Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Amor a primera vista

Jóvenes lectores  · 

Amor a primera vista

Por Héctor Mellinas

Que los seres humanos somos criaturas visuales es ya, hoy en día, un tópico. Nos regimos por estímulos visuales, si algo no nos parece atractivo visualmente no detendremos nuestro paso y los libros son una excepción. En un mercado basado en el estímulo visual, el diseño de las portadas de los libros se ha convertido en todo un arte: ¿cómo reflejar en la cubierta aquello que el lector encontrará en el interior del libro sin dejar de lado que la portada debe de ser atractiva para el comprador?

Existe un caso paradigmático y muy ilustrativo en la historia de la edición que nos demuestra hasta qué punto una portada, no solo puede influir a la hora de comprar un libro, sino también encaminar al lector hacia una lectura no siempre correcta. Ésta es la portada de la primera edición en 1916 de la obra más popular de Franz Kafa, Die verwandlung, La metamorfosis:

kafka

Esta cubierta es indicativo del horror que nos encontraremos una vez empecemos la lectura de la novela, sin embargo en ningún momento se nos condiciona ni sobre el tipo de mal que observaremos (¿el de dentro de la habitación o el de fuera?) ni en qué se ha convertido realmente Gregor Samsa, el protagonista. Kafka inicia así el relato: Cuando Gregor Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto. Estaba tumbado sobre su espalda dura, y en forma de caparazón y, al levantar un poco la cabeza, veía un vientre abombado, parduzco, dividido por partes duras en forma de arco, sobre cuya protuberancia apenas podía mantenerse el cobertor, a punto ya de resbalar al suelo. Sus muchas patas, ridículamente pequeñas en comparación con el resto de su tamaño, le vibraban desamparadas ante los ojos.

¿Quién fue el ilustrador que nos arrebató la capacidad de visualizar por nosotros mismos al Gregor insecto? Gracias a infinitud de artistas hemos asociado inevitablemente al insecto con un escarabajo. La primera edición de la novela, en cambio, respetó el contenido del libro. De ahí la importancia de una portada en consonancia con el relato.

Hoy en día tenemos dos editoriales de prestigio que alcanzan la excelencia editorial, no solamente por publicar textos de solvencia y calidad extraordinarias, sino por elegir meticulosamente las cubiertas que deben precederlos.

parkerNórdica Libros publica clásicos fundacionales de la literatura universal contemporánea, obras maestras necesarias para comprender el comportamiento humano actual. Desde Georg Büchner a Dorothy Parker, sin olvidar al ya comentado Kafka, la editorial nos ofrece un recorrido por las historias que han definido la última evolución del ser humano, y para ello encarga para cada relato a un ilustrador distinto que plasme en imágenes aquello que los autores nos quieren decir.

Esta táctica no es solamente eficaz para los compradores adultos sino que jóvenes lectores pueden sentirse atraídos por las propuestas ilustradas de Nórdica y así acceder de un modo más sencillo a textos que, sin duda, se convertirán en sus cuentos de cabecera.

Viena Edicions, opta en cambio, por publicar por primera vez en catalán aquellos textos de la literatura contemporánea que han sido relevantes en la sociedad en la que fueron escritos y, de un modo extremadamente meticuloso, elige para cada libro una obra de arte que represente la esencia de lo que el libro quiere enseñarnos; así pues, la historia de una mujer víctima de una pasión irrefrenable está encabezada por el Automat de Edward Hopper mientras que la obra cumbre sobre la América profunda de Sherwood Anderson halla su representación gráfica en los góticos campesinos americanos de Grant Wood.

Ambas editoriales realizan un gran trabajo de selección visual en favor del contenido del libro; sin condicionar la lectura del texto nos ofrecen una síntesis visual de lo que encontraremos, un guiño que solo comprenderemos cuando cerremos el libro definitivamente.

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: clásicos, libros ilustrados, literatura contemporánea, pintura, Kafka

Comentar post