Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

El sector editorial en crisis. ¿Quién es el responsable? ¿Quién toma el liderazgo?

Queremos saber...  · 

El sector editorial en crisis. ¿Quién es el responsable? ¿Quién toma el liderazgo?

Hoy lanzamos una nueva sección semanal en nuestro blog, #SharingStories. Este nombre refleja tanto el ADN de boolino (impactar en la vida de los niños convirtiéndoles en ávidos lectores) como el contenido de esta nueva sección. Cada sábado comentaré noticias o temas relacionados con el sector editorial infantil que han llamado mi atención, hablaré sobre tendencias en la educación y sobre lo que pase alrededor de boolino y podamos compartir.

A través de #SharingStories me gustaría iniciar debates, y alguna vez provocar, con el fin de empujarnos a todos los que trabajamos en este maravilloso sector más allá de nuestra zona de confort. Todo lo que leeréis aquí es opinión personal mía, opinión que quizás no coincida con lo que piensa el resto del equipo de boolino... pero escribir en primera persona me permite esta libertad. Por favor, contradecidme si no estáis de acuerdo con lo que digo, no pretendo tener la razón siempre, pienso que si debatimos y compartimos más, podremos aportar más valor a este blog y a todos. La razón por la que existe boolino es porque nos encantan los libros y la lectura, creemos firmemente que una cultura de compartir historias y lecturas crea una sociedad mejor y más igualitaria.

El lunes, la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) presentó los resultados del sector editorial en 2013, y durante esta semana, la prensa nos ha inundado con artículos que predicen un futuro muy negro para el sector: Saltan las alarmas en el sector editorial español al retrodecer 20 años, Las ventas de libros cayeron casi un 10% en 2013, El libro infantil y juvenil sigue su caída en ventas. No hay duda que en España estamos viviendo una crisis económica muy severa combinada con una caída de los ingresos domésticos debida al aumento de la tasa de desocupación, eso es un hecho. Como resultado, el sector editorial ha experimentado una caída de ventas, igual que otros muchos sectores. Sin ir más lejos, el sector de los juegos que ha caído un 48% desde su pico en 2007. Además, como otros sectores relacionados con los medios de comunicación, la edición de libros está hoy en el centro de una tormenta perfecta debida al cambio de los canales de distribución desde los físicos (librerías) hacia los canales online, combinados además con la digitalización del contenido. Los resultados a corto plazo son la caída de las ventas y una reducción de los beneficios; pero lo más importante es que el modelo antiguo del sector editorial no funciona en la era digital.

Leyendo estos artículos mencionados me preguntaba como será nuestro futuro (asumiendo que existirán los libros), y tuve una sensación extraña en el estómago. ¿Estamos (el sector en pleno) afrontando estos cambios?  ¿O simplemente estamos contemplando estupefactos como se acerca el huracán y culpando a otros en lugar de actuar proactivamente?

Después de 13 años trabajando en el sector y escuchando los argumentos de editores y libreros, tengo la sensación de que nos vemos como víctimas en lugar de actuar como líderes que quieren cambiar su realidad y asumir nuevos retos. Uno puede tener la idea de que las razones de la crisis actual son solamente el resultado de factores externos (el gobierno no fomenta la lectura y no protege suficiente la propiedad intelectual, las familias tienen menos subsidios que hace unos años para comprar libros de textos, las bibliotecas compran menos libros, los precios de los libros han bajado, la piratería de las ediciones digitales combinada con un IVA más alto limita el crecimiento de los ebooks... y podemos enumerar algunos más). No estoy sugiriendo que estos argumentos no tienen fundamento; pero echar la culpa a terceros de nuestros problemas no nos ayudará a imaginar nuestro futuro en este mundo que cambia.

¿Qué estamos haciendo realmente para fomentar la lectura en nuestra sociedad? ¿Saben los padres que la lectura impacta directamente en la vida de los niños? Cada mes cierran librerías, ¿somos suficientemente creativos para encontrar otros medios para promocionar nuestros libros? ¿Utilizamos los canales online, las redes sociales o las estrategias de crossmedia? ¿Estamos listos para poner en duda el hecho de si tiene sentido o no publicar cada año más de 75.000 libros? ¿Publicamos lo que la gente quiere leer?  (El mercado cae, pero ciertos nichos como las novelas románticas o los libros de humor están creciendo... ¡quizás necesitemos un poco más de humor en nuestras vidas después de todo!)

La gente tiene menos dinero disponible que hace unos años pero la mayoría de familias tiene televisores de última generación y muchos niños utilizan smartphones. Está claro que el mensaje no llega correctamente al mercado: La lectura es la base de la educación y permite tener una vida plena.

Un pensamiento....

Gracias,

Sven

Puedes encontrarme en twitter: @boolino, @svenhuber, #SharingStories

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: Sector editorial, crisis, ventas, economía

Comentar post

Jaime Janer L@ S@l@m@ndr@

Sven, lo has definido perfectamente, yo creo que la solución está en nuestras manos, felicidades.

Pep - Librero

El problema es que en el sector del libro quien marca las principales líneas editoriales y políticas de publicación son gente ajena a los libros. Muchos Masters de ESADE y de gestión de empresas y muy poco contacto con las humanidades y la literatura en general. Desde altos cargos políticos hasta los gerentes de las principales librerías del país. Como Bertrand, Casa del Libro, FNAC, como Wert... Las librerías las están salvando los libreros de pie, con unas condiciones laborales durísimas, pero con mucha formación (no valorada) y un amor al oficio enorme. Y pasa igual con el sector editorial: se publican más "productos en papel" que libros. Habrá lectores cuando todos los agentes del sector vayan a la una, no los unos contra los otros, como pasa actualmente: Wert toma medidas contra la cultura, los empresarios (gestores de librerías) contra los libreros, los editores contra los buenos libros. Así sólo se va hacia la precarización, destrucción y incultura, el sentido inverso del sentido común.

Sven Huber

@Pep Ojalá podamos encontrar un camino más positivo. La semilla del hábito lector tenemos que plantar en casa, dónde podemos fomentar el interés y el amor por los libros, las buenas historias y la lectura. El colegio tiene que acompañar pero los padres somos los responsables de la educación de nuestros hijos. No echemos la culpa a los demás, empecemos a regalar más libros a los niños, leamos con ellos (ahora en verano y en las vacaciones es un momento estupendo). Como dice @Jaime, está en nuestras manos.

José Luis

Hace un par de días dejaba en mi blog un artículo parecido a este. Personalmente como lector, y padre de tres niñas, creo que los problemas más allá de lo que diga la FGEE viene de la base, estamos en crisis, sí, el iva del ebook es del 21%, sí, hay menos ayudas para los libros de texto y se fomentan los bancos de libros (esto personalmente no lo veo mal), hay piratería, sí pero no se puede poner el acento en esos aspectos y dejar el fomento de la lectura aparcado. Iniciativas como la de boolino son fundamentales, pero si las instituciones no ayudan, no vamos a ningún sitio, y así si al llegar el verano, cuando los niños tienen más tiempo libre, cerramos la biblioteca infantil... ya me dirán que lectores va a haber en el futuro.

Sven

@JoséLuis La única razón de desarrollar boolino es que no queremos esperar a las instituciones. Como padres no queremos depender de la política en un tema tan importante como el futuro de nuestros hijos. Queremos ofrecer soluciones desde la sociedad, invitando a colaborar a todos los que quieren aportar y crear. Y, la verdad es que cada vez son más los que apoyan boolino y las ideas detrás. Estamos al principio pero cuando salgamos del túnel tendremos una sociedad más lectora y jóvenes mejor preparados para afrontar los retos de la globalización y del siglo 21. Muchas gracias a todos que estáis apoyando el proyecto y el equipo detrás que cada día deja su piel en este asunto tan importante.

rosa

Sven te felicito por la iniciativa de Boolino y de mlbb. Soy bibliotecaria y te aseguro que al unir la lectura con una guía didáctica y manualidades son muchos y muchas las que están empezando a cambiar el concepto de libro de un solo uso y le sacan mucho más partido. Gracias. Feliz Verano.

Maribel

Estamos hablando de cambiar una cultura y los procesos sociales son lentos...si hacemos una evaluación de la lectura en España podemos ver que ahora se lee y se compran más libros que nunca, y que existe mayor concienciación institucional y social sobre la lectura que en ningún otro periodo histórico. Es un problema complejo, con diferentes variables y con iniciativas como Boolino estamos en el camino, pero se necesita tiempo, destruir barreras mentales de todos y por supuesto apoyo institucional.

Maribel

Pep-Librero: Comparto tu opinión, pero matizándola. Si bien es cierto que hay que conocer el mundo del libro también es cierto que estamos hablando de una industria y como tal tiene que establecerse políticas, procesos, y métodos de gestión empresariales. También conocemos muchos profesionales que tienen una buena formación y experiencia en el ámbito del libro pero que no conocen la empresa, y eso también es un error...si eres una empresa no hay que perder de vista la cuenta de resultados, si eres una institución pública tus objetivos se miden dentro de la rentabilidad social, pero también hay que medirlos y gestionarlos con metodologías cualificadas. Por eso, en mi opinión, lo ideal es una conjunción de los dos perfiles, el amante de la literatura con la gestión empresarial.