Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Cuentos para observar la naturaleza

Valores y emociones  · 

Cuentos para observar la naturaleza

Por Alberto Guaita Tello

El ciclo entero del agua es una maravillosa y precisa maquinaria solar, en la que cada gota de agua de nuestro planeta es evaporada, transportada por los aires y redistribuida en forma de lluvia con eficacia, a pesar de los desequilibrios que nos empeñamos en producir a la naturaleza con nuestras egoístas acciones.

-“¡Tienes la cabeza en las nubes!”.

Es algo que nos han dicho a muchos a lo largo de toda nuestra vida. Nunca entendí por qué tenía que ser algo malo.

Las nubes negras, aparentemente amenazantes y habitadas por rayos y centellas, que en realidad son la promesa de una necesaria lluvia; las blancas y algodonosas que nos hacen desear poder volar y arroparnos entre ellas; las nubes rojizas del amanecer o las anaranjadas del atardecer, teñidas por la arena del desierto en suspensión. Todas tan evocadoras, tan etéreas, que es difícil no dejarse transportar por ellas al mundo de la fantasía.

solCreo que todos nos hemos dedicado en alguna ocasión a observarlas, buscando en ellas aquellos seres que habitan nuestra imaginación. Podemos encontrar en sus cambiantes formas desde barcos piratas y naves espaciales enfrascadas en terribles batallas, hasta la delicada silueta de un unicornio o las fauces de “Vermitrax”, el más poderoso de los dragones.

Pero el caso es que si las observamos desde un punto de vista más científico, no son menos fascinantes. Tenemos una gran variedad de ellas, nimbos, cirros, estratos, cúmulo-nimbos,   formaciones lenticulares...

El ciclo entero del agua es una maravillosa y precisa maquinaria solar, en la que cada gota de agua de nuestro planeta es evaporada, transportada por los aires y redistribuida en forma de lluvia con eficacia, a pesar de los desequilibrios que nos empeñamos en producir a la naturaleza con nuestras egoístas acciones.

El recorrido de cada molécula de agua es apasionante. Si no se comportasen exactamente como lo hacen, si nubenecesitasen más energía, solamente unos grados más de temperatura para convertirse en vapor o unos menos para congelarse, la vida que existe en la tierra, de haberla, sería muy distinta de lo que es.

Os recomiendo tanto El niño que quiso cazar el sol como ¿Dónde esta tu nube? para aprender más al respecto de estos temas tan interesantes, y de paso alejarse un rato de las omnipresentes pantallas, para observar nuestro maravilloso entorno y poner nuestra imaginación a funcionar. Todos hemos sido lluvia antes, y lo volveremos a ser; mientras, seguiremos con la cabeza en las nubes.

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: cuentos infantiles, observar, naturaleza

Alberto Guaita Tello

Crecí rodeado de cuentos clásicos y leyendas locales en Camerún. Vivo con mi esposa en los mágicos valles de Cantabria. Pronto publicaré “Cuentos de la Zamina” y “El Corazón de la Montaña”.

Comentar post