Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Libros sobre libros en la literatura infantil y juvenil

Cuentos infantiles  · 

Libros sobre libros en la literatura infantil y juvenil

Por Laura Santervás

No son pocos los libros que están protagonizados por ávidos lectores, que viven dentro de la realidad de esas historias. O libros que muestran cómo crear una historia y cómo trabajar con el papel para construir un libro propio. O libros que contienen historias y referencias a otras obras, y que abren la mente y amplían el conocimiento de sus protagonistas, y de los lectores. Y no son pocos en la literatura infantil y juvenil. Por eso, aquí vamos a trazar una pequeña línea con alguno de estos libros que hablan sobre libros para niños y jóvenes.

"Quien no haya pasado tardes enteras delante de un libro, con las orejas ardiéndole y el pelo caído por la cara, leyendo y leyendo, olvidado del mundo y sin darse cuenta de que tenía hambre o se estaba quedando helado..."

Michael Ende, en su novela La historia interminable habla de Bastian, su protagonista, en estos términos, dirigiéndose al lector: quien no haya logrado adentrarse nunca en una historia, no podrá comprender a este ilustre personaje. Y es que Bastian huye de su compleja realidad mediante la lectura, y aprende y crece a través de lo que encuentra en los libros. Aunque éste sea el personaje que representa de manera universal la pasión por la lectura dentro de la literatura infantil y juvenil, no son pocas las historias publicadas en los últimos años que versan sobre el acercamiento a los libros y la pasión por la lectura.                     

Y de eso precisamente trata Calvin no sabe volar. La historia de un pájaro ratón de biblioteca, que la editorial Takatuka publicó el pasado año. Calvin es un personaje curioso: un pájaro enamorado de los libros. Mientras todos los miembros de su familia vuelan, buscan comida, se bañan o juegan, él está frente a un libro, bajo algún árbol o en la biblioteca. Calvin aprende muchas cosas, pero no a volar. Por eso, cuando llega el momento de migrar sus hermanos le ayudan y le trasladan. Gracias a que Calvin ha pasado horas leyendo y aprendiendo, es capaz de identificar un huracán y avisar a sus hermanos del peligro. Y es que todo conocimiento es bueno, complementario y positivo. 

La señora de los libros, título de la editorial Juventud, también habla de la avidez por la lectura, pero en un contexto muy diferente. Este álbum ilustrado es un homenaje a las biblitecarias a caballo, llamadas 'señoras de los libros', que se movían en los Apalaches, en Kentucky (Estados Unidos), para hacer llegar los libros a los lugares más recónditos de estas montañas. Se homenajea la resistencia y dedicación de estas mujeres, que viajaban a caballo en complejas condiciones para hacer llegar los libros y la lectura a la gente que no tenía acceso. Y éste es el caso de la familia protagonista, que vive en una granja en medio de estas montañas, cuyo hijo rehúye de la lectura y menosprecia a su hermana por su dedicación a los libros. Finalmente, gracias a la persistencia de las bibliotecarias a caballo, él acaba descubriendo el poder de la lectura, y agradece el trabajo a su señora de los libros.

También la editorial Juventud ha publicado recientemente Si yo fuese un libro, un álbum ilustrado que presenta, de una manera poética y sugerente, diferentes consideraciones sobre qué es un libro, hacia dónde puede llevar, cómo se puede jugar con él y adónde nos puede trasladar. Porque, como aparece en las primeras páginas de este álbum, dentro de un libro se esconde todo un mundo, y sólo hay que querer abrirlo para que nos pueda transportar a los lugares más recónditos y producirnos las sensaciones más inesperadas, porque hay un libro para cada ocasión.

Pero, ¿podemos construir nosotros nuestro propio libro? ¿Cómo podemos hacerlo? La respuesta es sí: sólo tenemos que dirigirnos a la publicación de Thule El libro de los libros. Cómo se hace un libro. Su autora, Sophie Benini Pietromarchi, empieza señalando que los libros son como casas. Entrar en un libro es como entrar en una casa, porque cruzar su puerta es acceder a un nuevo mundo. A partir de aquí, ella propone todo un proceso para ir creando, paso a paso, un libro propio: sugiere empezar buscando referencias en otros libros y diferentes materiales para trabajar (en el estuche, la cocina, el armario...), continuar masajeando la imaginación y buscando las palabras para construir la historia, y acabar decidiendo cómo se va a construir físicamente el libro (con qué materiales, ilustraciones, qué tipo de libro...). Aquí ya no se trata de adentrarse en la lectura, sino de construir un libro con tus propias manos, experimentar el proceso de creación.  

Una buena manera de cerrar este pequeño paseo sobre los libros que tratan sobre libros es hablando sobre un título que la editorial Anaya publicó hace ya unos años dirigido al público juvenil. La novela Lo único que queda es el amor llego a las librerías en 2008, habiendo recibido el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil de ese mismo año. Agustín Fernández Paz construye con maestría diversos cuentos que versan sobre las relaciones entre personas (el amor imposible, el amor más allá de la muerte, el recuerdo del amor de juventud), a través del amor por los libros, haciendo constantes referencias a autores  y obras de la literatura universal. Estas historias se sitúan en librerías, en casas llenas de libros, son protagonizadas por personajes que descubren o ya aman la lectura. Y leen y descubren a Kafka, a Wislawa Szymborska, José Ángel Valente o Pablo Neruda. Sus vidas se desarrollan alrededor de la lectura, hablan de literatura para estructurar su recuerdo, hablar de sus vidas, manifestar sus sentimientos. Y las ilustraciones de Pablo Auladell acaban de dar sentido a la vida de estos estos personajes, que se buscan y encuentran en la literatura. 

También te puede interesar:

Comentar post

Ilse

¡Qué pena que El libro de los libros está descatalogado!