Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Jackie, la calabaza de Halloween

La hora del cuento  · 

Jackie, la calabaza de Halloween

Por José María de Arquer

Un cuento para celebrar Halloween con los más pequeños

La pequeña calabaza Jackie ya estaba lista para salir a la calle y asustar a los niños. ¡Era su primer año! Lógicamente, estaba muy emocionada.

La Gran Maestra Calabaza había reunido a las novatas como ella la noche anterior, venidas de todas partes del mundo.

–¡Debéis asustar tanto como podáis! –indicaba. Y abría muchísimo la boca mientras hablaba, y también los ojos y la nariz, para dejar pasar la luz a través de todos sus agujeros y parecer aún más terrorífica.

–¡Oooh…!

Las pequeñas estaban excitadísimas y, como Jackie, copiaban sus movimientos para imitarla.

Menos una, enfadada porque no quería asustar a nadie. Permaneció con cara de pocos amigos y cruzada de brazos. Le decía a Jackie que no era divertido dar sustos y no iban a hacerle cambiar de opinión. De hecho, le daba igual que la Gran Maestra insistiera en la importancia de acompañar a los niños la noche de Halloween.

Jackie le hizo su mejor mueca de susto para hacerla reflexionar, pero ella ni se inmutó.

Hasta que la Gran Maestra Calabaza entendió lo que pasaba y decidió intervenir.

–Os contaré una historia –habló muy alto para que todo el mundo pudiera escucharla–. Hace muchos años, una calabaza como vosotras pensó que celebrar la fiesta de Halloween estaba mal. ¡Salir a dar sustos a la gente, qué absurdo! Por ese motivo,  y en contra de lo que pensaban todas los demás, decidió acabar con ella.

–¡Nooo…! –una queja recorrió la inmensa sala.

¡Se habían preparado un montón para dar mucho miedo!

–La noche anterior a la fiesta más terrorífica del año, en una reunión como esta, aquella calabaza se alejó en secreto de las demás. ¡Nadie la vio salir! Y en las oscuras horas siguientes, se coló dentro de todas las casas del mundo donde los hombres y las mujeres habían guardado sus dulces y caramelos.

Las pequeñas calabazas seguían el relato muy calladas, aunque las lucecitas de sus cuerpos no paraban de centellear. Hasta que la Gran Maestra Calabaza, después de aquella pausa meditada, arrugó mucho la frente y echó fuego por los ojos.

–¡Les robó los caramelos!

–¡Oooohhh…!

Eso fue terrible: sin dulces, la fiesta de Halloween estaba condenada a morir.

La Gran Maestra pidió silencio y siguió su relato:

–Justo antes de salir el sol, la calabaza rebelde volvió con una enooorme bolsa llena de caramelos y la escondió para siempre. Así, aquella noche ninguna calabaza llamó a las puertas de vecinos y amigos para enseñarles su rostro más terrorífico, porque estos no tenían dulces que dar a los niños que decían “truco o trato”.

–¡Nooo…! –las calabazas novatas estaban desoladas.

Todas sabían que el “trato” permitía al dueño de la casa dar caramelos a los niños que tocaban su puerta y evitar así el “truco”. Cierto que las calabazas, entrenadas en el arte de los sustos y de la magia, se lo pasaban de muerte cuando alguien escogía el “truco” y entonces se empleaban muy a fondo.

Y esa noche, ningún niño debía quedarse sin fiesta.

Jackie se dio cuenta de que su compañera, la que no quería salir a divertirse, había bajado la mirada y permanecía muy apagada.

Le pasó su brazo por el hombro y le dijo:

–¿Truco o trato?

Y aquella compañera sonrió, abrió mucho los ojos, sacó fuego por ellos y por la boca y por la nariz, como le había enseñado la Gran Maestra. Entonces gritó:

–¡¡¡¡Truco!!!!

Y miles de calabazas la imitaron, poniendo las caras más terribles y horripilantes que pudieron, dispuestas a acompañar a todos los niños la noche siguiente, para asustar a aquellos que no tuvieran un dulce para ellos.

 

Dibujo de Marían Seguí, Jackie, la calabaza de Halloween. 

Texto: José María de Arquer, autor de la novela juvenil CUSTODIOS y de la colección de cuentos infantiles POL AVENTURER. @JmdeArquer 

 

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: cuento de Halloween, cuento para niños, cuentos infantil corto

Comentar post