Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Libros para superar miedos en el agua

Queremos saber...  · 

Libros para superar miedos en el agua

Por Alberto Guaita Tello

Todo lo nuevo nos puede dar un poco de miedo al principio. Cierto es que algunos hemos temido en su momento meternos en el agua, al menos hasta que dimos con la persona adecuada para que nos contagiara su amor por el medio acuático.

Recuerdo que de pequeño, las dos cosas que más me aterraban de ir a la playa eran no poder ver bien que podía haber debajo de la superficie, y sobre todo, que me entrase agua salada por la nariz, sensación que detestaba profundamente.

Mi padre, que por esa época se había aficionado al submarinismo, mató dos pájaros de un tiro. Me regaló un flotador con forma de bombona de oxígeno y mis primeras gafas de buceo, de las cuales no me separé en todas las vacaciones. En cuanto descubrí que debajo de la superficie había peces de colores, anémonas y estrellas de mar, y que con aquel maravilloso artilugio era imposible que aspirase líquido, no había quien me sacase del agua.

Las casi temidas vacaciones en la costa se convirtieron en uno de los veranos que recuerdo con más cariño.

Eso si, tardé un tiempo en aprender a aguantar la respiración, a “hacer el muerto”, a nadar más allá del estilo “perrillo” o en atreverme a lanzarme de cabeza y sin gafas. En cuanto me sentí cómodo y seguro en el agua, solo fue cuestión de ir aprendiendo y de disfrutar de un medio en el que los seres humanos nos desenvolvemos bastante bien, a pesar de nuestras obvias limitaciones.

mili

Quizá, si no se nos olvidase que los primeros nueve meses de nuestras vidas los pasamos flotando dentro del vientre de nuestras madres, no temeríamos volver a ser rodeados y mecidos por las olas. De hecho, los niños con menos de 5 meses de vida, al no haber perdido todavía sus reflejos neonatales, ni siquiera se asustan cuando se ven sumergidos en el agua, sino que dejan instintivamente de respirar y no sienten ningún temor.

Hay tantas aventuras que vivir, como las que podéis encontrar por ejemplo en la divertidísima colección Mili y los piratas y tantas maneras de divertirse en el agua que no podemos perdérnoslo.

Recuerdo que antes de ese verano solía soñar que me caía al agua y lo pasaba fatal, pero desde que me dieron las herramientas para vencer ese miedo y transformarlo en disfrute, en vez de eso comencé a soñar muy a menudo que volaba bajo el mar, y que me sentía protegido y en paz bajo su manto.

ana

Si necesitáis más trucos para vencer definitivamente el miedo al agua, os recomiendo Ana aprende a nadar.

Nunca es demasiado pronto o demasiado tarde para aprender a moverse por el agua. Conozco a personas que pasados los 70, como fue el caso de mi abuelita, decidieron aprender a nadar y disfrutaron mucho más de sus visitas al mar o a la piscina desde entonces; y a niños de menos de dos años que se mueven como pececillos en la piscina acompañados por sus padres.

Os animo a dar la primera zambullida hacia el maravilloso mundo acuático.

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: libros infantiles, verano, actividades en el agua

Alberto Guaita Tello

Crecí rodeado de cuentos clásicos y leyendas locales en Camerún. Vivo con mi esposa en los mágicos valles de Cantabria. Pronto publicaré “Cuentos de la Zamina” y “El Corazón de la Montaña”.

Comentar post