Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Dr. Seuss. Libros para empezar a leer

Valores y emociones  · 

Dr. Seuss. Libros para empezar a leer

Por Laura Santervás

El año 1957 el Dr. Seuss publicó su primer libro, El Gato Garabato. Su objetivo era ofrecer a los primeros lectores historias que realmente les interesaran, con las que pudieran aprender y disfrutar. Han pasado más de cincuenta años, los libros del Dr. Seuss han sido traducidos a más de diez idiomas y han formado parte, y lo siguen haciendo, del imaginario de varias generaciones de lectores.

El año 1954 apareció en la revista Live un artículo que hablaba sobre los problemas de aprendizaje en los primeros años de formación de los niños y sus dificultades con la lectura. El autor del artículo señaló que la fuente del problema se encontraba en los libros que, hasta entonces, los primeros lectores tenían a su alcance: historias aburridas y adoctrinadoras con ilustraciones insulsas que no llamaban, en absoluto, su atención. A raíz de esta publicación, al publicista y caricaturista Theodor Seuss Geisel se le propuso todo un reto: de las más de 300 palabras que los niños deberían dominar a los seis años, él debería construir una historia con tan sólo 225. Y no sólo logró solventar esta complicada empresa, sino que, además, realmente consiguió cautivar a los pequeños lectores y marcar un cambio de tendencia en las publicaciones infantiles del momento. The Cat in the Hat es el resultado de este reto del que se vendieron, tras su primera publicación en 1957, más de un millón de ejemplares en sólo tres años. El Dr. Seuss (pseudónimo con el que Theodor Seuss Geisel firmaba sus libros) se convirtió en un autor de referencia que publicó decenas de títulos, que han atravesado fronteras para formar parte del imaginario de varias generaciones de lectores en todo el mundo.

El Dr. Seuss dio vida a míticos personajes como el Gato Garabato (un alocado gato siempre vestido con un sombrero de copa y una corbata con un gran lazo azul), el Lórax (un curioso ser bajito de color marrón que da voz a los árboles, en defensa del medio ambiente) o el Grinch (un extraño personaje gruñón y solitario que, sintiéndose importunado por el alegre ambiente navideño, decide arruinar esta celebración). Los libros protagonizados por estos personajes han sido traducidos a más de diez idiomas en todo el mundo. Además, en los últimos años se han realizado adaptaciones cinematográficas y teatrales de algunas de estas aventuras.

Uno de los aspectos más señalados de los libros del Dr. Seuss es su dificultad en la traducción. El Dr. Seuss recurre a un vocabulario simple y a estructuras sencillas (a medida de los primeros lectores) en la confección de sus divertidas y entretenidas historias, pero mesurando cada una de las palabras, las sílabas de cada verso, las repeticiones... Juega con el lenguaje de un modo sugerente e inteligente, con textos rimados de ritmo imparable, y lo hace explotando las posibilidades del idioma que está utilizando, el inglés. Y aquí radica principalmente la complejidad en la traducción, porque traspasar estos textos a otro idioma supone adecuarlos a sus estructuras y recursos, pero manteniendo el ritmo y la rima del texto original. Los traductores de los libros del Dr. Seuss remarcan la necesidad de introducirse en las historias, participar en ellas, para poder reconstruirlas con las herramientas del nuevo idioma.

Las últimas traducciones de los libros del Dr. Seuss al español databan de los años 80 y 90 del siglo pasado. Hace tiempo que estas ediciones dejaron de estar disponibles hasta que, recientemente, la editorial Beascoa ha recuperado dos de sus títulos: El Gato Garabato Un pez, dos peces, pez rojo, pez azul.

El Gato Garabato fue el primer libro del Dr. Seuss de una serie protagonizada por ese extraño y loco personaje que irrumpe en las casas, cuando los niños están solos y aburridos, para desmontarlo todo, imponer el caos y el desorden. Todo empieza cuando dos hermanos miran por la ventana de su casa, aburridos, esperando que pase la tarde: su madre no está en casa, y no pueden salir, porque cae un tremendo aguacero. De repente, un fuerte estruendo llega a sus oídos, que anuncia la entrada del Gato Garabato. Los niños se asustan e intentan pararle los pies porque, acompañado de dos extraños seres (Cosa Uno y Cosa Dos), lo están poniendo todo patas arriba. Por suerte, los niños, con la ayuda de su pez parlante, logran echar de casa a estos locos personajes, antes de que la madre regrese a la casa.

El año 1960, se publicó por primera vez Un pez, dos peces, pez rojo, pez azul. Con rimas encadenadas y un ritmo imparable, el Dr. Seuss enumera colores, números y conceptos opuestos y establece extrañas y absurdas relaciones entre ellos, que llamarán la atención de los pequeños lectores, que no podrán dejar de leer estas páginas.

Estos dos títulos que ahora recupera la editorial Beascoa responden al propósito del Dr. Seuss, que nació tras la publicación de ese artículo en la revista Live, que señalaba como responsable de la falta de interés de los niños por la lectura a los libros publicados hasta entonces. Era necesario cambiar el planteamiento, valorar los intereses y capacidades de los primeros lectores, y ofrecerles libros interesantes y adecuados a sus aptitudes. De esa reflexión nacen el Gato Garabato y tantos otros personajes: historias trepidantes y absurdas que juegan con el lenguaje, que se convierten en una fuente de aprendizaje de vocabulario y estructuras lingüísticas básicas. Cada una de las palabras, sílabas, oraciones, repeticiones e imágenes están pensadas y ajustadas a las necesidades de los pequeños lectores. Por eso, a pesar de haberse cumplido más de cincuenta años de la primera publicación de estos libros, algunos de ellos siguen situándose entre los mejores libros infantiles de todos los tiempos. 

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: Dr. Seuss, primeros lectores, Gato Garabato, rimas, ritmo, estímulo de la lectura

Comentar post