Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Acercando la mitología

Queremos saber...  · 

Acercando la mitología

Por Héctor Mellinas

Algunos de los textos clásicos más fundacionales de nuestra cultura son para los jóvenes una lectura ardua, densa y compleja que muy pocos finalizan. Pero, tal vez, si la lectura se acompaña de un visionado clarificador, no solamente los textos serán leídos, sino que puede incluso que gusten.

apresNo es ningún secreto (ni debe ser motivo de sorpresa) que el libro más vendido y traducido de la historia sea la Biblia; independientemente de su contenido teológico, las sagradas escrituras son una fuente inagotable de literatura (en su forma más primaria, con un componente de leyenda), y uno de los episodios más impactantes del Génesis es El diluvio universal (ilustrado con un sabio y esperanzador uso de los colores en la edición de Barbara Fiore Editora).

El episodio protagonizado por Noé es uno de los más memorables y efectistas de todo el Antiguo Testamento; es un relato literario en el que se topifica el diluvio, una catástrofe universal, como castigo divino por el comportamiento degenerado del hombre y, más importante aún, como el renacimiento de una civilización pura y fértil.

Son muchos los autores que han vuelto al símbolo del diluvio como torrente purificador de una conducta negativa del ser humano (Après moi, le déluge de Lluïsa Cunillé, la mejor pieza teatral de nuestro país en este siglo XXI, lo toma para mostrar los efectos catárticos que produce el reconocimiento de la invisible África); ahora bien, lo que nos enseña una lectura atenta del texto es el motivo paradójico del castigo divino.

delugeEl hombre, creado a imagen y semejanza de Dios, debe ser exterminado de la faz de la tierra porque en la tierra la maldad crecía y se multiplicaba entre los hombres (Gen 6:5); ¿cómo puede ser que el contacto con la tierra corrompa si ésta ha sido también creada por Dios? ¿Así pues es Dios el creador del mal y, por lo tanto, injusto al castigar a sus criaturas, que viven de la creación divina? Encontramos en este pasaje, pues, una interpretación romántica avant la lettre de una naturaleza con entidad propia, reflejo del ánimo interior de los hombres, capaz de despertar el mal de cada individuo.

Algo distinto es, en cambio, el entorno natural en el que Virgilio ubica las Bucólicas (ilustradas en esta edición por Tura Sanz, ilustraciones sin color que potencian la lectura concéntrica de la cosmogonia del texto), entornos agradables y pacíficos pese a la dosis de dolor correspondiente, no a la naturaleza, sino al mundo interior del hombre, incapaz como Coridon de superar la desesperanza de realizar su deseo amoroso hacia Alexis.

A diferencia de la del bíblico Génesis, la naturaleza del clásico Virgilio se aproxima a la griega Arcadia, paraíso terrenal de los hombres civilizados y puros, capaces de dejar de lado las pulsiones negativas que, ya sea por orden divina o natural, hay que erradicar para que el mundo se rija por órdenes pacíficas.

 

Fotografías del montaje de Après moi, le déluge protagonizado por Vicky Peña y Jordi Dauder.

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: literatura clásica, naturaleza, Antiguo Testamento, clásicos latinos, diluvio

Comentar post