Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Escribir en el aula es fácil si se sabe cómo

Jóvenes lectores  · 

Escribir en el aula es fácil si se sabe cómo

Por Elena Llera Sánchez

Una de las grandes lacras del sistema educativo español es la escasa importancia que se da a la expresión oral y a la escrita. La escritura ha quedado reducida a ejercicios esporádicos sobre temas  generalmente aburridos y a los exámenes, hechos que provocan que nuestros adolescentes no sepan crear dos frases sin cometer tres errores.

Fomentar la expresión escrita es sencillo si se sabe cómo hacerlo: no es lo mismo llevar a cabo una aburrida redacción sobre “la primavera” que un ejercicio donde cambiemos el final de un cuento que leamos, o donde la premisa sea que un teléfono móvil y un sacapuntas se enamoran  irremediablemente cuando el poseedor de ambos sale de la habitación. Escribir y querer escribir son tareas sencillas cuando se logra que resulten atractivas a ojos de los más jóvenes, en las aulas y fuera de ellas.

Ideas para guiar a los alumnos en su periplo escritor

Como profesora considero que tengo una responsabilidad social y moral en lo que a la expresión de mis estudiantes se refiere, y es algo que día a día llevo a cabo. Cada semana dedico una clase a fomentar la expresión escrita mediante diversas dinámicas que intento sean variadas y atractivas. A continuación propongo cuatro ideas que nos pueden servir como punto de partida para sacar al pequeño escritor que cada uno de nuestros alumnos lleva dentro:

Rimas y leyendas1. Recurrir a los clásicos

¿Qué mejor manera de empezar a escribir que inspirarse leyendo los versos de grandes desamores o los relatos de miedo y de terror que asustaron a toda una generación? Por su maestría y la fuerza de sus sentimientos, comenzar leyendo la reciente adaptación de la obra de Gustavo Adolfo Bécquer, Rimas y leyendas, puede ser una gran fuente de inspiración. Podemos leer alguno de sus poemas e intentar ponernos en el lugar de la amada: ¿Qué le diría a Bécquer? ¿Estaba enamorada de él? ¿Se mostraría enfadada? ¡Todo vale!

Escribir2. Busca la inspiración

Podemos encontrar la inspiración allá donde miremos: desde la ventana de nuestro cuarto hasta el pelo de nuestra madre. También es buena idea recurrir a diferentes visiones sobre un mismo tema, algo que nos ofrece el libro Escribir y su original visión de lo que este proceso supone. Una cita ineludible para amantes de las letras que quieran imbuirse en este proceso creativo desde una perspectiva diferente, que lleva por lema “Escribir es dibujar con palabras”. Proponer en clase una lluvia de ideas sobre qué es escribir para cada alumno y crear un manifiesto que guíe todos los textos que se vayan creando o un mural para la clase puede ser una maravillosa manera de fomentar el gusto escritor en el centro escolar.

La bella y la bestia3. Empecemos por un relato corto

El sueño de todo escritor es llegar a escribir una novela, pero dado lo difícil de esta meta es recomendable comenzar por textos más cortos como cuentos o relatos. Para ello, la lectura de La Bella y la Bestia y otros cuentos es una excusa fantástica para iniciar a nuestros alumnos en las técnicas del relato corto: la manera en la que se va dibujando el personaje, la descripción de lo escenarios o por qué la simbología de los nombres de cada personaje  son importantes pueden permitir que nuestros escritores nóveles escritores esbocen su próximo texto. Podemos leer alguno de los cinco cuentos de esta obra en clase y analizar con nuestros alumnos cómo se mantiene la tensión narrativa o reinventar la historia si en lugar de una chica guapa fuese una bruja fea y aventurarse a escribirlo.

Poe4. Y ahora, ¡a por la novela!

Una vez nos veamos con soltura suficiente y con ganas de crear, podemos comenzar a esbozar una novela. Guiar a los alumnos en la creación mediante lecturas pautadas, trucos narrativos o la elección de un impactante título serán algunos de los pasos que podremos llevar a cabo con ellos. Llegados a este punto creo que lo más conveniente es que se vuelvan (si no lo eran antes) unos lectores voraces y vean cómo otros describen el amor, la muerte o el odio, algo en lo que Jordi Sierra I Fabra es indiscutible maestro y en cuya obra Poe deja al descubierto una vez más. En una lectura ilustrada donde se homenajea al maestro del cuento de terror, veremos una magnífica obra entretejida con misterio, con muerte y con detalles verídicos del escritor norteamericano. Os aseguro que muchos de vuestros “escritores en prácticas” acudirán raudos a leer los cuentos de Edgar Allan Poe tras la lectura de esta novela.

Escribir es un camino que se va cimentando a lo largo de toda la vida: lo importante es tener una buena guía para saber cómo lograr impactar en el lector de manera efectiva y original y leer mucho para saber qué tipo de estilo queremos tener y qué tipo de escritores queremos ser.

¿Y vosotros? ¿Recordáis la última vez que sacásteis al lector que lleváis dentro?

 

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: libros fantasia, libros juveniles, clásicos, clase literatura, literatura

Elena Llera Sánchez  ·  El pájaro Perséfone

Licenciada en Filología Hispánica, es una apasionada profesora de Secundaria con el claro objetivo de ayudar a sus alumnos a ser felices y a saber comunicarse consigo mismos y con los demás. En su tiempo libre lee de todo, viaja e intenta escribir.

Comentar post