Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

La elección del instrumento musical más adecuado

Jóvenes lectores  · 

La elección del instrumento musical más adecuado

Por José Vicente León - Rebeca Capella

www.asesoresmusicales.com

El estudio de la música, como es sabido, proporciona grandes beneficios para los niños, siendo la práctica de un instrumento musical una herramienta muy útil para lograr su desarrollo integral, potenciando la creatividad, la inteligencia, las habilidades del lenguaje, la memoria, etc.

Elegir un instrumento puede ser un dilema para los padres. Hay que conseguir que el niño se identifique con su instrumento para que lo disfrute al máximo.

Debemos informarnos bien, conocer los instrumentos y hacer que nuestro hijo los conozca, evitando las decisiones precipitadas. Una buena idea es llevar a los niños a conciertos en vivo, para observar sus gustos e intereses, con el fin de averiguar los sonidos que más son de su agrado.

Ciertos niños serán sensibles a la dulzura de un sonido grave o a la intensidad de una trompeta y otros hablarán de la importancia de tener un instrumento entre los brazos.

A continuación, explicamos brevemente las clases de instrumentos, con el fin de intentar ayudar a la elección del más adecuado.

Instrumentos de viento-madera:

Con la flauta, el clarinete y el saxofón, prácticamente desde el principio de su estudio, se obtiene un sonido agradable, por lo que proporcionan un logro rápido. Sin embargo, con el oboe y el fagot, al tener doble caña, obtener un buen sonido cuesta un poco más de tiempo.

Aún así, esto último no debe ser determinante: si un niño desea tocar el oboe, hay que animarlo a ello, aunque al inicio el sonido no sea tan agradable, hay algo fundamental que superará los obstáculos: la pasión y la motivación.

Instrumentos de viento-metal:

Tocar un instrumento de metal exige cierta fuerza física y pulmonar, por lo que generalmente los eligen más los niños que las niñas.

Para tocar la mayoría de estos instrumentos sólo se usan tres dedos, a diferencia del piano o los de viento madera, que requieren la coordinación de todos ellos.

Según la constitución física del niño, podemos elegir desde la pequeña trompeta a la imponente tuba.

Instrumentos de cuerda:

Ser zurdo puede favorecer su aprendizaje, ya que la mano que lo tiene más difícil es la izquierda. Con el violín se puede comenzar muy pronto: se necesita un cuerpo ágil y buen equilibrio (el instrumento se sostiene entre la barbilla y la clavícula).

Con el violoncello se consigue con cierta facilidad un buen sonido. Es más apropiado para niños tranquilos.

Instrumentos de percusión:

Para tocar los instrumentos de percusión hace falta mucho sentido del ritmo. Los hay afinados como el xilófono y otros no afinados, como el tambor y la batería. Se necesitan reflejos, movimientos ágiles, una buena coordinación de las manos y capacidad de concentración.

Son instrumentos ideales para niños activos, que necesitan liberar energía.

El piano y la guitarra:

El piano es muy satisfactorio, porque incluso las melodías sencillas suenan bien desde el principio. Sin embargo, las partituras son más complejas, con claves y melodías distintas para cada mano. Hacen falta muchas horas de práctica.

La guitarra resulta muy atractiva para muchos niños ya que tiene un sonido muy agradable. Tocar estos instrumentos requiere inteligencia, perseverancia y cierta introversión, ya que pocas veces tocan en conjunto, no como el resto de instrumentos, presentes en una orquesta.

Aprovechemos todos los beneficios que puede aportarnos la música y disfrutemos escuchando tocar a nuestros hijos, o ¿por qué, no?, quizá tocando con ellos.

RHM 5-1 230 x 50 patrocinio blog Salamandra 5-3 230 X 50 0213

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: blogueros amigos, musica, asesores musicales, instrumentos, beneficios musica

Comentar post

Laura

Podrían dar información acerca de la viola?