolutamente reales. Lo que leéis es lo que pasó!

fr

-¿Cómo  trabajáis la gestión de las emociones con los niños? ¿Hay una edad crítica para aprender a controlar los deseos y la expresión de las emociones?

Nos gusta decir que para trabajar la educación emocional hay que emocionar, sin quieres que se produzca un cambio. Nosotros lo que hacemos es entrenar a los chavales en aquellas habilidades que necesitaran para ir por el mundo; la empatía para entenderse con los demás, la comunicación positiva para tener relaciones saludables , la autoestima para quererse a uno mismo, la autonomía para no ser dependiente o la fortaleza interior para que se sientan capaces de levantarse cada vez que se caigan. Y los entrenamos con actividades Outdoor training, es decir, en el exterior, en plena naturaleza con animales y actividades de aventura porque es importantísimo que disfruten al máximo para que el Método que utilizamos funcione. Empezamos a partir de los 3 años, y cuanto antes se empiece, mejor, los resultados son más brillantes.

granja

-¿De qué manera pueden contribuir los cuentos a la educación emocional de los niños lectores?

Si les resuena, si lo que leen ellos lo han experimentado previamente o lo han vivido de cerca. Si eso sucede, los niños piensan,  y si además el cuento explica un aprendizaje, como por ejemplo qué es el miedo, para que sirve y porqué todos los humanos lo sienten, pues les tranquiliza y descubren maneras de gestionarlo que tal vez no conocían. Los padres me explican que al ser cuentos basados en la realidad, resuena mucho a los chicos, y les gusta releerlos porque se sienten muy identificados.

sipuedo

-En el caso de Dani y cómo tolerar la Frustración, ¿la frustración es una de las emociones más habituales en los niños? ¿Cómo se gestionó este caso?

La frustración es una piedra en el camino, y según como tu estado emocional varia ante esa dificultad, significará que toleras, o no, la frustración. Dani era un niño que no soportaba perder o no conseguir lo que quería, la rabia le invadía con demasiada frecuencia y él no sabía ni tan siquiera qué le pasaba o por qué, lo cual provocaba que su enfado aumentase aún más. El primer paso fue que entendiera como funciona nuestro cerebro reptiliano, el segundo tomar consciencia, y el tercero, entrenar la paciencia, la principal habilidad que tenemos los humanos para tolerar la frustración. Lo aprendió rápido, en tan solo 3 días, una muestra más de cuan brillantes son nuestros niños y niñas,  como muestras los 3 cuentos. Ojalá ayude también a que los padres y madres vean a sus hijos de otro modo, pues dentro de cada uno de ellos hay alguien lucido e inspirador, alguien del que podemos aprender un montón!

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: entrevista, gestionar emociones, sentimiento, comportamiento

Comentar post