Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

El bebé prematuro llega a casa: el segundo nacimiento

Queremos saber...  · 

El bebé prematuro llega a casa: el segundo nacimiento

Por Nora Rodríguez

Aproximadamente con una semana de antelación, el equipo médico te informará de que tu bebé ya está preparado para ir a casa. Es probable que ya tenga las defensas necesarias, el tiempo de gestación y el peso suficientes pero que todavía necesite un control intensivo y debas llevarte algún aparato de medición a casa. Por lo general, se hace para que tu bebé se recupere en un medio afectivo más adecuado. Como metodología, este sistema de «alta precoz» se implantará en breve en nuestro país con el seguimiento de un equipo médico y asistencial.

Sueño y descanso

Aunque cada niño es diferente, después de su segundo nacimiento es probable que una vez en casa tu bebé no quiera dormir, permanezca mucho tiempo alerta y se comporte de manera hiperactiva. Mientras recurres al método «mamá y papá canguro» (mantener el contacto físico habitual entre el bebé y los padres) para que se tranquilice y perciba que todo está bien, puedes poner alguna melodía y una luz suave para que se relaje. Pero ya sabes que no existen reglas fijas, así que no dudes en cambiar de táctica si esto no te da resultado. A veces nos olvidamos que durante los últimos meses han estado las veinticuatro horas rodeados de muchos sonidos -alarmas de aparatos de medición, etc- y mucha luz, la de la incubadora, con lo cual es posible que durante los primeros días no se duerman si todo está a oscuras y en silencio.

Mientras esté en su cuna, es aconsejable que gires su cabeza o lo cambies de posición, dejándolo preferiblemente de lado. De esta manera evitamos que se quede en una sola posición corporal y el aplanamiento del hueso occipital. Tampoco existe ningún riesgo en poner al bebé "boca abajo" mientras se encuentra despierto y bajo vigilancia. No obstante, mientras duerme coloca un interfono para oírlo desde cualquier punto de la casa.

Alimentación

Del mismo modo, para la alimentación es necesario también mantener una actitud flexible, respetando la cantidad de comida y los horarios. Si tu bebé ha tenido problemas de peso, no cometas el error de darle más de lo que puede tolerar porque creas que tiene hambre. El peso lo ganará a su propio ritmo. No lo obligues a comer, pero si permanece inapetente consúltalo con el pediatra. Antes de nada pregunta si debes darle dosis extra de hierro; los bebés prematuros suelen tener lo que se denomina «anemia del prematuro».

Características de los prematuros

Al recibir estímulos desde una edad muy temprana, suelen ser niños con un gran poder de concentración y un rápido ritmo de aprendizaje, a diferencia de los que se creía años atrás. Estudios de varios especialistas demuestran coeficientes de inteligencia superiores en los niños prematuros alimentados con leche materna (o especial para prematuros) en comparación con los que recibieron fórmulas de alimentación tradicionales de niños nacidos a término. Ser prematuro puede ser un proceso largo y difícil al principio, pero no tiene por qué influir negativamente en la capacidad para llevar una vida plena y satisfactoria. Por esta razón, intenta no etiquetar a tu hijo por haber nacido antes de tiempo. Hoy en día, tener un bebé antes de tiempo ha dejado de ser un fenómeno excepcional, en especial cuando de 400.000 partos anuales en nuestro país, un 7% nacen prematuramente.

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: bebé, prematuro, familia

Nora Rodríguez

Nora Rodríguez  ·  Happy Schools Institute

Escritora, ensayista y pedagoga, así como pionera en el estudio de la violencia escolar en España y un referente mundial en innovación pedagógica. Durante más de veinte años ha impartido conferencias y formación sobre educación a profesores y directivos de diversas universidades, y a padres en organismos internacionales.

Comentar post