Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

boolino entrevista a Hervé Tullet

Jóvenes lectores  · 

boolino entrevista a Hervé Tullet

...más que un "Príncipe de los libros para preescolares” soy un "dictador de libertad"...

Hoy en boolino entrevistamos al genial ilustrador Hervé Tullet.

Hervé nació en 1958 en Normandía. Tras estudiar Bellas Artes y Artes Decorativas, trabajó como director de arte durante diez años. En 1990 realizó sus primeras ilustraciones para la prensa. En 1994, su primer libro para niños publicado por Seuil Jeunesse: Comment Papa a rencontré Maman.

 

No tuvo que esperar mucho tiempo para el reconocimiento: recibió el Premio de no-ficción en la Feria Internacional del Libro de Bolonia en 1998 por Faut Pas Confondre, y sus libros, que valoran la experiencia del descubrimiento por encima de la narración, pronto encuentran gran aceptación. Con la serie de libros Jeux de... (2006 en adelante), con Les Cinq Sens (2003) o L'imaginier (2006), su obra incluye libros de lectura, pero también para tocar y sentir, libros destinados tanto a primera infancia como a niños más mayores.

Con Moi, C'est Blop, publicado en 2005, marca el nacimiento del camaleónico estilo de su trabajo, o Turlututu, en 2007, el extraño ojo que guía a los niños a través de un juego de preguntas y respuestas, Hervé Tullet reafirma su concepto: involucrar e integrar al lector en la obra.

Le grand livre du hasard es galardonado con El Premio Pitchou a la mejor obra de literatura infantil en 2009 en la Feria del Libro Infantil de Saint-Paul-Trois-Chateaux, acompañado por el amplio reconocimiento internacional a través de traducciones a 25 idiomas, exposiciones en Corea en 2009, en la Tate Modern Gallery de Londres en 2011 y una serie de talleres en Francia (Montreuil, Rennes, Roubaix) y en toda una serie de ciudades extranjeras (Los Angeles, Estambul...).

También lleva  a cabo una revisión de los libros de actividades a través de À toi de gribouiller (2007), Livre de coloriages (2009) y Le livre avec un trou (2011).

Un livre, publicado en 2010, sintetiza su arte en las formas más puras: sólo tres pequeños puntos, uno amarillo, uno azul, uno rojo y la magia comienza. Un livre, que recibió el Premio Sorcières 2011, elogiado por su audacia, dio paso a un nuevo reto; el de la adaptación digital. A lo que siguió un nuevo premio en 2012, el Premio Pépite de la creación digital en el Festival del Libro Infantil de Montreuil. Hervé Tullet, autor e ilustrador, es sin duda una pieza fundamental dentro de la literatura infantil.

Empezaste tu carrera profesional como publicista, ¿cómo cambiaste al mundo de la ilustración?

Sentía que no estaba envejeciendo muy bien en el mundo de la publicidad y mi primer hijo iba a nacer pronto, así que decidí convertirme en ilustrador (sobre todo para prensa) y traté de hacer un libro para niños. Esta parte de mi actividad se hizo cada vez más y más importante e interesante, sentía que era la mejor manera en la que yo podía expresar ideas y estilos diferentes.

¿Cuál es tu ilustrador favorito o qué aspecto de su trabajo te inspira o te ha inspirado en tu proceso creativo?

Munari, Enzo Mari, Pakovska, Paul Cox, Ungerer, Sendak… muchos me han inspirado, sobre todo cuando he sentido que han tratado de salirse del camino marcado, de encontrar algo nuevo y diferente cada vez que han hecho un libro. Cuando he sentido que hay una evolución entre trabajo y trabajo. También me han inspirado pintores, escultores, músicos, cineastas… Y los niños también.

¿Hay un libro en concreto que marcó tu infancia?

No, no tengo recuerdos de libros de mi infancia. Cuando empecé a fijarme en el mundo de los libros para niños pensé que Pequeño azul y pequeño amarillo de Leo Lionni era perfecto… Algo simple pero con un gran poder sobre la mente sin necesidad de un gran estilo de dibujo.

Cuéntanos un poco más sobre tu trabajo, ¿cómo es tu proceso creativo? ¿Cuál es tu secreto?

¿Un secreto? ¡Vale! Aquí está mi secreto... Encuentro ideas, no me obsesiono con mi estilo sino más con el hecho de vincular un estilo a LA idea… Estoy obsesionado con alcanzar ideas. Mi segundo secreto (queréis un segundo secreto) es que cuando voy a una escuela siempre es el principio de algo. No voy a una escuela para explicar lo que he hecho o para mostrar mis libros, sino para provocar un proceso… Para mí es una experiencia, no una exhibición. “Improvisación” puede que sea la palabra clave secreta.

Es indudable que te diferencias del resto de escritores e ilustradores en cuanto a la forma de entretener a los niños con tus libros. ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Me encanta la combinación entre estar solo en mi taller (o en un avión o en un tren, pensando en ideas o dibujando) y estar en una escuela (un hospital, una cárcel o...) y compartir y proyectar la energía y trabajar con un público. Me gusta cambiar, no hacer lo mismo todo el tiempo (e… improvisar es una buena manera de sentir sorpresa).

Tus creaciones son especiales y diferentes, se dice que eres el “príncipe de los libros para preescolares”. ¿Qué quieres transmitir a los niños y niñas con ellas?

No quiero saberlo. Sé lo que puedo ofrecer, pero no es mi papel transmitir nada a los niños; explicar, enseñar, dar instrucciones, “si haces esto conseguirás esto”… Mis libros están entre padres e hijos, familias, maestros, bibliotecarios… Ellos saben más que yo qué quieren transmitir con mis libros… Yo puedo ayudar a proporcionar, a través de los libros, un diálogo entre ellos. Por otra parte, también me encanta transmitir mis trabajos y mis pensamientos a estudiantes o profesores.

Suponemos que la imaginación y la creatividad son unas de las cosas que más trabajas en tus talleres con pequeños, ¿es así?

“Príncipe de los libros para preescolares” es bonito, se podría tomar como una broma (fue una frase de un periodista); como broma puedo decir que más que un príncipe soy un “dictador de libertad”… Con mis talleres pretendo ayudar a entender otra manera de dibujar, a pensar de una manera diferente, fuera de lo establecido, sin las reglas que (afortunadamente) se aprenden en la escuela considerando el hecho de que aprenderán a escribir y contar un día.

En IlustraTOUR pudimos ver como con papel o una pared y muchos colores, tienes a toda una gran cantidad de gente, no solo niños, embelesados. ¿Cómo lo haces? ¿Tus talleres son siempre así de interactivos? Como tus libros: tocar, ver, oler, dibujar, pensar…

Cada vez me gustan más y más las grandes sesiones colectivas con mi megáfono, a veces me siento como un músico (especialmente cuando llevo música o hay una orquesta tocando conmigo). Es arriesgado pero funciona y es muy emocionante (y estresante al principio). Y cada vez más y más placentero, ¡sí! Además me siento cada vez más cómodo jugando de esta manera con una audiencia.

En boolino estamos convencidos de que el gusto por los libros y un hábito de lectura a edades tempranas son muy importantes para el desarrollo cognitivo de los niños. ¿Qué les recomendarías a los padres que quieren que sus hijos sean buenos lectores?

Leer, y leer con ellos todo tipo de libros (un catálogo, un libro de Jerome Bosh, lo que sea) y expresar los sentimientos que tienen mientras los están leyendo (me gusta, lo odio, no es divertido…) para establecer el diálogo y la complicidad.

Actualmente contamos con otros nuevos formatos digitales e interactivos, por ejemplo la aplicación de tu libro Un libro. ¿Crees que son compatibles las diferentes opciones de lectura? ¿Qué aportan de nuevo, a los creadores y a los lectores? O, por el contrario, ¿crees que en cinco o diez años el libro de papel se extinguirá?

Espero que no se extinga, no lo creo… Depende de la gente, si elige comprar un libro como libro (con un libro tú pasas las páginas) o una app (lógicamente no hay que pasar la páginas, es espacio, ¿no?). También depende de artistas y editores, si ellos deciden crear material en el que se pueda pasar las páginas… o no.

Finalmente, y abusando de la oportunidad brindada, nos atrevemos a pedirle que nos recomiende algunos libros para conseguir despertar en nuestros pequeños el amor por la lectura.

Ya nombré algunos al principio de la entrevista. Tout un monde (de Antonin Louchard y Katy Couperie), me encantan Helene Riff, Philip Corentin, Beatrice Alemagna, Claire Dé, Lane Smith, Sara Fanelli y un montón de jóvenes autores más.

Preguntadle a un buen librero o bibliotecario, ¡son profesionales y estoy seguro de que responderán mejor que yo!

 

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: Hervé Tullet, Un libro, comment papa rencontre Maman

Comentar post

virginia

mi hijo de 3 años está enamorado de "sin título". Al principio no le gustaba que el libro estuviera "pintado" o "sucio". Pero luego que superó el miedo al "malo" le ha encantado. Es genial y hace que un niño tan pequeño comience a comprender como se hace un libro. Cada vez que lo leemos (que son varias al día) surge una nueva pregunta. Gracias porque no es verdad que "todo está inventado" gracias por compartir la creatividad con estas pequeñas mentes en crecimiento.