Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Diario de una profesora: San Nicolás

Queremos saber...  · 

Diario de una profesora: San Nicolás

Por Flor de Mayo:

“Bonk bonk”... Oí la llamada a la puerta. Bajé corriendo las escaleras, abrí… ya no había nadie… la niebla vespertina envolvía una posible mirada a lo lejos en la calle. Aquellos eran los días en los que, en cada casa, al terminar el día e ir a dormir, los zapatos eran los protagonistas... Los zapatos bien presentados a la espera de recibir un posible… regalo, regalito, atención, sorpresa. Podían ser tantas cosas... Entre todas había una especialmente conocida, las letras de chocolate. Se regalaba la primera letra del nombre.

Al mediodía de aquel día, ya había llegado Sinterklaas (San Nicolás), con el barco y con sus pajes. Y con la bienvenida de todos los niños, él y los Piet, como llamaban a los pajes, les daban la venia a los niños para que, cada noche,  pusieran sus zapatos a la espera de un regalito, cada noche hasta el gran día, el 5 de diciembre, en el que recibirían una llamada a la puerta y un saco con los regalos escogidos. Este año con la crisis y los recortes, quizás un poco más pequeños o algunos regalitos menos.

Y, cómo no, yo también dejaba mis zapatos, al lado del vaso de agua y de la zanahoria para el caballo de San Nicolás.

Hoy eran aquellas botas que siempre me habían acompañado. Aquellas botas por las que pagué un dineral... Pero nunca me supo mal ya que me trataron muy bien... con ellas pude andar mis aventuras en el invierno. Antes de la nieve, claro. Aquellas botas que envolvían mis pies como un guante. Aquellas botas en las que me sentía como “el gato con botas”… Y en las que recibí mi regalito, mi primera letra de chocolate.

Aquella mañana mis zapatos me llevaron a entrar en una pastelería, donde pude contemplar las letras de chocolate del alfabeto, ¡qué maravilla! Imaginé como podríamos jugar con las letras, creando palabras, los versos con las rimas…

Aquí, en la tradición de San Nicolás, las letras de chocolate, ya de un tamaño de unos 20 cm. o también pequeñitas, suelen recibirse como uno de los símbolos tradicionales. A mí, me gustó recibir mi primera letra de chocolate, la inicial de mi nombre. En las escuelas los niños reciben, además, la S del Sint cuando los Piet van a visitarlos el día 5 de diciembre.

Se cree que los primeros zapatos se pusieron en la Iglesia de San Nicolás de Utrecht en el siglo XV, donde la población más rica ofrecía algún presente en los zapatos, que después se repartía entre la población menos afortunada.

Hoy deseaba preparar una clase en la que los juguetes fueran los protagonistas. Mientras las ideas afloraban y yo las ponía en orden... mis pies en mis botas rezumaban felicidad.

Sí, la clase sería muy amena con el tema de la historia de los juguetes, hablar de los juguetes que nos gustan, de los que nos gustarían, de los que ya nos gustaron, de lo que sabemos de ellos... Hablar de las tiendas de juguetes, en las que nos gusta pasear a los niños que sueñan con poder, alguna vez,  jugar con alguno de los juguetes de los repletos estantes... Las cajas con los juguetes son como una  caja de sorpresas a los ojos de los niños. A ellos no les hace falta mucho, y para nosotros, los adultos, sólo hace falta pasear alguna vez por una tienda de juguetes y poder mirar los ojos y las caritas de los niños que allí pasean y sueñan.

Hoy, estaríamos en la clase, con el tema escogido, la historia de los juguetes y respondiendo a las preguntas: ¿cuál creéis que  fue el primer juguete en aquellos momentos de la historia?, ¿Cómo creéis que era?, cómo jugarían por aquel entonces?

Podríamos imaginar una pregunta que nos llevara al inicio del juego. Juego del latín iocus, acción de jugar: “cualquier clase de ejercicio que sirve para divertirse”.

¿Cómo se empezó a jugar? El acto de jugar, del latín iocari: “moverse o hacer cosas con la única finalidad de diversión”. O ludere, lúdico. ¿Se jugaba, en aquel entonces, con más placer?

Y además, nos ayudarían todos los folletos de propaganda que anuncian los juguetes durante estas fechas. Y aún, preguntándonos ¿cómo es ahora el acto de jugar? Con la tecnología digital, ¿ha cambiado la forma de jugar?

Cada niño podría hablar, además, de su juguete favorito.

Para los niños, un juguete es a veces un compañero, es un amigo, es una parte de sí mismo. Aunque algunos otros lo son también para compartir con los demás, claro que jugar es ya de por sí compartir.

Mi zapato espera impaciente la llegada de la sorpresao del regalito que me traerá San Nicolás el gran día. En este país nórdico, Holanda, se aguarda también ansiosamente el gran día 5 de diciembre por la tarde, para recibir a San Nicolás y los regalos. Y en familia, compartir las ilusiones y la alegría del esperado día... también con la lectura, además de con los poemas creados para él y con las canciones tradicionales de San Nicolás.

San Nicolás se llamaba también Obispo de Myra, lugar donde fue enterrado en el siglo IV en la parte oriental del Imperio Romano (ahora Turquía). Pero la voz popular dice que, Sinterklaas, San Nicolás, viene de España y que después vuelve a España.

Mi zapato espera. Como cada noche. Espera hasta el gran día el 5 de diciembre para recibir la magia de la sorpresa de un regalo, y después poder mandar los mejores deseos y sueños para todos los niños... con la llegada de los Reyes Magos en Enero.

¡Que las ilusiones y la magia de los sueños nos acompañen!

Diciembre 2012

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: diario de una profesora, san nicolás, papá noel, navidad, juguetes, reyes magos, invierno

Comentar post