Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

La hora del cuento: Ona, la pequeña pirata

La hora del cuento  · 

La hora del cuento: Ona, la pequeña pirata

 


Hoy volvemos con una nueva historia en la sección especial de nuestros lectores, La hora del cuento. Nuestra amiga Mar Tusell nos ha enviado un cuento muy bonito sobre la valentía, los juegos y la fuerza de uno mismo.

Os dejamos con Ona, la pequeña pirata, un cuento que estamos seguros de que os gustará mucho.

"Había una vez un colegio. Un colegio con muchos niños: niños mayores que se preparaban para conocer el mundo y niños pequeños que se introducían en él. Todos estos niños iban cada día a clase y a la hora del patio, como a todos los niños, les gustaba jugar.

Los niños jugaban en el patio. El patio era un gran jardín lleno de muchas flores y árboles. A mano izquierda había un campo de futbol y a mano derecha, los más pequeños se balanceaban en los columpios hasta tocar el cielo y se lanzaban por el tobogán.

Sin embargo había una niña, Ona, a quien no le gustaba la hora del patio. Y es que, justo cuando llegaba a los columpios, los niños mayores los cogían antes que ella y no le dejaban balancearse en toda la hora del patio.

Ona llegaba cada día muy triste a casa, y un día le preguntó a su mejor amigo, su abuelo:

- Abuelo, ¿hacerse mayor es poderse columpiar libremente en el columpio?
- ¿Por qué me dices esto, Ona?- respondió el abuelo.
- Porque los niños mayores del colegio me cogen el columpio y no me dejan balancearme.
- ¿Ya les has dicho que vayan con cuidado? ¿Que tú y yo somos piratas?
- Pero, abuelo ¿Tú?¿pirata?, Y ¿yo?¿desde cuándo?
- Mañana se lo demostraremos. ¡No te preocupes Ona!- respondió efusivamente el abuelo.

Esa noche Ona durmió muy nerviosa e impaciente por el siguiente día. Soñó que conseguía un columpio y que se balanceaba durante toda la hora del patio, mientras los mayores estaban sentados.

Cuando la madre la despertó, se encontró a los pies de su cama una bolsa de color negro. Había una nota: “Ábrela si hoy te quieres balancear”.

Ona la abrió y se encontró con el mayor tesoro que había visto hasta el momento: un pañuelo de color rojo con una calavera de color blanco, un parche de color negro para proteger el ojo, un cuchillo bien afilado y un garfio para protegerse de sus enemigos.

Cuando se puso todo el tesoro y se miró al espejo… ¡No se lo podía creer! ¡Era un auténtico pirata! Ona estaba llena de fuerzas y de confianza en sí misma. Hoy ningún niño mayor le quitaría su columpio preferido. Así que se puso la mochila y, muy bien equipada, fue hacia el colegio. De camino veía como la gente la esquivaba, no como otras veces que ni la veían. La gente no sólo se apartaba, sino que además exclamaban entre ellos:

- ¡Oh! ¡Un auténtico pirata paseando por la ciudad! ¡Y va hacia el cole!

Todo esto le dio más fuerzas.

Cuando llego al colegio, fue a clase con todos los otros niños pequeños. Pero ese día en el patio sucedió algo diferente. Los niños mayores no estaban en su columpio; pero no porque tuvieran miedo de aquella pirata, sino porque unas abejas habían invadido el columpio antes que ellos y los mayores tenían miedo de ser picados por estos insectos… ¡Que tanto y tanto daño hacen! Al ver llegar a Ona le dijeron:

-¡Oh Ona! ¡Si eres un auténtica pirata! ¿Nos podrías quitar tú las abejas del columpio? ¡Es que no queremos que nos piquen!

Todo el colegio estaba alrededor de aquella interesante conversación.

- Está bien…¡Lo intentaré! Pero me tenéis que prometer algo a cambio: si consigo que las abejas se vayan de aquí… ¿Dejaréis que el columpio sea para todo el mundo? ¿Dejaréis que todos nos podamos subir en él?

- ¡Claro que sí! -respondió uno de ellos -pero ves con cuidado Ona, ¡Las abejas son muy peligrosas! -entonces, todos se alejaron unos metros.

Ona se acordó de las palabras de su abuelo: “Sé una auténtica pirata si hoy te quieres columpiar”. Así que balanceó el columpio hacia adelante y hacia atrás...

Algunas de las abejas huyeron muertas de miedo; pero una de ellas se acercó a Ona por su derecha... y Ona la apartó con su garfio hasta enviarla a la montaña más lejana. Otra abeja valiente aprovechó que Ona estaba despistada con el primer combate y se colocó en el parche pirata. Sin embargo, la abeja no sabía que el parche de un buen pirata es duro como una piedra, así que cuando la picó, se hizo tanto daño en las patitas que huyó llorando. La última, la abeja reina, la más valiente de todas las abejas, se acercó hacia el otro ojo... pero Ona fue más rápida: cogió su cuchillo y atrapando a la abeja reina en él, dió tres vueltas y la lanzó bien lejos hacia donde huían todas las abejas.

¡Ona lo había conseguido!

Todo el colegio fue hacia ella aplaudiendo, cantando y gritando. "¡Ona! ¡Ona! ¡Ona!". La pasearon por todo el patio como si fuera un trofeo y la subieron encima de su columpio favorito. Desde allí, ella proclamó:

- Desde hoy, este columpio ya no es de los niños mayores. Desde hoy, todos los niños, del más pequeño al más mayor, podrán utilizar este columpio porque yo, Ona la pirata, he encontrado el gran tesoro de todos los niños. ¡Larga vida a los columpios!

Y desde ese día todos los columpios de los parques son libres. Porque una niña valiente llamada Ona liberó a todos los columpios del mundo.

He aquí una pirata, he aquí un tesoro encontrado y he aquí un cuento que se ha acabado."

 

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: la hora del cuento, cuento infantil, cuentos para fomentar la lectura, Mar Tusell, Ona la pirata

Comentar post

Toni

Muchas gracias Mar por compartir con nosotros "tu tesoro"¡¡¡¡

maria isabel

Gracias.me parece estupenda esta pagina asi podremos leer cada dia un cuento mis hijos y yo y hablar y fantasear un gran rato.jugando se aprende mas y es mas divertido

cristina

Hola, yo también os quiero recomendar un cuento para que compartáis con vuestros hijos: Las Mascotas Fantásticas del Sr. Olaf, lo encontraréis en Amazon http://www.boolino.com/es/component/users/?task=registration.activate&token=3b8a1302d8757ea37c51a6f2fcb87c5a

cristina

Perdón, el enlace es este http://www.amazon.es/MASCOTAS-FANT%C3%81STICAS-CUENTOS-SUE%C3%91EN-ebook/dp/B009QWF6L6/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1350372684&sr=8-1