Blog by Boolino

Mucho más que cuentos infantiles

Boolino es más que una web de cuentos infantiles y novela juvenil. Encuentra en nuestro blog consejos de lectura.

Planeta Navidad

La hora del cuento  · 

Planeta Navidad

Por José María de Arquer

Mañana, cuando despiertes, es posible que alguien haya colgado bolitas de colores en todas las ramas y puede que tu calcetín esté lleno de regalos.

Imagina que viajas en una nave espacial por el universo.

Imagina que vuelas en ella desde hace mucho tiempo y todo a tu alrededor está oscuro. Porque el espacio exterior es así, muy oscuro.

Aunque de vez en cuando has visto una estrella fugaz y también algunos planetas. Cada vez que pasas cerca de uno lo miras desde tu ventana, una gran ventana sobre el tablero de mandos de tu nave. Has visto cientos de ellos y de todos los colores: marrones, amarillos, verdes, rojos, azules, algunos pequeños y otros enormes; aunque ninguno tan bonito como el tuyo, eso es verdad, porque la Tierra es el mejor.

Pero tú viajas deprisa, tanto como tu imaginación te permite, ¡que es mucho muchísimo! Estás buscando algo especial. Sabes que no está lejos y sigues avanzando. El tiempo no se detiene.

Llevas un calcetín de colores en la mano. Es un calcetín grande, grande, que has elegido cuidadosamente para colgarlo en el sitio más adecuado.

Imagina que sigues adelante y no dejas de observar: al frente, a la izquierda y a la derecha.

¿Te lo imaginas? Cierra los ojos, has de sentir ese viaje.

Manejas la nave y continúas avanzando. ¡Es Navidad y el tiempo se te echa encima! Llevas demasiado tiempo esperando. Miras tu calcetín de colores y sonríes, sabes que estás a punto de alcanzar tu objetivo. Además, dentro de tu bolsillo guardas una preciosa estrella que tiene la cola muy larga: es la única estrella del universo que has conseguido coger con tus manos desde la ventana de tu nave.

Y entonces distingues un puntito en el centro de la oscuridad. Mantén tus ojos cerrados, ¡imagínatelo!

Conforme vas acercándote, el puntito se hace más y más grande. Resulta ser un planeta pequeño, tan pequeño que no cabrían demasiadas cosas sobre él.

Tu nave va directamente a ese planeta y es ahora, cuando estás encima, que lo ves. Tu cara es el vivo reflejo de tu felicidad. ¡Sabías que eso tenía que llegar!

Sales al exterior y el aire es perfectamente respirable, su olor te recuerda al de tu casa cuando estás con tu familia.

Hay un solo arbolito en la superficie, un pequeño arbolito verde y precioso que aguardaba tu llegada. De entre todos los seres de este universo, es a ti a quien esperaba.

Y caminas hacia él, tembloroso, sujetando el calcetín de colores en una mano y la brillante estrellita en la otra.

Primero colocas la estrellita en la parte más alta del arbolito. Después, cuelgas el calcetín de una de sus ramitas.

Entonces das dos pasos atrás y lo miras.

Eres feliz. ¡Es tu árbol de Navidad!

Sigue con los ojos cerrados.

Ahora descansas tumbado entre tu nave espacial y el arbolito. Llevabas demasiado tiempo esperando este momento y toca dormir un rato. Tienes la bonita sensación de que tu madre te arropa y te da un beso de buenas noches.

Porque mañana, cuando despiertes, es posible que alguien haya colgado bolitas de colores en todas las ramas y puede que tu calcetín esté lleno de regalos. Y, aunque el mayor de ellos sigue siendo el abrazo de tu familia en Navidad, también es cierto que encontrar regalitos en ese calcetín es muy chulo, ¿a que sí?

Dibujo de Marían Seguí, Planeta Navidad. 

Texto: José María de Arquer, autor de la novela juvenil CUSTODIOS y de la colección de cuentos infantiles POL AVENTURER.

@JmdeArquer

 

También te puede interesar:

Palabras clave de este post: cuento infantil, cuento para niños, cuento de Navidad

José María de Arquer  ·  @JmdeArquer

Autor de la novela juvenil CUSTODIOS y de la colección de cuentos infantiles POL AVENTURER. Colabora habitualmente en la página de fomento de lectura infantil y juvenil Boolino, con la aportación de cuentos breves. Como profesión, realiza trabajos de investigación técnica en el mercado asegurador y es también colaborador de algunos proyectos sociales de desarrollo de los más jóvenes.

Comentar post