Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Hoy entrevistamos a Octavi Franch

Jóvenes lectores  · 

Hoy entrevistamos a Octavi Franch

Hoy entrevistamos al escritor y periodista Octavi Franch acerca de la creación literaria y de los retos de escribir para niños, jóvenes y adultos.

¿Qué te impulsó a escribir?

A los 13 años leí en un libro sobre el día de mi nacimiento que tenía que dejarlo todo y ponerme a escribir, porque no haría una cosa mejor en mi vida. Y a los 27 años me di cuenta de que era verdad. Pero antes de ponerme solo a escribir me dediqué a la música, el teatro y la radio. Es decir que tuve una progresión creativa.

¿Hay un momento concreto, una obra u autor de referencia que despertara tu vocación o ya tenías interés por escribir desde pequeño?

Yo soy una persona tardía, es decir siempre llego tarde a todo y todo lo empiezo ya de mayor, como el hecho de escribir. Pero sí hay un factor relevante como lector que fue la lectura obligatoria, a les 16 años aproximadamente, de Drácula. Eso cambió por completo mi percepción de la literatura. Pero hasta los 21 no le dije a mi madre: Quiero ser artista.

¿Cuál es para ti la diferencia entre escribir un cuento, poesía, un texto periodístico o una novela?

Ninguna, a parte del formato que es distinto, claro está, y que por lo tanto hay que dominar esa técnica en concreto. Luego evidentemente el nivel lingüístico y el punto de vista, es decir la objetividad. Por lo demás no hago ascos a nada; todo me gusta por igual.

¿Enfocas la escritura de diferentes maneras en función del género?

En función del género, no. Pero en función del formato sí. Aunque soy un autor de género, considero que todos ellos son transversales. No obstante, si tengo que escoger sólo un género me quedo con el thriller esotérico.

¿Te preparas de manera diferente?

Me conciencio para lo que me vendrá. Es decir: siempre lo paso muy mal cuando escribo ficción para adultos, a no ser que sea comedia. Yo sufro lo mismo que mis personajes y normalmente soy bastantes escabroso, violento y sangriento. Pero siempre acaba valiendo la pena tanto sufrimiento.

¿Podrías hablarnos de la autoedición?

Sí, claro.

¿Cómo autor, de qué manera la valoras?

Para alguien que empieza y se lo puede permitir, perfecto. Yo nunca lo he hecho, pero ahora si tuviera dinero para invertir lo haría, seguro.

¿Son relevantes hoy más que nunca las figuras del agente y el editor?

El agente para llegar a las grandes editoriales y ganar los grandes premios literarios, sí, sin duda. Si no es totalmente imposible. Ahora, editores como tal la verdad es que conozco a muy pocos. Aunque cada día hay alguien que me sorprende, también positivamente, al respecto.

¿Cuál crees que es la clave de escribir para el público infantil y juvenil?

Rebajar todas tus expectativas. Lo digo en positivo. Lo más difícil es comunicar algo a alguien que no es como tú, como a un niño o adolescente. Lo mismo que pasa con los ancianos. No tengo hijos, así que en mi caso es complicado conseguir el tono del narrador. Me cuesta frenarme, pero lo tengo que hacer porque si no, enseguida, ya me voy a lo adulto.

¿De qué manera los personajes pueden representar de manera creíble la voz de un niño y no parecer niños hablando como adultos?

Hay que recurrir al mimetismo. Evidentemente, todos nosotros somos niños hasta que morimos, lo mismo que somos adultos y ancianos. Yo, por ejemplo, colecciono juguetes. No juego con ellos, aunque cuando haces un diorama de Playmobil, por ejemplo, estás jugando de alguna manera. Pero de niños queremos ser adultos, pensar y vestir como ellos, e incluso actuar como ellos. Y de adultos nos pasa lo mismo, pero al revés. Yo cuando era niño jugaba solo con los Madelman y creaba mi propia historia con mis propios personajes. Ahora lo hago con un documento de Word. No ha cambiado nada: antes hablaba solo y ahora tecleo.

¿Qué consejo/s le darías a alguien que está empezando y que no ha publicado?

Primero que se presente a todos los premios habidos y por haber, aunque solo gane un trofeo o un lote de libros. Ahora con Internet todo es más fácil. Que haga un blog con su nombre y si puede una web. Y que haga un mailing a todas las editoriales y agentes literarios. Y a los que pueda que se presente en persona en sus oficinas.

 

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: entrevista, autor, escritor

Comentar post