Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

La hora del cuento: La araña tejedora

La hora del cuento  · 

La hora del cuento: La araña tejedora

Por Kima Comas

Cuentan que el otro día fue el cumpleaños de la araña más vieja del bosque. Hizo una fiesta a lo grande e invitó a todos sus amigos y amigas; a las ardillas trepadoras, a las hormigas trabajadoras, al pájaro carpintero, a la manada de lobos solitarios, a las ranas cantarinas del lago...no faltó nadie, porque todos amaban a aquella araña longeva y entrañable. Ella se puso las mejores galas, estaba tan contenta.

Aquel día hizo cien años que llegó a éste mundo y que empezó a tejer su vida. Le encantaba tejer era una de las mejores y ahora, recordaba cuanto había tejido en todos y cada uno de aquellos maravillosos años. Se acordaba de momentos vividos; cuando de pequeña se tuvo que cambiar de bosque porque una tremenda lluvia de verano arrasó su casa, cuando conoció el amor y se enamoró, cuando nació su primera hija y siempre la llevaba enganchada a su espalda, cuando aquella vez casi pierde una pata en un incendio provocado y muchas cosas más. Ella decía que tejía la bufanda de su vida, claro está que aquella bufanda era de mil colores: colores vivos, apagados, colores pastel, tonalidades de un mismo color, colores mezclados, fuertes..."como todo en esta vida" se decía a sí misma.

aranaCuando a la fiesta llegó todo el mundo, estaba emocionada. Les dio las gracias por aquel regalo, el de la presencia y a cada uno les fue dando un pedazo de ella, un pedazo de bufanda de su vida. A uno le dio sus mejores recuerdos, a otro los momentos amargos, dio sensaciones felices, también el llanto de la amargura, al otro lágrimas de alegría, al otro un pedazo de tiempo perdido, también les regaló las emociones más profundas y a otros las más tristes, dio también momentos compartidos y ratos en soledad y hasta regaló su amor más sincero...y su bufanda de vida se iba haciendo cada vez más pequeña, pero ella cada vez que daba un pedacito de sí misma se sentía más y más feliz. Hasta que llegó el último pedazo que humildemente se guardó para ella. Se lo guardó muy cerca del corazón, dónde se almacenan cada uno de los instantes vividos. Aquel día fue la araña más feliz y afortunada del mundo y cuando se fue a dormir pensó: "mañana empezaré a tejer otra bufanda de mi vida, claro está que la tejeré de mil colores, como todo en esta vida".

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: la hora del cuento, LIJ, animales

Kima Comas [+]

Es cuentacuentos y se dedica a explicarlos a niños de todas las edades. Le encanta escribir cuentos e historias inolvidables, lee algunas de sus historias y sumérgete en el maravilloso mundo de los cuentos...

Comentar post

sashenka ruiz

Que lindo la historia

paul

lindo

alicia

hola quería contarte que nos gustó mucho tu cuento y que lo vamos a utilizar en un taller de telar con niños pequeños y que hice una ilustración del mismo