Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Libros infantiles de texturas

Valores y emociones  · 

Libros infantiles de texturas

Por María José Madarnas

Los niños pequeños son activos e inquietos y buscan en todo lo que hacen algo nuevo. Ven el mundo con ojos nuevos y todo lo que experimentan es motivo de sorpresa. Utilizar los libros para estimularlos es la mejor manera de que los conviertan en sus aliados.

Los libros con texturas y la estimulación temprana de los niños

Un libro es una fuente de aprendizaje en muchos sentidos. No solo se aprende con las letras y las palabras. Los libros ofrecen muchas formas de aprender a través de las historias y aventuras, pero también las imágenes y el propio libro puede ser fuente de aprendizaje.

Para los niños más pequeños una de las mejores formas de aproximarse a la lectura es la de los libros con texturas. Estos libros son ideales para aprovechar que durante los primeros años, los niños son muy sensoriales.

Además de estimular su vista con imágenes coloridas y su oído al leerle mientras disfruta del libro, los niños pueden experimentar también con el tacto las distintas texturas presentes en las páginas del libro. Se trata de libros perfectos para la estimulación temprana de los más pequeños.

Los libros con texturas y el lenguaje

Los libros con texturas son ideales para estimular la coordinación motora del niño. Son una forma divertida de que el niño utilice sus manos para reconocer distintas texturas que le son familiares y asociarlas a palabras y objetos que poseen dichas texturas. Es una forma de descubrir el mundo utilizando sus manos.

Estos libros suelen ser de cartón o de tela y son perfectos para que los niños los manipulen solos. Se trata de libros resistentes y pensados para que el niño no se lastime ni los rompa con facilidad.

El estímulo de los sentidos es además muy beneficioso para el proceso de adquisición del lenguaje en los más pequeños. Recordar las palabras es más sencillo cuando estas se asocian a otras experiencias. Además, reconocer las texturas de los objetos cotidianos en el libro le ayuda a afianzar el nuevo vocabulario con más facilidad.

Los libros con texturas son más interactivos, manteniendo la atención de los más pequeños por más tiempo y despertando su curiosidad. Ayudan a los niños a aprender la relación entre las cosas. Por ejemplo, el libro Yo como de la editorial Juventud ofrece al niño todas las texturas que puede encontrar cuando llega la hora de comer, desde la textura dura y fría de la silla hasta la sensación pringosa de la papilla.

Las texturas de los hábitos cotidianos

Pasando las páginas de los libros con texturas los niños disfrutan de lo mullido de un albornoz y de lo suave de la cuchara. Estos juegos promueven que el niño interactúe con su entorno con más interés y curiosidad y que vea en las texturas de su entorno una forma de aprender.

Otro libro ideal para que experimenten con las texturas cotidianas es Yo me lavo, también de la editorial Juventud, que plasma entre sus páginas las diversas actividades que se realizan en la hora del baño. Recrear el disfrute de ese momento a través de las texturas que encontrará en el libro es perfecto para que el niño se entretenga mientras aprende.

Los niños pequeños son activos e inquietos y buscan en todo lo que hacen algo nuevo. Ven el mundo con ojos nuevos y todo lo que experimentan es motivo de sorpresa. Utilizar los libros para estimularlos es la mejor manera de que los conviertan en sus aliados cuando busquen momentos de diversión y de esparcimiento.

 

Por María José Madarnás, editora de Maternidad Fácil.

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: libros infantiles, libros de texturas, libros con relieves

María José Madarnas

Me apasionan las letras, por eso decidí desde pequeña que me dedicaría a trabajar en una profesión en la que ellas fueran las protagonistas. Así me dedico a la escritura y a la traducción. De pequeña leía todo lo que caía en mis manos y ahora además escribo sobre todo lo que me gusta, sobre lo que sueño y sobre lo que me preocupa. Escribo para divertirme, para relajarme, para compartir con otros lo que pienso, para llevar las palabras dichas en otra lengua a nuevos lectores, pero sobre todo por el inmenso placer de escribir. Un texto vive no cuando alguien lo escribe, sino cuando alguien lo lee. Así que, muchas gracias por leer. Twitter: @klamajama

Comentar post