Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Enseñar a los hijos a comunicarse: el autocontrol

Queremos saber...  · 

Enseñar a los hijos a comunicarse: el autocontrol

Por Nora Rodríguez

Los niños más felices son los que tienen padres y madres que saben respirar profundamente antes de actuar, y más aún en situaciones en las que los hijos están muy estresados.

El autocontrol

Si quieres que tu hijo aprenda a tranquilizarse y a comunicarse de otro modo, fíjate en cómo reaccionas tú, aun cuando parezca que no hay modo de hacerle entender las cosas. En lugar de expresar tu desaprobación pregúntale, en tono amigable, a qué va a jugar, o si le han gustado las galletas. El tono de voz más grave y pausado baja el estrés en los niños; el tono de voz rápido y agudo los tensa. También es importante respirar profundamente para controlar el lenguaje no verbal. Desde el nacimiento nuestros hijos están permanentemente atentos a lo que hacemos más que a lo que les decimos. Por otra parte, el 75% de nuestros mensajes son no verbales. La manera de comunicarse es en sí un mensaje. Cuando intuyas que el momento de tensión ha pasado y tu hijo muestre deseos de relacionarse, abrázalo, este es un recurso infalible para fomentar la disciplina que activa la felicidad en el cerebro. No lo olvides.

Los cuentos generan sentimientos positivos

Leer y contar cuentos a tu hijo es especialmente beneficioso en esta etapa. Después de oír un cuento repetidas veces los niños refuerzan sus sentimientos positivos porque se sienten seguros de que la historia no cambia, al tiempo que aprenden que hay más formas de responder cuando algo les desagrada. A veces, basta con una foto para contarles algo. A los dos años lo mejor es elegir historias de uno o dos animales que representen acciones conocidas por él. Del mismo modo, las canciones y las poesías breves son ideales para jugar con el lenguaje. Puedes cantarla o recitarla un par de veces y después detenerte en aquella palabra que veas que le ha llamado la atención. Te sorprenderá descubrir cómo la recuerda sin problemas y cómo un cuento puede tranquilizarle. Cuando os divertís juntos con el lenguaje, le estás enseñando a comunicarse.

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: familia, cuentos infantiles, gestionar emociones

Nora Rodríguez

Nora Rodríguez  ·  Happy Schools Institute

Escritora, ensayista y pedagoga, así como pionera en el estudio de la violencia escolar en España y un referente mundial en innovación pedagógica. Durante más de veinte años ha impartido conferencias y formación sobre educación a profesores y directivos de diversas universidades, y a padres en organismos internacionales.

Comentar post