Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

La familia como parte del sistema educativo. Dos libros para los padres

Queremos saber...  · 

La familia como parte del sistema educativo. Dos libros para los padres

Por Mariona Bosch

¿Cuál es el rol de la familia dentro del sistema educativo? ¿De qué manera afecta la calidad del sistema educativo en los niveles de comprensión lectora? Os proponemos dos libros para los padres que intentan responder a estas cuestiones.

Educar en el asombro es el libro más conocido de Catherine l'Ecuyer que describe el asombro como la capacidad infantil por sorprenderse ante cualquier cosa de la realidad que a los adultos nos parece obvia pero que los niños descubren por primera vez. La autora lo plantea no tanto como una voluntad del niño de cuestionar las cosas pero sí como una capacidad genuina de sorprenderse ante algo que es de una manera pero que perfectamente podría haber sido de otra. Y es que en la cabeza de cada niño, como dice l'Ecuyer, el mundo se está creando otra vez más. Esta falta de prejuicios y de concepciones previas es lo que permite a los niños aprender por asombro. Esta idea enlaza con aquellos que describen el cerebro de los niños como el cerebro de un científico, pues cada pequeño aprendizaje por asombro sigue el mismo mecanismo que una prueba de ensayo-error que les hace descubrir por sí mismos cómo son las cosas.

educar en el asombroEl libro trata la cuestión del estímulo que debe recibir el niño, tanto en calidad como en cantidad. Durante mucho tiempo la neurología creyó que cuanto más estímulos, más se podía desarrollar la inteligencia. Actualmente esta afirmación se ha matizado o directamente modificado, y lo que sí podemos decir es que cuando hay carencia de estímulos, se dan problemas de aprendizaje. Catherine l'Ecuyer indica que hay un mínimo de estímulos necesario pero que tampoco es bueno sobreestimular al niño "desde fuera" de manera excesiva.

Educar en el asombro sería precisamente conseguir estimular al niño "desde dentro", es decir, conseguir que la estimulación o las ganas de aprender nazcan de sí mismo, del mantenimiento de esa capacidad innata para sorprenderse. Los padres, desde este punto de vista, más que buscar la sobreestimulación del niño o llenarle de tareas para que adquiera muchas competencias, lo que deben hacer según l'Ecuyer es generar un vínculo de apego de calidad, deben tener "la sensibilidad para detectar y atender a las necesidades básicas el niño. Más que sobreestimular a los niños, hay que cuidarles".

En relación al estímulo externo, si se da en exceso puede llegar a sustituir al asombro, que por falta de costumbre dejará de producirse en el niño, quién pasará a depender de los estímulos externos para divertirse y para desear aprender. Se puede llegar a un punto en que la cantidad de estímulos externos necesarios para divertirse sea tan grande que lleve al niño o al joven a divagar entre el aburrimiento y la ansiedad, funcionando como una adicción.

La saturación de los sentidos puede ser una causa de la falta de motivación vital. En este sentido, l'Ecuyer propone quitar el enfoque del cómo (estimular desde fuera) por ejemplo ¿Cómo hacer que el niño deje de tener rabietas? y pasar a pensar en el por qué y el para qué. ¿Cuál es el motivo de que los niños tengan rabietas? ¿Qué es lo que quieren conseguir con este comportamiento o qué les aporta?

En relación con todas estas propuestas y observaciones que se recogen en Educar en el asombro, hay otro libro de Plataforma Editorial que sigue la línea de este discurso preguntándose precisamente por Finlandia, un país cuyo sistema educativo ha sido reconocido como ejemplo a seguir y que precisamente pone límites a los estímulos externos (no hay exceso de horas lectivas ni abundancia de deberes, la educación formal empieza a los 7 años).

FinlandiaEn Gracias, Finlandia Xavier Melgarejo abre un debate sobre qué es un sistema educativo y propone que sea la comunidad educativa la que cree los mecanismos para mejorarlo y modificarlo, gestión que ahora está en manos de quiénes dirigen el sistema. Finalmente, se pregunta por el factor diferencial del sistema educativo finlandés, un modelo de éxito, y en cómo se podría comparar o en qué partes se podría inspirar un futuro sistema educativo español.

Siendo el sistema educativo el conjunto de influencias que una persona recibe en su etapa formativa, se situa a la familia como uno de los tres componentes de este sistema y por tanto como un actor principal de la educación de los niños, que no debe recaer únicamente en el subsector escolar.

Afirma Melgarejo que el centro del sistema educativo son los valores de la sociedad y que estos valores se deben articular en los tres subsistemas; el escolar, el educativo y el sociocultural. Cuando no van en la misma dirección, se pueden dar descompensaciones que afecten severamente al sistema educativo y a la formación intelectual y social de los niños. En cualquier caso, la familia debe tener claro que la educación también es cosa suya, no solamente una responsabilidad escolar.

El ejemplo de Finlandia sirve para mostrar un país cuyo factor diferencial en cuanto al sistema educativo se encuentra en la formación del profesorado. Es una formación que fomenta el aprendizaje activo y poco memorístico y que se respalda con un gran prestigio social hacia la profesión. Otra característica importante del subsistema escolar finlandés es que además coloca a los profesores mejor preparados en los primeros cursos de primaria. La selección y formación del profesorado sería la clave que explica el salto cualitativo en competencias lectora, matemática y científica en el país escandinavo en las últimas generaciones. Ésta condición de prestigio y formación excelente es una de las claves que propone el autor para el sistema educativo en España, no sin olvidar que aquí todavía falta por dar el paso de convertir la escuela en una organización de aprendizaje y no en un sistema de selección social y académica.

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: libros de educación, educación infantil, aprendizaje

Comentar post

Lourdes Carrasco

Muy interesante