Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Las galletas de chocolate

Valores y emociones  · 

Las galletas de chocolate

Por Rosario Hidalgo Fernández

Conseguir la receta mas increíble de las galletas de chocolate de la familia de José no va a ser una tarea fácil para la madre de Pablo, que meterá en líos a toda la familia para conseguirla cueste lo que cueste.

Todos los días, José se levantaba a las cinco de la mañana, cuando el sol aun no había salido. Se dirigía como siempre a comenzar su trabajo de pastelero. La pastelería estaba en el centro del pueblo, en un edificio del siglo XIX, José hacia todo tipo de pasteles y tartas, desde merengues hasta sus fabulosas galleteas de chocolate.

Estas galletas de chocolate eran muy famosas no sólo en su pueblo sino en todos los pueblos del municipio. La gente hacía colas de horas para poder cómpralas. La receta pertenecía a la familia de José, ya que toda ella se había dedicado a la fabricación de dulces. Pero él no podía suponer lo que le iba a ocurrir aquella semana, lo asombraría.

Pablo, era un niño de diez años, al cual su madre siempre le compraba las fabulosas galletas, y siempre oía la misma conversación entre sus padres.

- Papá: Estas galletas cada día están más buenas.

- Mamá: Si es verdad y Jesús no quiere dar la receta.

- Papá: Es que dice que la receta es de su familia.

- Mamá: Se me estaba ocurriendo una idea para conseguir la receta.

- Papá: ¡No, hagas nada por favor!

La mamá de Pablo, ideo un plan para poder conseguir la receta de las magnificas galletas. Todas las mañanas Pablo se dirigía a la pastelería y observaba como José iba elaborando la masa para después apuntarlo todo en una libreta que llevaba escondida en su chaqueta. Así durante una semana hasta que creyó tenerla definitivamente.

Pero José se dio cuenta de lo que Pablo estaba haciendo y decidió ir a hablar con él, pero en cuanto se acerco, Pablo salió corriendo.

En casa la mamá de Pablo elaboro las galletas y pregunto:

- Mamá: ¡Estas galletas no saben igual que las de José, Pablo! ¿Tú estás seguro que no falta algo?

- Pablo. ¡No! ¡No falta nada! Y encima no quiero volver, Y no le tenemos que hacer esto al pobre José, él es muy buena persona.

- Papá: Pablo tiene razón, no hay que hacer esto, si quieres la receta se la pides y sino compras las galletas y ya está.

Justo en ese momento, José llamo a la puerta había oído toda la conversación y cuando la madre de Pablo le vio se quedo asombrada.

- Mamá: ¡José! ¿Qué haces aquí?

- José: ya lo sabes, es muy feo lo que has hecho. Es mi trabajo, mi pasión y lo hago todo por amor y para todos.

- Mamá: Tienes razón, lo siento, no volverá a ocurrir, por favor, perdonadme todos.

- José, papá y Pablo: Te perdonamos.

Y se abrazaron, y desde ese momento toda la familia de Pablo iba a la pastelería de José a comprar no sólo las galletas sino también los pasteles.

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: la hora del cuento, cuentos infantiles para la hora del cuento, la hora del cuento de boolino

Rosario Hidalgo Fernández

Rosario Hidalgo Fernández

Madre de 3 preciosidades. Ingeniero Industrial polifacético y escritora por vocación. La vida es mi fuente de inspiración.

Comentar post