Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

La Hora del Cuento: Poesía pirata

La hora del cuento  · 

La Hora del Cuento: Poesía pirata

Hoy en nuestra Hora del Cuento tenemos a José María de Arquer y su cuento Poesía pirata, un breve relato en el que no todo es lo que parece. Un elogio a la espontaneidad y a la poesía viva.

Poesía pirata, de José María de Arquer.

Ilustraciones de Martín, de grumete a capitán, de David de las Heras.

Paula estaba sentada en clase, pero estaba sola porque tenía que estudiar. Todos sus amigos y amigas ya estaban en el patio jugando, pero ella tenía que repasar para el examen de después. Sus ojos iban del libro a la puerta, y de la puerta al libro. La puerta era el camino más rápido al patio, y el libro… ¡un verdadero fastidio con tantas frases que memorizar!

-¿Cómo voy a aprender de memoria esta poesía? –se preguntaba.

Parecía imposible hacerlo. Sobre todo, porque aún no había comenzado a estudiar. ¡34 líneas! Se las leyó una y otra vez, hasta que cayó dormida.

¡Y soñó una aventura increíble con los versos de aquel poema!, titulado La canción del pirata.

A la media hora, la profesora la despertó.

-Paula –pidió la maestra-. ¿Nos vas a recitar la poesía?

Paula se frotó los ojos y se dio cuenta que todo el mundo la miraba. Todos esperaban que recitara la poesía sin ningún error, que es como hay que hacerlo en estos casos.

Recién despierta, recordó que en su sueño no dejó de recitar la poesía. Así, estuvo segura de saberla bien y se levantó muy convencida.

Y comenzó. Por supuesto, a su manera…

Título: La canción del pirata.

Con diez cañones a cada lado,

un viento empujaba el navío

que se llamaba el Temido

y conducía Tintín.

Era un barco pirata

que volaba sobre el mar,

con una gran vela para cruzar

ese mar hasta el fin.

En clase, todos guardaron un silencio sepulcral. La profesora, absolutamente incrédula, miraba a Paula, que recitaba de memoria aquellos versos sin mirar su libro. ¡Por supuesto que no tenía que consultarlo, porque esa poesía no existía! La niña continuó:

La luna se hiela,

se oye el viento

y parece que cuenta un cuento

de monedas de plata y tesoros.

Y Tintín, que es el capitán,

está contento porque ve tierra,

aquí un pueblo, allá una sierra,

justo delante de sus morros.

¡Adelante, velero mío!

Sin miedo,

¿aquí rima navío?

pon rumbo sin tardanza

recto como una lanza,

…ay que me enredo.

Sus amigos comenzaron a reírse. No era para menos, porque Paula no había dicho ni una sola frase bien. Pero la profesora los hizo callar.

-¡Sigue, Paula!

La niña estaba segura de haberse equivocado en la última estrofa. Y ahora venía otra muy complicada, tenía que hacerlo mejor. Trató de recordar lo que venía ahora...

Veinte ingleses

muy mandones

y naciones

a mis pies,

se han rendido

de inmediato

y hasta al gato

y el ciempiés.

Paula se detuvo. Había leído algo, o quizás soñado, de que los ingleses no tenían pecho, o quizás que solo uno de ellos no tenía pecho. Sí, había leído despecho. ¿Eso significaba sin pecho? Vaya –pensó-, creo que me he vuelto a equivocar, me he saltado eso de que los ingleses no tienen pecho…

Pero aún estaba a tiempo de sacar una buena nota si recitaba el último párrafo, que recordaba bien.

Que en el barco llevo mi tesoro,

que cojo con fuerza a pesar del viento,

porque Dios me da libertad

para vivir la ley del mar.

Paula miró a su profesora y esperaba su aprobación. No lo he hecho tan mal, me parece, pensó.

Los niños trataban de contener su risa. Pero la profesora meditaba sobre los versos que había oído. A pesar de que Paula no había dicho nada bien, ¡la rima parecía perfecta!

-Paula – le dijo-. Te has inventado la poesía. Si estudiaras un poco más, tú escribirías libros.

¿Quieres saber qué nota le puso a Paula? Para eso, tendrás que comentar aquí qué nota le pondrías tú. Pero antes, debes leer el maravilloso poema La canción del pirata, de José de Espronceda. Si lo haces, entenderás el sentido de este cuento y podrás dejar tu comentario.

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: la hora del cuento, jose maria de arquer, poesia

Comentar post

silvia

Me ha encantado!!! Hace unos meses estuve enseñándole a mi nieto "La canción del pirata" de Espronceda y esta nueva versión creo que le va a entusiasmar!!! Una vuelta de tuerca moderna y mas a nivel infantil a todo un clásico. Silvia

José María

Gracias Silvia por tu comentario. No se me ocurría otro homenaje mejor para esta poesía que adaptarla así. Aprender la original es importante, pero reír... ¡no tiene precio! Deseo que tu nieto y todos los niños la disfruten. Un abrazo. José María