Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Miedos infantiles a la oscuridad

Cuentos infantiles  · 

Miedos infantiles a la oscuridad

El miedo a la oscuridad es uno de los llamados miedos evolutivos más habituales durante la infancia y suele durar hasta los cinco años. Un miedo evolutivo es el que pertenece a un periodo de edad concreto y que se supera de forma natural con el desarrollo del niño.

Aunque sea un miedo natural y lo más normal es que desaparezca por sí solo, podemos utilizar muchas herramientas para ayudarles a superarlo, desde libros, juegos, actividades o hábitos. Hay juegos muy interesantes que implican estar sin luz o quedarse poco a poco sin luz, de manera que el niño comprenda que en la oscuridad no hay problemas.

p

Esto lo podemos ver en un libro como Linterna mágica, donde un niño va por el bosque, solo, mientras está oscuro, y tiene una linterna con la que alumbra las zonas que señala. La actitud del protagonista es muy natural, no tiene miedo, solo siente curiosidad. El libro está ilustrado con tanto cuidado que nos ofrece la posibilidad tanto de ver lo que está iluminado con la linterna y lo que queda a oscuras, así los pequeños entenderán que no hay problema por no ver los objetos, siguen allí y no se transforman en nada amenazante.

ccr

También hay lugares de la casa que dan más miedo porque los niños piensan que allí se puede esconder alguien, como por ejemplo debajo de la cama o dentro del armario. Una forma de superar este miedo y desactivarlo es acompañar al niño y de la mano pasar por todos estos sitios, mirar en ellos y hacer un recorrido por las partes que más miedo le dan. Esto es lo que sucede en ¡Corre a casa, ratoncito!. Mientras leemos el cuento vamos ayudando al pequeño ratoncito a llegar hasta su casa, pues está oscuro y no ve nada, eso le da miedo. Es un cuento troquelado que sigue una estructura repetitiva, la repetición nos ayudará cuando le leemos el cuento al niño porque el pequeño aprenderá a predecir y así podrá guiar al protagonista del cuento hasta su casa. Luego, después de haber ayudado a ratoncito a llegar hasta su hogar, podemos repetir la expedición pero por casa y repasar esos lugares que le dan miedo.

m

La imaginación que tienen los niños es una de las cosas que fomentan más el miedo a la oscuridad. Cuando no comprenden alguna cosa de su entorno, como todavía no tienen los mecanismos para por sí mismos entenderlo racionalmente, llenan los huecos con lo que su imaginación inventa. Esto lo vemos en la colección No me da miedo… de Larousse. En ella encontramos el libro No me da miedo...la oscuridad. El protagonista de esta historia se dará cuenta de que todos sus temores son fruto de la imaginación y el lector podrá identificarse con esta situación, para entender que muchos miedos, la mayoría de veces, se imaginan.

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: miedos infantiles, oscuridad, miedo

Comentar post