Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Padres primerizos: ¿seremos buenos papás?

Habla el experto  · 

Padres primerizos: ¿seremos buenos papás?

Por Nora Rodríguez

A veces, cuando los padres nos preguntamos una y otra vez hasta dónde estaremos haciendo las cosas bien con nuestros hijos, perdemos de vista que esos «padres perfectos» que buscamos ser sólo existen en nuestra imaginación.

Desde mucho antes que nuestros hijos vinieran al mundo la mayoría hemos imaginado cómo se debía tratar a un niño. Después, durante el embarazo, probablemente también hemos planificado cómo sería nuestra maternidad y paternidad, hasta que la vida por sí sola se encargó de demostrarnos que la realidad siempre supera a la ficción y que las ideas preconcebidas generalmente no sirven de mucho. En primer lugar, porque cada niño es único y, en segundo lugar, porque nuestros hijos no son imaginarios sino reales y despiertan en nosotros muchas emociones contradictorias: alegría al verlos felices, preocupaciones si no están bien, miedo, infinitas satisfacciones, desconcierto por cómo será su futuro, plenitud, ansiedad, en suma, demasiadas sensaciones y experiencias compartidas como para caer en la trampa de querer evaluarlas de un modo general.

El peligro de los “debe ser”

Cuando los padres nos sometemos a preguntas que, de un modo u otro, encierran un juicio “esto es bueno, esto es malo”, también estamos librando una dura batalla interior entre los debe ser que hemos aprendido (un niño debe ser obediente, dormir toda la noche, comer toda la comida) y lo nos dice nuestro instinto y nuestra intuición.

Si aplicamos a ciegas las pautas que hemos aprendido durante nuestra niñez sin ver que todo ello forma parte de un ideal que tal vez no nos sirve de mucho, provocaremos desconcierto y ansiedad.

Entre las necesidades de ellos y las nuestras

Cuando nos sentimos confiados y con una actitud sincera, somos más abiertos y nos mostramos interesados en comunicarnos y comprenderles, ellos lo perciben y lo imitan. Se sienten también confiados y seguros. Por el contrario, cuando nos dejamos llevar por pautas pre-establecidas que nos hacen dudar de nuestra capacidad para cuidarles y dar amor, ellos se sienten desamparados.

Las respuestas automáticas y generales, del tipo «si llora ya se le pasará», «no hay que dejar que tengan berrinches», o bien «un cachete a tiempo es la mejor medicina», si bien se transmiten de generación en generación, no quiere decir que sea el modo más adecuado de actuar. Este modo de actuar automático, si bien puede servir para reaccionar rápidamente frente a un problema, lo cierto es que puede resultar muy caro, porque no nos permite tomarnos tiempo para razonar, indagar y experimentar otros modos de relacionarnos.

Evidentemente, no significa que todo lo que hacemos debamos ponerlo en tela de juicio. Pero sí aquellas cosas que no nos permiten descubrir cuáles son los gustos, las necesidades y los intereses de nuestros pequeños,.

El hijo imaginario y el hijo real

A veces, esperamos que ellos se comporten como lo hemos hecho nosotros cuando éramos niños o que, por ejemplo, sea un niño más aceptado por los demás si nosotros no lo hemos sido. Del mismo modos, los padres que desean tener un estatus social elevado, pueden presionar demasiado a sus pequeños para que destaquen el algún área determinada para recibir ellos las glorias. Todos estos conflictos no resueltos pocas veces ayudan a los niños. En todo caso sirven para que se comporten más como desean sus padres que como son ellos en realidad, esto les impide construir una personalidad propia sana.

Seis preguntas claves que debemos aprender a hacernos cuando dudamos de nuestra capacidad para ser padres.

  • ¿Esto que le estoy enseñando a mi hijo es importante para mi?
  • ¿Me interesa que realmente eso para él?
  • ¿Qué significado tiene para mi?
  • ¿Es importante para sus intereses y necesidades o para los míos?
  • ¿Qué fin persigo con ello?
  • ¿Se adapta lo que estoy haciendo a sus intereses, a su edad y su manera de ser?

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: familia, emociones, crianza

Nora Rodríguez

Nora Rodríguez  ·  Happy Schools Institute

Escritora, ensayista y pedagoga, así como pionera en el estudio de la violencia escolar en España y un referente mundial en innovación pedagógica. Durante más de veinte años ha impartido conferencias y formación sobre educación a profesores y directivos de diversas universidades, y a padres en organismos internacionales.

Comentar post