Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Hoy tiene la palabra: Ilan Brenman

Jóvenes lectores  · 

Hoy tiene la palabra: Ilan Brenman

Por Ilan Brenman.

Yo empecé como narrador, de formación soy psicólogo e hice la maestría y el doctorado en educación, así que con 18 años ya trabajaba con niños. Un día en la escuela en la que trabajaba tres niños se me acercaron y me dijeron: Ilan, queremos un cuento. Y yo empecé a temblar, ¿un cuento? No, no sé. Y me miraron, ¿cómo que no sabes? Y un niño dijo una palabra que cambió mi vida, me dijo “Invéntatelo”.

Dije bueno, eso sí puedo hacerlo, cinco minutos después de tres niños habían pasado a seis, ¡el milagro de la multiplicación! Y empecé a ver que se acercaban todos; quince minutos después había veinte niños con la boca abierta. Yo también me quedé con la boca abierta al ver lo que había conseguido, y fue entonces cuando me hice una serie de  preguntas que me cambiaron la vida: ¿qué son los cuentos? ¿qué es la ficción? ¿por qué gustan? ¿por qué a mí me gustan? A partir de entonces empecé a practicar como “cuentero”.

Llegó un momento de mi vida en que la gente me decía "Ilan, me encantan tus cuentos pero cuando se acaban ¡te vas! ¡Ven a mi casa a contarme cuentos!". Y entonces empecé a pensar que tenía que que escribir mis cuentos para que la gente pudiera llevarme a casa, y así hice mi primer libro. El libro empezó a salir por todo Brasil, de esta manera no tenía que ir yo a contar el cuento, era el cuento el que viajaba. Ahí empezó mi vida como escritor. Tras un tiempo elegí; el "cuentero" está un poco más en el pasado... Uso los cuentos para hablar con los niños pero me dedico a la escritura y el tiempo para la cuentería quedó muy restringido.

Mis historias nacen de mi cotidianeidad, de mi familia. Yo siempre digo que no me interesa el elefante, me interesa la hormiga, lo pequeño. Lo que pasa en mi casa pasa en las casas de mucha gente. Por ejemplo, tengo libros en Corea y me llegan correos en los que me preguntan: "¿cómo sabes lo que pasa en mi casa ?".

Y es que yo miro mucho a mis hijas, con su madre, sus amigos… y eso me trae ficción, me trae ideas. Por ejemplo, el nacimiento de Las princesas también se tiran pedos es muy gracioso; yo estaba hablando con mi mujer y de pronto viene un olor muy feo, muy feo, como de una paella que lleva cinco meses en la nevera, como un tsunami y mi mujer me mira y dice: “¿Fuiste tú?”, y yo la miro y le digo: "No, ¿y tú?”, y ella me dice: "¡No!". Y pensamos, ¿quién fue? Estaba mi hija con nosotros: dos años, vestida de Blancanieves, una princesa linda y preciosa, la miramos… ¡Tenía una cara! ¡Nos empezamos a reir! Qué olor tan fuerte, ¡tan pequeña! Y ella empezó a llorar, y lloraba y lloraba y su madre la cogió y le dijo: "No llores, las princesas también se tiran pedos". Y en ese momento pensé “congela todo”. La vida se paró. Y salí corriendo a escribir el cuento. Dos meses después el texto estaba listo.

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: entrevistas en boolino, ilan brenman, hoy tiene la palabra

Comentar post