Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Soy como soy y ya está. Cuentos para niños con mucha personalidad.

Cuentos infantiles  · 

Soy como soy y ya está. Cuentos para niños con mucha personalidad.

Por Ana Sevillano

Apoyarnos en los cuentos para fomentar el desarrollo de la autoestima es un recurso muy importante para padres y educadores que van a tener una influencia innegable en la instauración de una personalidad fuerte y madura.  

Alguna vez habéis oído la frase ¡Qué carácter tiene este niño!, pues hoy vamos a hablar de la importancia de respetar la personalidad de cada uno ya que del respeto de los demás hacia la forma de ser de cada niño y niña llegará el amor y aceptación por uno mismo.

A partir de los 6 meses los bebés comienzan a reconocerse, de ahí la importancia de proporcionarles actividades que permitan el encuentro con su “yo”. Fotografías, espejos especiales para niños… nos ayudarán a enseñarle a descubrir y contemplar su propia imagen. Al principio tan sólo muestran interés por ese reflejo para después descubrir ese cuerpo como propio. Es un proceso lento que continua durante toda la infancia hasta la adolescencia.

personalidad

Es innegable que la personalidad de los niños tiene una base genética pero poco a poco se irá moldeando en función del ambiente, las experiencias vividas y las circunstancias que le rodean.

Ayudarles a construir una personalidad estable y fuerte es un regalo que les podemos hacer para toda la vida y nuestra influencia como padres o educadores será fundamental. Tener una personalidad madura permitirá al niño tener un buen concepto de sí mismo y de su cuerpo y por lo tanto una buena autoestima, imprescindible para no dejarse llevar por los pensamientos de terceros.

En la formación de la imagen que tenemos de nosotros mismos intervienen las definiciones que los demás hacen sobre nosotros, de ahí la importancia de evitar frases del tipo “qué niño más malo” porque de su repetición hasta la extenuación llegará la asimilación de esta característica como propia. Tampoco podemos olvidar los sentimientos que estas opiniones provocan en el menor ya que serán interiorizadas de tal manera que pasarán a formar parte de su personalidad y con ellas habremos minado parte de su autoestima.

Por lo tanto, ¿qué podemos hacer para ayudar al niño o niña a tener un buen concepto de sí mismo? Decirle frases u opiniones positivas que generen sentimientos favorables sobre ellos mismos, no etiquetarles, ni compararles, cada uno somos únicos y todos tenemos virtudes, poner en valor esas virtudes para que se den cuenta de lo importantes que son, proporcionarles un hogar con amor, una crianza con apego que les haga sentir aceptados y protegidos y les de la seguridad emocional necesaria para poder desarrollar su personalidad en grupo.

Tres libros para desarrollar la autoestima

¡Sé tú mismo y nada más!Vamos a empezar con ¡Sé tú mismo y nada más! de Nadia Budde, un libro ilustrado que nos invita a reflexionar sobre nuestro aspecto, lo que somos o lo que nos gustaría ser. El protagonista de la historia es un erizo que nos explica que no le gusta nada su aspecto. Sus púas, rasgo singular de su apariencia, no son lo que a él le gustaría tener y, de esta manera, nos va explicando como el resto de miembros de su familia tampoco están conformes con su apariencia. Los hay que no aceptan ser tan grandes, otros tan pequeños, algunos no quieren ese color de ojos, otros quisieran ser más fuertes… así hasta completar una lista de disconformes con su físico, todos hasta que llegan hasta el tío Marcial, el cual dice que el aspecto es lo de menos y que todos deberían ser ellos mismos y nada más. Es un libro muy interesante porque permite tratar un tema tan serio y tan abordado en manuales de psicología, como la autoestima, desde un punto de vista más divertido y perfecto para poder compartirlo con los más pequeños.

Ni guau ni miau

Dejamos atrás al erizo de ¡Sé tú mismo y nada más! para conocer a Fabio, el perro protagonista de ¡Ni guau, ni miau!, de Blanca Lacasa. A Fabio no le gusta nada hacer lo que hacen los otros perros: no va a buscar el palito, no ladra, no mueve la colita, no se revuelca por el suelo para que le hagan mimos… a pesar de que su familia se empeña una y otra vez para que lo haga, pero Fabio no cede y además, desaparece cada noche… ¿Dónde irá Fabio?, ¿te imaginas un perro que maúlla? Una divertida historia que nos permitirá entender que es más divertido ser uno mismo que hacer lo que quieren los demás.

Soy una niñaY para terminar cerramos las recomendaciones sobre el desarrollo de la personalidad y autoestima con ¡Soy una niña! de Yasmeen Ismail. En este caso a esta pequeña le gusta hacer cosas que el resto considera que son de niños y la confunden constantemente con un chico, pero ella es una niña porque no hay cosas de niños y de niñas, simplemente hay actividades que nos gustan hacer independientemente de nuestro género. ¿Por qué las niñas no pueden hacer carreras,  tocar la trompeta o vestir de azul?

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: libros infantiles, ser uno mismo, respeto, niños, niñas

Ana Sevillano  ·  Treintamami

Soy Ana, periodista y profesora de Secundaria, de lo primero ejercí durante algún tiempo como coordinadora de una revista dirigida a profes y papis de niños de 0 a 3, de lo segundo he trabajado varios años como guía de museos en Madrid para niños y, ahora, ¡soy mamá! Quizá una mamá con más errores que aciertos, pero soy ni más ni menos la que le ha tocado a mi peque. Espero que mis artículos despierten vuestra curiosidad y si queréis leer más de mí estoy en mi blog.

Comentar post