Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Escritora de libros infantiles Victoria Pérez Escrivà

Jóvenes lectores  · 

Escritora de libros infantiles Victoria Pérez Escrivà


Hoy en boolino hemos podido entrevistar a Victoria Pérez Escrivà, escritora, guionista, ilustradora y lectora. 

 

Victoria nace en Valencia en 1964. En 1982 se traslada a Madrid para estudiar Imagen y Sonido. 
Es licenciada en Pedagogía Musical por el Real Conservatorio de Música de Madrid.
 Estudia cuatro años de análisis y creación literaria con Ángel Zapata en el Taller de Escritura de Madrid. Ha trabajado como guionista para series de televisión como “Los simuladores”, “SMS”. Como ilustradora y/o escritora ha trabajado para Espasa Calpe, SM, Anaya, SPR MSH, Edelvives, Thule Ediciones y la revista CLIJ y para la organización de ACNUR en Ginebra. Trabaja como lectora para la editorial Edelvives. Actualmente escribe en tres blogs destinados a niños, de la misma editorial.

Victoria ha obtenido también los siguientes premios y menciones:

1998 Premio otorgado por la sede de ACNUR en Ginebra, por el diseño, e ilustración del calendario y christmas del año 1998.
2002 Premio White Ravens en la Feria Internacional de Bolonia, al mejor libro escrito e ilustrado por el libro “Antes, cuando Venecia no existía”.
2003 Finalista del Premio Nacional de Literatura Juvenil
2004 Primer Premio "Ciudad de Alicante de Álbum escrito e ilustrado"
2005 Finalista del premio "El Barco de Vapor", convocado por Ediciones SM, con el libro titulado “Mi madre cabe en un dedal”.
2010 Premio White Ravens en la Feria Internacional de Bolonia, al mejor libro escrito e ilustrado por el libro “Cierra los ojos”
2011 Primer premio del concurso literario convocado por Anaya “Ciudad de Ibi”
2011 Premio “Les Incorruptibles”, Francia (primer premio de literatura infantil en el que los jueces son los jóvenes lectores).

Empezaste estudiando Imagen y Sonido y acabas siendo licenciada en pedagogía musical, ¿a que se debió ese cambio?

Me interesa mucho el cine, como me interesa cualquier tipo de narración y lenguaje. La música es un lenguaje que narra a niveles emocionales y es muy potente como evocadora de imágenes, pero cuando yo retomé mis estudios de música, en España no había una clara orientación de esta hacia el cine, o eras concertista o eras un teórico. La facultad de Imagen me decepcionó profundamente y decidí profundizar en mis estudios musicales. No pretendía ser concertista, pero me seguía interesando el lenguaje musical. Conocí a un fantástico profesor que entonces daba clases en el Conservatorio Superior de Música de Madrid y que había conseguido convertir sus clases en un espectáculo narrativo destinado a hacer llegar la música a los niños, y no pude evitar apuntarme a sus clases. Lo mismo podía haberse llamado, pedagogía musical que cualquier otra cosa. Lo que me interesó fue el proceso narrativo que usaba para desarrollar sus clases.

Antes de ser escritora, fuiste guionista de series como “Los simuladores” o “SMS”, ¿fue una buena experiencia?

Fue una experiencia diferente; mucho más artesana que creativa, pero que me obligó a poner a prueba mi capacidad de adaptarme a las exigencias de otros, dejando de lado la libertad que yo había sentido siempre a la hora de escribir lo que me apetecía. Un guionista tiene un trabajo duro, que exige una gran capacidad de adaptación y cambio muy interesante. Sí, fue una buena experiencia.

Actualmente trabajas en tres blogs destinados a niños, ¿qué suponen para ti los niños?

Bueno, primero quiero aclarar que ya hace dos años que no escribo en los Blogs de Edelvives. Los niños son las posibilidades que todos tenemos. Siempre que miro a un niño intento ver el potencial que hay en él, todo eso que a veces termina escondiéndose por culpa de las exigencias de otros o las de nosotros mismos. Los niños me recuerdan quién puedo ser yo, me recuerdan qué errores podemos cometer y me ayudan a tratar de estar atenta.

¿En qué momento decides que tu futuro es ser escritora?

No creo que fuera un decisión, fue un deseo y una necesidad. Escribir se convirtió en una ayuda para mí en un momento realmente difícil, era mi equilibrio, mi catarsis, mi manera de explicarme cosas que a nivel consciente, en ese momento era incapaz de contarme.  Ahora es parte de mi equilibrio personal.

¿Recuerdas algún libro que te marcara en la infancia?

No, no ha habido un libro en especial en mi infancia. Hubo libros, películas, cuadros, músicas. Mis inicios fueron más musicales que literarios y me impresionaba más la música que la literatura. Era perezosa e impaciente para la lectura, aunque me avergüence confesarlo ahora, y sin embargo me lanzaba al piano en cuanto saltaba de la cama, porque tocar evocaba multitud de historias en mi cabeza. Recuerdo que tenía debilidad por las historias de fantasmas y apariciones y leía con verdadera emoción las Rimas y leyendas de Becquer, acompañada de una linterna en la oscuridad de mi dormitorio, debajo de las sábanas. Pero fue mucho más tarde cuando comencé a sentirme atraída por la literatura y creo que uno de los libros que más me ha impresionado siempre (y me sigue impresionado) ha sido Peter Pan. También devoré los libros de Guillermo Brown en cuanto los descubrí. Y releí los cuentos de Andersen que mi madre nos leía cuando éramos pequeñas, y que a mí me aterraban.

¿Cómo es tu proceso creativo? Cuéntanos en que te inspiras para que surjan las ideas.

Juego mucho a la hora de escribir, hago juegos de asociaciones, recurro a libros sobre lógica, abro el diccionario al azar, leo letras de canciones, me pregunto cosas como "¿qué pasaría si…?"  provoco en mí un cierto descontrol intelectual para que surja lo inconsciente, lo que yo no puedo manipular y trato de dejarme llevar por ello. Por supuesto que leer a otros autores me inspira muchísimo y que hay libros que están pensados a conciencia, pero siempre hay un momento en que  las historias me arrastran sin que yo pueda evitarlo. No importa qué planes haya trazado yo sobre cierto personaje, o sobre esta u otra trama. Cuando todo empieza a rodar, termino renunciando a mis planes para seguir los que se van dando en el propio proceso de escritura. Casi podría sentir que no soy yo la que las invento. Es un absoluto y total placer sentirse así. Me gusta imaginar que las historias flotan encima de nuestras cabezas, en alguna realidad en la que se deslizan tratando de encontrar un canal por el que hacerse reales. Hace años, cuando estudiaba estética del arte en mi carrera musical, leí un libro en el que algunos artistas de distintas  épocas afirmaban sentirse meros canales de transmisión de algo, que ellos suponían, ajeno a su voluntad. Me gustó leer una sensación que yo había tenido al tocar el piano, al dibujar, al escribir. Creo que es un privilegio sentir eso porque es de los pocos momentos en los que nuestro ego se tiene que quebrar ante algo mucho más interesante que nuestra propia voluntad.

¿Piensas frenarte en la franja juvenil o aspiras a escribir para adultos?

Llevo años escribiendo para adultos, pero nunca me he animado a mover esos escritos. El pudor me vence y la duda de que estén suficientemente maduros. Tiempo al tiempo.

Ahora que la tecnología está tan avanzada, los libros de papel se están quedado en un segundo plano, pero no olvidados. Hay muchas formas de seguir leyendo y a la vez practicando las nuevas tecnologías. ¿Eres partidaria de esta opción?

Creo que todo cambia, no sé si para bien o para mal. En realidad ese juicio casi siempre lo da la perspectiva del tiempo. A mí me asustan los cambios y al mismo tiempo creo que es ley de vida que todo se transforme, así que ¿por qué estar en contra de lo que es inevitable? ¿no es más inteligente tratar de adaptarse y experimentar? La palabra “preservar” en ocasiones me asusta más, porque me suena a quedarse parado en lo antiguo. No sé…

En boolino estamos convencidos de que tenemos que conseguir que las niñas y los niños lean más, para que se diviertan y, además, cuando sean adolescentes y adultos sigan haciéndolo, y hayan desarrollado más sus capacidades cognitivas. ¿Qué les recomiendas a los padres que quieren que sus hijos sean buenos lectores?

Que empiecen por ser ellos narradores. El efecto emocional que tiene la narración hablada de un padre a un hijo es absolutamente brutal. Si el niño se siente atraído por las historias, el mismo las buscará. Si el padre lee en voz alta, o simplemente inventa y narra, el niño imaginará y buscará la manera de seguir teniendo esas vivencias. La lectura a ciertas edades es difícil porque el adolescente tiende a la impaciencia, a la rapidez y más en nuestra época en la que todo sucede en un abrir y cerrar de ojos. La lectura exige detenerse, respirar y darle tiempo y calma nuestra vida.

Como escritora nos gustaría que lanzaras un mensaje para todos aquellos niños y niñas que empiezan a leer y quieren continuar con ello. Un mensaje que los anime a continuar con la lectura y no la dejen de lado nunca.

Uf, un mensaje… una opinión me gusta más. Leer abre puertas y las puertas son buenas porque llevan a lugares distintos. Leer detiene el ritmo, y eso es bueno, porque detenerse ayuda a percibir lo que la prisa borra. Leer es un ejercicio mental que activa partes del cerebro que de otro modo se quedan inactivas y nos vuelven torpes y perezosos. Leer mejora la capacidad de expresarse, enriquece nuestro lenguaje y nuestra habilidad para comunicarnos; y comunicarnos ―y saber hacerlo bien―, es esencial para relacionarnos con eficacia en este mundo.

Y para acabar, y abusando de la oportunidad brindada, nos atrevemos a pedirte que nos recomiendes algunos libros para conseguir despertar en nuestros pequeños el amor por la lectura.

¡Por supuesto, leed Peter Pan! Y Las aventuras de Guillermo Brown, Mi familia (de Daniel Nesquens), El Maravilloso Viaje de Nils Holgersson a través de Suecia, Los cuentos de Andersen, La isla del tesoro, las historias de Winnie de Puh (yo me troncho con ese personaje), Los cuentos de los hermanos Grimm, Perrault, Ruyard Kipling y su Libro de la Selva, El Viento en los Sauces, Los álbumes del Dr.Seuss ¡fantásticos!, El Principito, Alicia en el País de las Maravillas, Peter Pan en los jardines de Kensington, El Mago de Oz, Pinoccio, Matonkiki, Los cuentos de Arnold Lobel (sencillos y llenos de sabiduría y humor), La curación del grillo, de Toon Tellegren, Viaje al centro de la tierra, 20000 leguas de viaje submarino, Frankenstein, El extraño caso del Dr Jekyll y Mr Hyde, Neverwhere, Stardust, Coraline, de Neil Gaiman, los libros de Terry Pratchet,  la escritora de literatura fantástica: Úrsula K. Leguin, El señor de los anillos. Ottoline, el pequeño Nicolás y muchísimos más. Afortunadamente el mundo está lleno de grandes escritores.

Muchísimas gracias por tu tiempo y atención, y desde boolino te ofrecemos un espacio para compartir inquietudes y conocimientos con nuestros seguidores cuando quieras.

A vosotros por invitarme.

Libros y artículos publicados por Victoria:

Autora e ilustradora del libro Antes cuando Venecia no existía, 2002. Edit. Anaya.
Autora del Álbum ilustrado Ay, 2004. Edit. Anaya.
Autora del cuento La foto publicado en la revista de literatura CLIJ.
Autora del libro El otro, año 2005. Edit. Sparafushile y Mashica.
Autora del libro Mi madre cabe en un dedal año 2006. Edit. SM
Autora del libro La pipa de mi padre año 2007. Edit. SM 
Autora del libro Cierra los ojos, año 2007. Edit. Thule.
Autora de la colección de siete álbumes titulada: Animaliadas  año 2007- 2008. Edit. Edelvives. Títulos: La unión hace la fuerza, Superar el listón, Que gane el mejor, En forma, Los anillos, La antorcha olímpica, Cinco arriba.
Durante tres años colabora como escritora en el Blog de Edelvives del portal “Se hace saber” en los portales dirigidos a niños de cuatro a diez años.
Autora de la colección Cosas, cositas y cacharros Edit. Edelvives con los títulos: ¡Splash!, ¡Atchis!, ¡Cataplof!.
Autora del libro Sigrid y el misterioso caso del azúcar putrefacto Colección: Los niños extraordinarios. Edit. MACMILLAN, 2011.
Autora del libro Tomás y el caso del ladrón de corazones Colección: Los niños extraordinarios.  Edit. MACMILLAN, 2011.
Autora del libro Cuando mi hermano se subió a un armario, ANAYA, 2011
Autora del álbum Por qué los gatos no llevan sombrero, Edit. THULE, próxima edición 2012.
Autora del libro El por qué de algunas cosas, edit. THULE, próxima edición 2012.
Autora del libro, El misterio del reino de Miniatura Colección: Los niños extraordinarios. Edit. MACMILLAN, 2012.
Autora del libro La maldición de las brujas, Colección: Los niños extraordinarios. Edit. MACMILLAN, 2012.
Artículo En busca de lo extraordinario en la revista Lij de Edit. MACMILLAN.
La piña (Fuentetaja)

 

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: Entrevista a Victoria Perez Escriva, MacMillian, Edelvives, libros infantiles, Ay, La foto, El otro, Mi madre cabe en un dedal, La pipa de mi padre, Cierra los ojos, Animaliadas, Los niños extraordinarios, Por qué los gatos no llevan sombrer

Comentar post

elisadeth

Hola. Me estoi leiendo ese lidro y voi por el capitulo catorce y me interesa cado vez mas i tengo muchas ganas deacadarlo lla y enpefarlo otra vez.