Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Libros que despiertan inquitudes: científicas y vitales.

Jóvenes lectores  · 

Libros que despiertan inquitudes: científicas y vitales.

Por Alberto Guaita Tello

En artículos anteriores hemos hablado varias veces de cómo algunos libros nos ayudan a soñar, a acercarnos a lo imposible, o a aprender a vencer nuestros miedos.

Esta vez, como ya empiezan a saber mis amigos de boolino que tengo debilidad por la divulgación científica, me han ofrecido hablaros de tres maravillosos libros cuyos principales propósitos son despertar nuestra curiosidad y amor por las ciencias y la naturaleza. 

Este no es un libro de ciencias

A pesar de su título, Este no es un libro de ciencias (Clive Gifford, Ed. Blume), enseguida nos daremos cuenta de que lo que no se trata es de un “libro de ciencias” aburrido, es justo lo más opuesto a ello que he encontrado en mucho tiempo, y sospecho que se lo acabaré regalando a alguno de mis sobrinos más pronto que tarde. Lo digo a menudo, es increíble lo bien que los más pequeños llegan a entender conceptos tan aparentemente complejos como la dispersión de la luz, como se transmite el calor, o por qué unas cosas son de unos colores y otras son transparentes. Eso sí, hay que explicar las cosas con los ejemplos adecuados, con el apoyo visual necesario y sobre todo, con actividades y experimentos como los que nos plantean en este magnífico libro de buena ciencia, de la que ayuda a expandir la creatividad y a entender el universo.

A veces pasa que algunos de los libros sobre los que hablo tienen una curiosa e interesante relación entre ellos. Es el caso de La semilla perfecta (Iñigo Montoya, Ed. Pastel de luna), y de La promesa (Nicola Davies, Ed. Mil razones).

Dos historias muy distintas, pero con las semillas y como pueden ayudarnos a cambiar el mundo como punto central. Ambas a su manera son un canto de amor a la propia naturaleza, a la que vemos lo íntimamente enlazados que estamos a través de sus páginas.

La semilla perfectaLa semilla perfecta, con la ayuda de los deliciosos “collages” de Marina Eiro, nos explica de una manera muy eficaz como se dispersan y germinan las semillas y su importancia vital para nuestra propia existencia. Y lo hace contándonos una fantástica historia de unos niños, como niña hormiga, niño gusano o niña fresa (os van a caer bien enseguida, ya lo veréis), que viven en un árbol que está a punto de morir. Por fortuna, cada uno de ellos tiene una semilla de ese mismo árbol, y nos irán contando sus planes para conseguir que éstas germinen y vuelvan a poder cobijarse en un nuevo hogar.

La promesaY por último y bellísimamente ilustrado por Laura Carlin, La promesa, nos lleva a un entorno urbano, frío, duro y gris, donde una joven ladrona le arrebata una bolsa de semillas a un anciana, que le obliga a prometer que las sembrará todas. Una maravillosa transformación ocurrirá en la joven a medida que gracias a esas semillas empieza a reconectar con la naturaleza, y de paso con su auténtico ser, que le había sido negado por las duras circunstancias en las que vive.

Que los disfrutéis, valen mucho la pena y tienen los tres más de una lectura.

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: libros juveniles, libros de ciencia, ciencia

Alberto Guaita Tello

Crecí rodeado de cuentos clásicos y leyendas locales en Camerún. Vivo con mi esposa en los mágicos valles de Cantabria. Pronto publicaré “Cuentos de la Zamina” y “El Corazón de la Montaña”.

Comentar post