Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Libros infantiles de principios del siglo XX

Queremos saber...  · 

Libros infantiles de principios del siglo XX

 


Hoy en boolino queremos volver la vista atrás y hablaros de la editorial Calleja y de Celia, el famoso personaje creado por Elena Fortún. Tanto una como la otra, fueron precedentes en el mundo de la literatura infantil en España y las primeras manifestaciones de lo que más adelante sería la literatura infantil como tal en nuestro país.

 

La actividad literaria infantil en las últimas décadas del siglo XIX en España giraba en torno a la editorial Calleja, que comenzó a publicar libros ilustrados muy baratos y fácilmente coleccionables por su formato y tamaño. De aquella colección nos ha quedado el famoso refrán “Tienes más cuento que Calleja” y es que, en pocos años, la editorial proporcionó una cantidad enorme de cuentos, desde las historias de Andersen, pasando por los hermanos Grimm, a escritores españoles anónimos o clásicos de la literatura. Además, estaban al alcance de todos los bolsillos y eso los hizo enormemente populares. Su fundador, Saturnino Calleja fue también un defensor acérrimo de la labor de los maestros y publicó varios títulos sobre pedagogía infantil.

Esta editorial, sin precedentes en España, abrió el camino a la publicación de toda una serie de obras de la literatura infantil entre ellas Celia, la famosa niña de Elena Fortún.

Elena Fortún tuvo un grandísimo éxito durante los años 30 (y posteriores) con esta colección. Celia era una niña singular, una figura en la que los niños podían reconocerse; hacía travesuras, se hacía preguntas sobre el mundo y ponía en duda ciertas actitudes de los adultos. Elena Fortún incluso llegó a escribir Celia en la revolución que relata la historia y los problemas de Celia durante la Guerra Civil española y que no se editó hasta finales de los 80 cuando fue encontrado el manuscrito sin revisar.

El hecho de que la protagonista creciera y viviera los acontecimientos históricos al mismo tiempo que sus lectores, la hizo increíblemente cercana a aquellos que siguieron sus aventuras desde niña y que crecieron al tiempo que ella. Elena Fortún incluso llegó a llevarse al exilio a Celia en Celia institutriz en América cuando la propia escritora tuvo que huir de España.

¿Habéis probado a buscar y rebuscar entre vuestros libros antiguos?

Probablemente descubráis tesoros olvidados que os despierten toda una serie de recuerdos. Desde boolino os animamos a que paséis ese legado a vuestros hijos, y leáis y releáis junto a ellos, con suerte también descubrirán esos libros que les acompañarán toda la vida.

Os dejamos un vídeo de la campaña Cómo hacer de tus hijos grandes lectores donde planteamos una tarde buscando tesoros... vuestros libros de infancia... ¿Todavía los guardáis?

 

 

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: Literatura infantil siglo XX, el inicio de la literatura infantil en España, libros infantiles, libros ilustrados

Comentar post