Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Día Mundial de la Narración Oral

Queremos saber...  · 

Día Mundial de la Narración Oral

Por Ade Cabo.

"El narrador es el guardián de la puerta. La puerta de la ilusión, la fantasía, la ironía y el humor. El cuentista tiene la mirada del recién nacido y del poeta. Sabe que el mundo está lleno de maravillas, pequeños instantes, grandes proezas." Estrella Ortiz en Contar con los cuentos (Palabras del Candil, 2009).

Hoy, 20 de marzo, se celebra el Día Internacional de la Narración Oral y desde boolino apoyamos este oficio, el más antiguo, como bien explica Nicolás Buenaventura en Palabra de Cuentero (Palabras del Candil, 2010) que una vez lo presentaron como un hombre que tenía "uno de los oficios más antiguos". Como comprenderéis no se trata de la que todos pensáis, sino de la de cuentero: "¡Cuentero! ¿Cómo así? Así no más, cuento, narro, relato historias… ¿Cómo cuando el abuelo le contaba a uno, antes de irse a dormir, esas historias de érase una vez? Exactamente. ¿Y a eso se le puede llamar oficio?"

fotopablo23G1Que te cuenten historias es una necesidad vital, a veces es mejor que una terapia. Las palabras narradas no son solo magia son palabras que contadas con una voz que te atrape y te meta dentro la historia puede hacerte olvidar todos los malos momentos o, incluso, los buenos. Es magia, fantasía, vida, libertad. La barrera entre la risa y el llanto escuchando cuentos se cruza muy rápidamente y la sensación cuando termina solo se puede sentir si el narrador ha sabido entrar en ti y en tu mente y transportarte por un momento a su mundo.

Este día se celebra con el objetivo de recordar que el arte de contar historias de viva voz, como decía uno de los más antiguos de la humanidad, está presente y vivo en todas las culturas. La idea surgió de esta conmemoración surgió en Suecia y, a partir de ahí, gracias al contacto entre los contadores y a Internet, se ido extendiendo por el resto del mundo. Actualmente son más de 25 países de todos los continentes los que se han sumado a esta celebración.

La narración es algo más que un oficio. Todos contamos, narramos o, incluso, podemos leer en voz alta a nuestros hijos, nietos, sobrinos, amigos, hijos de nuestros amigos, ese arte de contar es de todos, hacer nuestro el cuento, la historia. Pero, el verdadero narrador, es aquel que escucha, que se mete dentro del cuento, con respeto pero también con ambición. Ambición por hacerlo suyo y porque disfrute el público que le va a escuchar.

“El cuentista sabe callar, necesita callarse frente a una puesta de sol, una tristeza, la mirada de un pájaro. Conoce el silencio, tiene paciencia, sabe cocinar… El cuentista es un valiente explorador, siempre en el camino hacia mundo mejores…” (Estrella Ortiz, 2009). En resumen, observar, imaginar y emocionar son tres de las aptitudes del narrador.

La tradición oral es algo que deberían habernos transmitido nuestras generaciones pasadas, las historias contadas a viva voz nos motivan a conocer otras, nos hacen conocer otros momentos, nos hacen disfrutar de momentos inolvidables con gente dispuesta a escuchar y a gozar de la palabra y de la fantasía.

Si nos centramos en los más pequeños su primer contacto con las historias, la fantasía es la voz, por eso, la tradición de la narración oral siempre estará presente y es algo que no debemos olvidar.

En boolino queremos recordar a algunos narradores que han pasado por nuestra web y nos han dejado su palabra:

Félix Albo nos hablaba de que los narradores son “los profesionales de la palabra dicha”. Tras las sesiones termina “pleno y cansado. Es cierto que salgo con una sensación de plenitud por sintonizar con quienes escuchan. Es genial cuando se acercan los más pequeñines a darte un beso, a darte las gracias o a mirar detenidamente los libros que has dejado sin contar, o los que has contado (este momento es genial).”

Margarita del Mazo: “Me crié entre cuentistas. Mi bisabuelo, mis abuelas, mis tíos, mis padres, todos eran “gente de palabra”, gente de contar. De contar y de cantar, que también eran cantarines. […] Así fue como, entre cuento y canto, yo también fui contando. Solemos imitar lo que vemos y todos ellos, sin darse cuenta, me alimentaron con cada palabra y me enseñaron esta profesión que tanto amo.”

“Siempre he dicho que cuento para todos los oídos que me quieren escuchar porque los cuentos no saben de edades.”

Pablo Albo nos explicaba su definición de “domador de palabras”: “…las palabras tienen peligro. Yo me acerco a ellas con precaución y algo de miedo, la verdad. Eso las hace muy excitantes. Albo opina que la tradición de narrar siempre permanecerá viva. “Nada puede sustituir al contacto humano y los cuentos contados son eso, contacto”.

Pep Bruno explicaba su idea “peregrina de por qué se hizo narrador oral: “creo que no somos nosotros los que elegimos vivir de contar cuentos, sino que los cuentos deciden de quien se apropian para pervivir en gargantas y corazones. Por lo tanto, cuento cuentos porque ellos habitan confortablemente mi garganta, de hecho se encuentran tan cómodos que he podido hacer de esto mi oficio.”3785 Cuentacuentos Carles Cano

El grupo de narradores “Sin venir a cuento” aseguraban que es muy “importante contar en voz alta porque aporta un valor más a la lectura. Por sí mismos, los cuentos invitan a la imaginación y a jugar, así como ayudan a entender el mundo que nos rodea. Pero si los narramos, añadimos el valor de compartir, tanto el momento de juego e imaginación como la propia historia que estamos contando. Traspasamos el acto más individual de lectura, haciendo que sea un acto social, de encuentro y de disfrute conjunto. Además, el hecho de contar invita al diálogo sano y positivo a propósito del cuento, con todo el aprendizaje que esto conlleva.”

Carles Cano: "disfruto mucho contando y cuando los chavales me cuentan lo bien que se lo han pasado leyendo algún libro mío, tengo que contener la respiración para poder pasar por las puertas."

Llorenç Gimenez: "Una satisfacción, ver que el público que tienes enfrente escucha y “entra” en el cuento, en el libro, en el enigma,... es un placer."

Muchas gracias a todos ellos y a todos los que se dedican a este oficio de la palabra dicha. A todos los que han pasado por aquí y a todos los que pasarán. Felicidades en su día y no dejéis de escucharles, muy recomendable.

Fotos de Pablo Albo y Carles Cano

Imagen de La mejor bellota, de Pep Bruno

RHM 5-1 230 x 50 patrocinio blog Salamandra 5-3 230 X 50 0213 

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: día mundial de la narración oral, ade cabo, narración oral, pep bruno, carles cano, felix albo, pablo albo, llorenç giménez, estrella ortiz, nicolás buenaventura

Comentar post

Juan

Me gusta leer un buen libro

anghela

me gusta que mis amigois sean amables conmigo