Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Inicio de los miedos infantiles: miedo a la oscuridad

Valores y emociones  · 

Inicio de los miedos infantiles: miedo a la oscuridad

Por Mariona Bosch

Todos los niños tienen miedo a algunas cosas; unos a la oscuridad, a ciertos animales, otros a separarse de su familia o a estar frente a personas extrañas. La mayoría de los temores son temporales y vienen determinados por la edad y las diferentes fases evolutivas del niño.

¿Por qué y cuando aparece?

El miedo es la reacción normal que experimenta el niño cuando se enfrenta a situaciones, objetos, personas y pensamientos que entiende como peligro o amenaza. Facilita su capacidad de adaptación a la vida y la supervivencia.

  • En los primeros meses de vida el niño expresa temor cuando tiene hambre, dolor, frío o ante ruidos fuertes.
  • A partir de los 8 meses es capaz de diferenciar a las personas que conoce de los extraños, y comienza a mostrar miedo a los desconocidos y a la separación de sus familiares de referencia.
  • Cuando empiezan a hablar, el desarrollo cognitivo del niño hace más complejos sus miedos, pasando de miedos más básicos o fisiológicos a miedos de tipo social.

Estos miedos les ayudarán a enfrentarse de forma adecuada a situaciones difíciles y amenazantes con las que se encuentran a lo largo de su crecimiento.

Los principales miedos infantiles se dan al separarse de sus padres y familiares, el miedo a personas desconocidas, miedo al dolor físico, miedo a la oscuridad y miedos sociales relacionados con la escuela.

miedo

Miedo a la oscuridad

Este tipo de miedo se activa entre el año y los dos años. Es un tipo de temor que se asocia con diferentes cosas como seres imaginarios (monstruos) o la ansiedad de quedarse solo en una habitación. El miedo a la oscuridad es considerado un temor evolutivo, es decir, que es normal en el desarrollo del niño y sirve como mecanismo de adaptación. Esto no significa que no se tenga que apoyar al pequeño, se le debe ayudar a superarlo de manera que pueda descansar y dormir con normalidad, sin que un miedo común se convierta en el origen de trastornos del sueño.

Las pesadillas y los terrores nocturnos suelen aparecer ligados al miedo a la oscuridad, pero no son el mismo tipo de miedo. Responden a temores relacionados con la propia seguridad y supervivencia.

Ideas para ayudarle a superar el miedo a la oscuridad

  • Podemos hacer juegos que no impliquen la vista, como vendar los ojos para jugar a la gallina ciega o para romper una piñata con golosinas. Así aprenderán a estar tranquilos y a divertirse sin utilizar la vista.
  • Poner en marcha rutinas de relajación antes de ir a dormir, leerle un cuento en que el protagonista supere este miedo. Por ejemplo, Estaba yo una noche..., dónde un pequeño oso escucha unos pasos mientras está en la cama y se siente intrigado. Enseguida descubre que se trata de un amigo que le viene a ver y se pone contento. El niño asociará el hecho de escuchar pasos mientras está en la cama con seguridad, en vez de con miedo.estaba yo una noche
  • Dormir con un peluche o con un juguete que le resulte familiar, sobretodo cuando se trata de niños muy pequeños.
  • Enseñarle que los sitios donde piensa que se esconden las amenazas son seguros (armario, rincones, debajo de la cama, etc). Se puede hacer de forma indirecta para quitar dramatismo a la búsqueda, por ejemplo, jugando a buscar un tesoro escondido, como hacemos en el juego "Busca el tesoro" de El capitán Hugo y los piratas.
  • Evitar sobresaltos, películas o relatos demasiado intrigantes justo antes de ir a dormir.

La mayoría de miedos infantiles son normales, aparecen sin un factor externo claro, vienen determinados por la evoluación cognitiva del niño y desaparecen a medida que se hace mayor.

 

 

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: miedo infantil, miedo a la oscuridad, cuentos sobre el miedo

Comentar post

SILVIA

MUY BUEN ARTICULO!!

Sandra

Muy bueno el artículo, me ha gustado mucho. A mi hija de 4 años tiene miedo a la oscuridad y le encanta el libro "¿Dónde estás Oscuridad?", se lo leo cada pocos dias y ella se ha identificado completamente con el personaje de la oscuridad que está dibujado como una niña con un dibujo precioso. Creo que ha empezado a perder el miedo a la oscuridad gracias a este cuento ya no la ve de forma tan negativa y le hemos podido bajar bastante el nivel de luz con el que dormía.