Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Hoy tiene la palabra Aitana Carrasco

Queremos saber...  · 

Hoy tiene la palabra Aitana Carrasco

Hace unos días preguntamos a Aitana Carrasco por su trabajo, sus técnicas y procedimientos para ilustrar o escribir un álbum o un cuento, y como es tan generosa, nos descubrió su proceso creativo en 7 fantásticos pasos.

La ilustradora valenciana nos cuenta el largo viaje que hace la ilustración o la idea  desde que surge en su mente, pasa a través del lápiz materializándose en el papel, pasa por el ordenador, la imprenta y vuelve a sus manos ya convertida en libro.

Hoy tiene la palabra Aitana Carrasco.

Normalmente, cuando invento un libro, la cosa va así:

sospitosos1- Tengo un texto propio o ajeno. Si es propio, lo baso en mi propia experiencia: en mis propias inquietudes, curiosidades e intereses, y casi siempre es, de un modo u otro, autobiográfico. Si es ajeno, viene dado por encargo por una editorial o un escritor que me lo ha mandado (unos me gustan más que otros y no suelo ilustrar textos que no me gusten aunque sea un poco, aunque a veces sucede que una tiene que pagar el alquiler y las facturas y todo no se puede tener).

Lo leo, lo releo, en voz alta y en voz baja. Muchas veces. Y voy subrayando palabras y apuntando ideas en os márgenes.

Una sola vez me ha ocurrido que el proceso ha sido a la inversa: en el caso de El poso del café, donde partí de 40 collages a los que, posteriormente, di forma de libro y puse un texto.

Creo los personajes: me imagino cómo son, me pregunto por qué son así y no de otra manera, decido qué les gusta y qué no, qué llevan en los bolsillos, y establezco, así mismo, las relaciones entre ellos.

2- Invento historias paralelas o subtramas que van a ocurrir en el transcurso del libro. Trabajo casi siempre en álbumes ilustrados, donde la ilustración debe ser tan imprescindible como el texto: dos líneas narrativas paralelas que no dicen todo el tiempo exactamente lo mismo. Para que esto ocurra, añado personajes extra a los que les ocurren cosas a lo largo de las páginas, invento historias de amor que no existen en el texto, o retrato situaciones que amplían la información que éste nos proporciona.

Para esto pesco de mi subconsciente aquellas cosas que éste ha guardado sin mi permiso, a saber: nidos de avispas, juguetes, ferreterías, tiendas de viejo, fotos antiguas, cuadros o películas favoritos, fragmentos de libros, recuerdos de infancia, anécdotas propias y ajenas, y un largo etcétera. Todas estas cosas forman parte de mi mundo, ese “mundo aparte” o “mundo propio” o “vida interior”, como le llaman, que todos tenemos o deberíamos tener como un refugio. Mis ilustraciones siempre hacen referencia, de una u otra forma, a ese mundo, que es mi mundo, el que conozco, y que está repleto de atmósferas e iconografías propias que lo hacen reconocible y diferenciable.Conill2 baixa

3- Boceto todas las páginas del libro. A veces una sola vez, y a veces muchísimas, dependiendo de lo que me guste un texto, de la conexión con él, del momento en que yo viva, de la estación del año, etc.

4- Procedo a realizar los artes finales. Para ello uso técnicas mixtas donde conviven acrílicos, acuarelas, lápices, transferencias, barnices y edición digital (algunas veces todo a la vez). Se trata de un estilo poco realista, rígido, de contornos definidos, muy colorista, de composiciones abigarradas, casi excesivas, y con cierto aire decimonónico y onírico, en el que se pueden adivinar influencias que van desde el muralismo mexicano hasta los collages dadaístas.

5- Hago la portada y contraportada (que siempre dejo para el final).

6- Entrego el libro para que se vaya a imprenta, generalmente con cierta aversión (a veces incluso odio) hacia él, porque ya no sé si me gusta o no a causa de haber pasado meses viéndolo a diario y por culpa de no tener tiempo para alejarme y mirarlo con mayor perspectiva y distancia.

7- Me reencuentro con el libro, meses después, cuando ya ha salido de imprenta y llega por correo, y (ahora sí: con distancia) hago balance de fallos y aciertos y termino por hacer las paces con él.

Imágenes tomadas de http://aitaneta.blogspot.com.es/


registrate banner post esp

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: aitana carrasco, ilustración infantil, literatura infantil, el poso del café, libros infantiles, proceso creativo

Comentar post