Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

boolino entrevista a Carles Cano

Jóvenes lectores  · 

boolino entrevista a Carles Cano

"...que les canten y les cuenten a la hora de dormir, que les acompañen al mundo inquietante de los sueños con historias maravillosas, después que les lean y que ellos lean también."

Es despistado y pequeño de altura, lo que hace que siempre camine por las aceras, cayendo a menudo. Habla por los codos, por los micrófonos y por no callar. Ha superado algunos vicios como el estudio, pero conserva algunos otros como cantar, contar, bailar y consumir ingentes cantidades de servilletas de papel en los bares. Es padre de dos chicos que ya no se pelean y a los que les encanta criticar sus paellas. Le gustan especialmente el cine, las morcillas de cebolla, los perros sin marca, los gatos  callejeros, hacer cosas nuevas, tener montones de proyectos y la gente simpática. That's all folks!

“Nací en Valencia, en 1957 (el año de la riada) seguramente por eso mi horóscopo es de agua: Piscis. Soy licenciado en Filología Catalana, he trabajado de carpintero, tallista, camarero, profesor de baile, locutor y guionista de radio y televisión, cuentacuentos, profesor de instituto ¡y todavía hay montones de cosas que me gustaría hacer!. 

3785 Cuentacuentos Carles Cano

He viajado un poco, he leído otro poco, he publicado unos cuantos libros y, sobre todo, he contado muchos cuentos. Cuentos de ahora y de siempre, cuentos propios y de otros, largos y cortos, de risa y de miedo, de hablar y de callar, cuentos que acarician y cuentos que ponen los pelos de punta. Cuentos, cuentos”.

Hola Carles, en tu autobiografía dices que has trabajado de “carpintero, tallista, camarero, profesor de baile, locutor y guionista de radio y televisión, cuentacuentos y profesor de institutos”, ¿qué más te gustaría hacer?

Me gustan especialmente las cosas nuevas y me encantaría saber pintar, o dibujar o tocar algún instrumento musical, pero para todo esto tendría que emplear mucho tiempo y creo que esto se quedará para otra vida. Lo que sí que estoy haciendo es aprender inglés y practico mi italiano macarrónico.

¿Qué te hizo lanzarte al mundo de la literatura infantil y juvenil?

Una apuesta. Aposté con un amigo a que era capaz de escribir 10 páginas para presentarlas a un concurso de cuentos. Gané la apuesta, el concurso por supuesto que no, daban un suculento premio y era lo primero que escribía, pero se lo enseñé a mis amigos a los que les pareció muy bien mi texto y me animaron a seguir escribiendo. Y aquí sigo, apostando contra mí mismo a ver si soy capaz de escribir siempre otra cosa más.

¿Recuerdas algún libro que marcara tu infancia?

Los de Julio Verne de la colección Bruguera, especialmente 20.000 leguas de viaje submarino, La Isla Misteriosa y Viaje al centro de la Tierra.

De todo lo que has realizado hasta ahora, ¿qué es lo que más te llena?

¡Uf, qué difícil escoger! Me divertí mucho haciendo un programa de radio en Radio Nou, “EL TRENCANOUS” (EL CASCANUECES) era un programa infantil muy gamberro que tenía más audiencia adulta que infantil, en el que hacía de locutor y guionista. Pero también  disfruto mucho contando y cuando los chavales me cuentan lo bien que se lo han pasado leyendo algún libro mío, tengo que contener la respiración para poder pasar por las puertas.

En 1994 obtuviste el Premio Lazarillo de creación literaria por ¡Te pillé, Caperucita! ¿Qué tiene este libro que no tengan los demás?

Es de esos libros que nacen con estrella, era la primera vez que el premio Lazarillo se abría a otros géneros que no fueran solo la narrativa y creo que ganó por unanimidad. Me parece que estaba en estado de gracia cuando lo escribí, lleva 18 ediciones en castellano y 14 en valenciano, unos 75.000 libros vendidos, que para una obra de teatro está muy bien. Además, como no tiene grandes complicaciones técnicas y hay un montón de personajes, es una de las obras más representadas en colegios de toda España y los profesores y los chicos siempre me agradecen lo bien que se lo han pasado montándola. En estos momentos una compañía brasileña la está representando en Sao Paulo.

caperucita

Autor: Carles Cano // ISBN: 9788421652572

Cuéntanos un poco más, ¿cómo es tu proceso creativo? O tus objetivos antes de iniciar una actividad de cuentacuentos.

¡Uf! Esto da para una tesis doctoral, pero os diré que mi proceso creativo a veces parte de una idea, esto siempre es lo más difícil, tener una buena idea: potente, original o divertida. A veces se me ocurren yendo por la calle, en la duermevela o viendo una película o leyendo. Otras veces la cosa parte de un encargo: “Tienes que hacer un cuento para niños de 6 a 8 años en el que aparezca algún personaje clásico”. Pero muchas veces me siento delante del ordenador a ver que sale. En el último cuento que estoy escribiendo me senté y escribí: “Había una vez una princesa que se llamaba Topamí…” y a partir de ahí seguí. Llevo 25 páginas, le han pasado montones de cosas a esta princesa caprichosa que no sabe lo que quiere y por eso lo quiere todo y aún le pasarán unas cuantas más.

Mis objetivos a la hora de contar cuentos son divertir, hacer pensar, hacer que el tiempo se detenga, conseguir meter en la historia a los oyentes, sean adultos o niños y que me acompañen durante una hora por el territorio del había una vez…donde cualquier cosa puede suceder.

En boolino estamos convencidos de que tenemos que conseguir que las niñas y los niños lean más, para que se diviertan y , además, cuando sean adolescentes y adultos sigan haciéndolo, y hayan desarrollado más sus capacidades cognitivas. ¿Qué les recomiendas a los padres que quieren que sus hijos sean buenos lectores?

Primero que les canten y les cuenten a la hora de dormir, que les acompañen al mundo inquietante de los sueños con historias maravillosas, después que les lean y que ellos lean también. Si un niño ve que su padre y su madre leen, que se divierten, que se lo pasan bien, seguramente también ellos querrán leer.

Actualmente contamos con otros nuevos formatos o soportes en los que poder leer. ¿Crees que son compatibles las diferentes opciones de lectura? O, por el contrario, ¿crees que en diez años el papel se extinguirá?  

Por supuesto que son compatibles, ya leemos todos mucho en pantallas. Y no, no creo que en 10 años se extinga el papel, todavía hay muchas sensaciones que tiene el papel y no tiene la pantalla: el olor, la textura, el peso, la presencia física del libro… todo eso no puede suplirlo la pantalla. El libro no es sólo contenido, también continente, forma.

Para finalizar, abusando de la oportunidad brindada, nos atrevemos a pedirte que nos recomiendes algunos libros para conseguir despertar en nuestros pequeños el amor por la lectura.

Hay tal cantidad de buenos libros que es difícil escoger pero bueno, allá van algunos de mis favoritos: Donde viven los monstruos de Maurice Sendak, Frederick de Leo Lionni, Rodolfo y la Bestia Monstruosa de Tony Ross, El pirata que quiso capturar la luna de Dennis Hazaley, Sapo y Sepo de Arnold Lobel, Mermelada de anchoas de Carmen Santonja, Cuando de noche llaman a la puerta de Xabier Ponte Docampo, ¡Música, maestro! de Miquel Desclot, Alicia en el país de la maravillas de Lewis Carroll. Todo Roald Dhal, especialmente Cuentos en verso para niños perversosLa verdadera y singular historia de la princesa y el dragón de J.L. Alonso de Santos. Todo Rodari. Para más mayorcitos cualquiera de Juan Manuel Gisbert y, por supuesto, los clásicos: Grimm, Perrault. Los Cuentos al amor de la lumbre de Antonio Rodriguez Almodóvar, Les Rondalles Valencianes de Enric valor…

Muchísimas gracias por tu tiempo y atención, y desde boolino te ofrecemos un espacio para compartir inquietudes y conocimientos con nuestros seguidores cuando quieras.

registrate banner post esp

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: carles cano, literatura infantil, teatro infantil, cuentacuentos, te pillé caperucita

Comentar post