Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Utiliza la literatura para aprender idiomas

Jóvenes lectores  · 

Utiliza la literatura para aprender idiomas

Por Beatriz Bejarano

Todos tenemos claro que la lectura es fundamental en el proceso educativo y en la maduración del alumno, no solo en su faceta de estudiante sino también como persona.

Hoy en día no dejamos de oír hablar de la lectura según los informes de PISA. Lo que hasta ahora eran unas pruebas que pretendían servir de guía para mejorar las políticas educativas de los gobiernos se están convirtiendo en una auténtica competición por aparecer en los primeros puestos de la lista (como si de un certamen de Eurovisión se tratara...).

¿Las lecturas graduadas no caben en la metodología CLIL?

De siempre y cada vez más, se incluyen títulos de lecturas dentro de los listados de libros de texto para el nuevo curso, pero no solo como lectura recomendada, sino como parte de los libros «de referencia», es decir, como parte del material didáctico. Se trata de lecturas de prescripción que pretenden hacer de puente entre la lectura como afición y la necesidad de leer como herramienta de aprendizaje.

Entonces, si tenemos claro que la literatura es necesaria en las aulas, ¿qué hacemos con las asignaturas que se imparten en otros idiomas? ¿No sería necesario incluir lecturas recomendadas como parte de los programas de Natural Science o Arts and Crafts para reforzar el aprendizaje de un nuevo idioma?

Todos recordamos que, cuando empezábamos a estudiar un idioma (generalmente inglés, allá por el quinto curso para los que hicimos EGB), además de los tediosos ejercicios de gramática y vocabulario (y las interminables listas de verbos irregulares), teníamos que leer un libro (la mayoría de las veces de Conan Doyle, Oscar Wilde, Julio Verne...) para luego trabajar sobre él, ya fuera con un breve examen o con un trabajo escrito. En este caso, se estudiaba el inglés como lengua, desde un punto de vista puramente lingüístico, y por tanto la literatura servía para afianzar estructuras sintácticas, expresiones y sobre todo, vocabulario.

Pues bien, ¿la metodología CLIL que defiende la enseñanza de una materia en un entorno completamente angloparlante no debería dejar hueco a la lectura como una herramienta de aprendizaje? La respuesta afirmativa parece obvia, casi automática, pero no es tan sencillo. De acuerdo con esta metodología, los profesores tendrían que recomendar lecturas con texto íntegro en inglés (nada de bilingües [1] o en espanglish) que fueran lecturas mínimamente atractivas para los chavales (como los misterios de Sherlock Holmes, irresistibles a cualquier edad), con un nivel de lengua adecuado al curso/nivel (tarea complicadísima de siempre) que además estuviesen relacionados con la materia o el tema que se esté impartiendo, es decir, el sistema solar, el descubrimiento de América o la fotosíntesis, por mencionar algunos ejemplos.

La respuesta afirmativa ya no parece tan obvia...

Ya se pueden encontrar algunas colecciones específicas para las asignaturas del programa bilingüe de las principales editoriales. Sin embargo creo que todavía es una asignatura pendiente para la mayoría de ellas y que deberían plantearse seriamente el reto y trabajar en el desarrollo de un catálogo que ofrezca títulos originales que complementen los contenidos dictados por la ley para cada asignatura. A pesar de la dificultad que el reunir todas las características antes mencionadas en un mismo libro plantea, esto aportaría una nota de calidad a un sistema de enseñanza, la bilingüe, que lleva funcionando (o más bien, en funcionamiento) relativamente poco tiempo y a la que por tanto aún le queda mucho por mejorar.

[La metodología CLIL (Content-Based Language Integrated Learning) o AICLE en sus siglas en español (Aprendizaje Integrado de Contenidos y Lenguas Extranjeras) consiste en la enseñanza de materias a través de un idioma distinto del nativo y cumple así un doble objetivo: la adquisición de los contenidos propios de la asignatura y el aprendizaje simultáneo de una segunda lengua. Esta es la metodología empleada en los colegios bilingües.]

 

 

Beatriz Bejarano del Palacio es editora de libros de texto para colegios bilingües basados en la metodología CLIL. Es también lectora para editoriales de literatura infantil y juvenil y colabora con publicaciones online especializadas escribiendo reseñas y artículos.

www.beatriz.ml

 

[1] Con lecturas bilingües me refiero a textos escritos en español y en inglés en la misma página, aunque este sea el término elegido para designar los colegios que imparten materias en inglés. He ahí la confusión que la elección de este adjetivo implica.

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: metodología CLIL, lectura en inglés., aprender idiomas, aprender inglés

Comentar post