Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

¿Cómo se puede vivir en guerra?

Jóvenes lectores  · 

¿Cómo se puede vivir en guerra?

Por Héctor Mellinas

El día mundial de la paz es especialmente simbólico en un año en el que conmemoramos el inicio de la Gran Guerra, un espectáculo bélico que nos recuerda cuán perverso y cruel puede llegar a ser el ser humano. Por eso en boolino queremos hacer nuestro particular análisis de cómo la interrupción de la paz en la vida de un hombre es algo que determina el resto de su existencia.

meterLos dietarios de gente en guerra son una herramienta especialmente útil para saber cómo el belicismo se integraba entre la vida cotidiana de las comunidades que, por sorprendente que nos parezca, seguían con la mayor normalidad posible su rutina doméstica y emocional.

Asimismo, estos escritos no dejan de ser muestras de un género que todavía nos recuerda la sensibilidad de las personas que, pese a las circunstancias adversas, encontramos un momento de respiro para reflexionar sobre nosotros y qué es lo que puede generar la crueldad que parece inherente al hombre.

Tenemos a nivel catalán multitud de autores que, ya sea en forma de dietario o epístolas, ponen por escrito el exilio que supuso la derrota republicana en la Guerra Civil Española, así como también tenemos autores a nivel internacional que reflexionan sobre las guerras que les ha tocado presenciar.

Puede, sin embargo, que como lectores nos emocione mucho más un relato escrito por alguien que, se supone, no domina profesionalmente la técnica de la escritura. Que Julio Cortázar ficcione una historia bélica real y la convierta en un relato sobre la lealtad no nos debería de sorprender.

Ahora bien, en el primer escrito que alguien piensa a la hora de hablar de gente en guerra es, sin duda, El diario de Ana Frank, la ya famosa historia de una niña judía que se oculta en casa y empieza a sentir lo que cualquier adolescente en un contexto humano terrible, la Segunda Guerra Mundial. Lo que puede que no se conozca tanto es que, a pocas casas de distancia, vivía Bárbara, la destinataria de Cartas a Bárbara, de Leo Meter, un escenógrafo que, por colaborar con grupos antifascistas es obligado a servir al ejército nazi, que puede que lo ejecutara por negarse a disparar contra otra persona.

En estas epístolas, Meter, aunque escapista, reflexiona sobre la vida que se ve obligado a llevar e imagina cómo vive su familia y cómo le recibirá la pequeña Bárbara cuando vuelva a casa. Llega incluso a dibujarse con uniforme para que su hija no se asuste al verle.

Quien también se dibuja, años después de los hechos narrados, es Marjane Satrapi, la autora iraní que ha saltado a la popularidad gracias a su novela gráfica autobiográfica Persépolis; en ella, Satrapi muestra la realidad política de su país y su cultura como una farsa, es por ese acierto en el planteamiento del cómic que su relato se ha convertido en un éxito en el mundo occidental.

El irónico visionado que Satrapi nos ofrece, que no esquiva detalles escabrosos ni acontecimientos políticos, permite observar, para muchos por primera vez, la opresión (y el miedo en consecuencia) a la que están sometidas las personas, especialmente las mujeres, en Oriente.

Son lecturas así, ideológicamente comprometidas, las que creemos que debemos recomendar el día mundial de la paz, libros que nos obliguen a pensar en el mundo en el que vivimos y que nos despierten la conciencia para observar cúan importante es vivir en una sociedad, aparentemente, pacífica.

gaza

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: guerra, día mundial paz, Marjane Satrapi, dietarios, epístolas

Comentar post

Lector

El niño con el pijama de rayas de John Boyne y El Niño Estrella de Rachel Hausfater-Douïeb y Olivier Latyk también son dos libros muy buenos para este tema.