Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

boolino entrevista a Benjamin Chaud

Jóvenes lectores  · 

boolino entrevista a Benjamin Chaud

"... estoy en contra de la idea de indicar una edad en los libros: uno lee lo que ama."

Benjamin Chaud se formó en diseño y Artes Aplicadas en París, y en Artes Decorativas en Estrasburgo. Tras nueve años al sol en Marsella, actualmente disfruta compartiendo un taller en París con un grupo de ilustradores donde trabaja como ilustrador de libros infantiles y juveniles, aunque también hace cómic. Ha alcanzado gran reconocimiento por la creación de divertidos y simpáticos personajes, especialmente por el más famoso de todos, Pomelo, el elefante rosa. Recientemente Pomelo crece ha sido premiado por el Gremio de Libreros de Madrid como el mejor Álbum Ilustrado de 2011.

Desde tus inicios supiste que tu mundo iría relacionado con el dibujo. ¿Cuándo supiste que querías dedicarte a la ilustración infantil y juvenil? 

Fue durante los estudios de Artes Decorativas en Estrasburgo cuando lo decidí, al principio yo quería decantarme por el cómic (autobiográfico en blanco y negro) pero trabajábamos mucho la ilustración infantil y juvenil y descubrí un mundo diferente, de autores, de libros que me interesaron y después apasionaron, y hoy continúo siendo feliz formando parte de este mundo.

¿Recuerdas algún libro que marcara tu infancia? ¿Y algún ilustrador?

Recuerdo un libro feminista en las ediciones de mujeres sobre una pequeña elefanta rosa, y también libros ambientes cautivadores de Binette Schroeder. Tuve la suerte de tener muchos libros y tiempo para leer. Tengo la impresión de haber realizado un viaje a mi interior.

Además de ilustrar libros infantiles y juveniles, también dedicas parte de tu tiempo a los cómics. ¿Cómics infantiles también o para más mayores? ¿Tus álbumes ilustrados y tus cómics tienen algo en común?

De hecho no, yo no hago cómics, durante un tiempo tuve una pulicación autobiográfica en forma de cómic, pero la paré, ya no tengo tiempo. También he participado en una revista para niños de diez años dibujando dos páginas de cómic al mes. Fue una experiencia muy bonita pero también demanda tiempo...

Cuéntanos un poco más sobre tu trabajo como ilustrador, ¿Cómo es tu proceso creativo? En las Jornadas de Ilustratour celebradas este verano en Valladolid asegurabas que tu inspiración la trabajas mejor en una cafetería, ¿Te inspira más estar rodeado de gente que un estudio silencioso?

El proceso creativo es lo que más me interesa, la búsqueda de ideas, un universo, un medio para salir adelante, más que la realización de la imagen final. Hago esta parte del trabajo en el café porque me siento más libre que en mi taller. Es en un sitio neutral (café, tren,...) en el que mis ideas pueden ir en todas direcciones; después sólo me queda seleccionarlas. En mi taller sólo tengo ideas “eficaces” que no me interesan tanto.

Con el álbum Adiós Manoplas, creas texto e ilustraciones, ¿qué te gusta más, crear el libro en su conjunto o sólo las ilustraciones? Por cierto, este álbum, al que en boolino le tenemos un cariño especial, ¿tiene algo de autobiográfico?

Me gusta escribir y dibujar; pero es más difícil y más largo, podría hacer sólo esto, porque  además, el ejercicio de adaptarse a un texto (o adaptar el texto a la ilustración) es apasionante.

Por supuesto que hay algo de mí en mis historias, sobre todo en aquellas que escribo. Adiós calcetín es necesariamente autobiográfico a pesar de que nunca he tenido un conejo (más bien me identifico en la manera de pensar del niño).

La ilustración de Pomelo, el elefante rosa con un larga trompa, se ha convertido en un imprescindible en la literatura infantil  y ha sido el personaje que te ha llevado a ser más conocido. ¿Qué te motivó a crear este divertido y simpático elefante?

Pomelo ha sido creado a partir de un sueño de mi amiga y autora Ramona Badescu, intentamos trabajar juntos después de mucho tiempo y, cuando me habló de este pequeño elefante con una gran trompa que vivía bajo una planta de diente de león me gustó enseguida, y rápidamente empezamos a imaginar sus aventuras; pero nunca imaginamos que tendría tanto éxito, ni que se traduciría a tantos idiomas, ni que diez años después seguiríamos haciendo libros de Pomelo.

En boolino estamos convencidos de que tenemos que conseguir que las niñas y los niños lean más, para que se diviertan y, además, cuando sean adolescentes y adultos sigan haciéndolo y, hayan desarrollado más sus capacidades cognitivas. ¿Qué les recomiendas a los padres que quieren que sus hijos sean buenos lectores?

No sé demasiado..., intentar que, en cierta manera, la lectura sea un momento de placer, compartido (o no necesariamente), sin forzarlo, cambiar de libros, dejar que el niño elija, confiar en él, darle tiempo y no considerar que, por muy bien que lea, necesita libros complicados, estoy en contra de la idea de indicar una edad en los libros: uno lee lo que ama.

Actualmente contamos con otros nuevos formatos o soportes en los que poder leer. ¿Crees que son compatibles las diferentes opciones de lectura? O, por el contrario, ¿crees que en diez años el papel se extinguirá?

No soy en absoluto tecnológico, me resulta imposible imaginar que los libros van a desaparecer, un álbum es una historia y los dibujos, que se pueden digitalizar; pero también es un objeto con un formato que puede cambiar enormemente, una calidad de papel, un olor, un ruido al pasar las páginas,... y por ahora, lo que la digitalización propone no es satisfactorio (para mí). Me pronuncio por la combinación de ambos.

¿Cómo crees que le afecta este cambio a un ilustrador? ¿Algún proyecto nuevo a la vista con nuevas tecnologías?

No por el momento, hablamos de ello entre ilustradores y con nuestros editores, estoy seguro de que se pueden hacer cosas muy divertidas que no se pueden hacer con los libros (mini animaciones por ejemplo), esto lo tengo en un rincón del cerebro; pero tengo aún tantas cosas que hacer sobre el papel que no lo reflexiono seriamente.

Finalmente, abusando de la oportunidad brindada, nos gustaría que nos recomendaras algunos libros para conseguir despertar en nuestros pequeños el amor por la lectura.

Los libros que me gustan son los de Kitty Crowther, de Benoit Jacques, de Beatrice Alemagna, de Delphine Durand, de Marc Boutavant, de Blex Bolex, d’Hélène Riff y tantos otros que olvido...

Muchísimas gracias por tu tiempo y atención, y desde boolino te ofrecemos un espacio para compartir inquietudes y conocimientos con nuestros seguidores cuando quieras.


Links de interés:
https://www.facebook.com/benjamin.chaud.1

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: Pomelo crece, benjamin chaud, boolino entrevista, ilustrador infantil

Comentar post

Toni

Es un placer contar en boolino con las opiniones de profesionales internacionales como Benjamin Chaud...y otro placer ver sus personajes, tan conocidos como Pomelo.